spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Gobierno, mercado y sociedad civil

El Estado moderno se construye en la acción corresponsable y concertada del gobierno, el mercado y la sociedad civil. Cada uno de estos actores tiene su papel en la edificación de la comunidad y ninguno puede sustituir al otro. Su acción es complementaria y los tres deben trabajar de manera conjunta en la construcción del espacio público, que es el de todos.

Darse gobernanza es una tarea central de toda sociedad. El Diccionario de la Lengua Española la define como: “Arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el gobierno, la sociedad civil y el mercado de la economí­a”.

A la construcción del desarrollo económico y social estamos llamados todos, cada quien desde su propio espacio. Es una responsabilidad compartida del gobierno, el mercado y la sociedad, en el marco de una relación equilibrada. Cada uno está invitado a hacer lo que le corresponde sin tratar de invadir los otros campos.

Hay evidencia sólida que demuestra existe una relación directa entre el grado de desarrollo de un paí­s y el nivel de participación de la sociedad civil. En México hay mucho por hacer en el espacio de encuentro, para que juntos, gobierno y sociedad civil, construyan el desarrollo del paí­s.

Las organizaciones de la sociedad civil han estado siempre presentes en el devenir de nuestra historia. En algunos momentos ha estado a la altura, pero en otros no ha sabido responder a los retos que le plantea la realidad.

Ahora en México existen poco más de 40,000 organizaciones de la sociedad civil sin fines de lucro y de ellas 30,000 trabajan a favor de terceros. Su número ha crecido de manera significativa en los últimos años, pero sigue siendo reducido en comparación con otros paí­ses. La dimensión de este sector no está acorde con un paí­s de 120 millones de habitantes, que es la 14 economí­a del mundo.

El gobierno no es el único responsable de la construcción de la comunidad. Sin duda que tiene un papel fundamental, pero también el mercado y la sociedad civil organizada. Las tres órdenes de gobierno deben multiplicar el trabajo concertado y conjunto con la sociedad civil.

Son muchas las áreas donde sociedad y gobierno deben ir de la mano, para hacer frente a los problemas sociales del municipio, del estado y la federación. La ciudadaní­a demanda que exista una mayor colaboración entre el gobierno y la sociedad civil. Los dos deben encontrar nuevas maneras, para trabajar juntos. Los retos son muchos.

En la medida que lo logren, cada quien debe poner de su parte, su acción se verá reflejada en niveles más altos de desarrollo del paí­s. Para eso es necesario un trabajo intenso, de parte de la sociedad civil, para que sus organizaciones se multipliquen, para poder responder a los retos que, en estos tiempos, le plantea el paí­s.

Y de parte del gobierno apoyar al sector. La mayor parte de los polí­ticos y los funcionarios públicos no acaban de entender la importancia que tiene la sociedad civil en la construcción de lo público y tampoco entienden, como sí­ sucede en las sociedades más desarrolladas y democráticas, que la mayor parte de los recursos de estas organizaciones deben venir de los fondos públicos.

__
Twitter: @RubenAguilar
Rubén Aguilar Valenzuela
Rubén Aguilar Valenzuela
Columnista y analista de ContraPunto. Doctor en Ciencias Sociales, con una Licenciatura y Maestría en Sociología y Estudios de Desarrollo Institucional; exfuncionario del gobierno mexicano.

Últimas entradas