spot_img
spot_img
lunes, 17 de mayo del 2021

FGR libera nueva orden de captura contra Mauricio Funes por tregua entre pandillas

Esta sería su quinta orden de captura. Las cuatro anteriores están relacionadas con peculado, lavado de dinero, agrupaciones ilícitas y cohecho activo (en caso El Chaparral).

spot_imgspot_img

El fiscal de la República, Raúl Melara, aseguró que liberará una nueva orden de captura en contra del expresidente de la República, Mauricio Funes, por los delitos de Agrupaciones ilícitas e Incumplimiento de deberes, en el contexto de la denominada tregua entre pandillas.

Esta sería su quinta orden de captura. Las cuatro anteriores están relacionadas con peculado, lavado de dinero, agrupaciones ilícitas y cohecho activo (en caso El Chaparral).

“El expresidente Funes suma, este día, una nueva orden de captura en su contra por los delitos de Agrupaciones ilícitas e Incumplimiento de deberes, en el contexto de la denominada #TreguaConPandillas. Se librará la nueva orden a la PNC e Interpol”, informó Melara en su cuenta de Twitter.

Funes es señalado de haber ordenado, la negociación de la reducción de los homicidios con las pandillas a cambio de beneficios económicos y carcelarios, según Noé, el principal testigo de la Fiscalía.

En el mismo caso es procesado el exministro de Defensa, David Munguía Payés, para quien la referida jueza le otorgó arresto domiciliar y $10,000 como garantía para otorgarle el encierro en su casa.

“Todo lo anterior lleva a concluir, que las actividades que realizaron y permitieron ambos funcionarios a partir de los rangos que ostentaban, y el poder del cual disponían a partir de su cargos como Presidente de la República de El Salvador y de Ministro de Justicia y Seguridad, definitivamente favorecieron la permanencia de dichas estructuras criminales proscritas por Ley, es más, las fortalecieron y las llevaron a realizar cambios orgánicos en sus estructuras de liderazgo a partir de su reconocimientos de núcleos de poder”, según el requerimiento fiscal.

La acusación fiscal señala que “ninguno de los imputados, contrario a la obligación constitucional y legal que tenían, actuaron para evitar o en todo caso detener cuando se fueron concretizando, una serie de acciones que sistematizadas que quebrantaron el correcto funcionamiento de la administración penitenciaria y en materia de seguridad pública, a partir de la situación de riesgo que se había fomentado a partir del proceso ilegal que diseñaron y fomentaron”.

Entre otros procesos abiertos están: Caso Saqueo Público en el que fueron desviados $351 millones, delito de Enriquecimiento Ilícito, caso de Revelación del Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) por donativo Taiwán, delito de revelación de hechos, actuaciones o documentos secretos por empleado oficial en perjuicio de la administración pública y caso sobornos al exfiscal Luis Martínez, delitos de Cohecho Activo y Cohecho Propio (soborno)

Proceso abierto contra  Funes

Anteriormente, la Fiscalía General de la República presentó una acusación formal ante el Juzgado Noveno de Instrucción de San Salvador, por el caso conocido como “El Chaparral”, en el que se procesa al expresidente Mauricio Funes Cartagena y a 5 involucrados más por hechos de corrupción.

En esta etapa, figuran como imputados Carlos Mauricio Funes Cartagena, José Leopoldo Samour Gómez, José Miguel Antonio Menéndez Avelar, Mario Pieragostini Maiocchi, José Efraín Quinteros y Ada Mitchell Guzmán Sigüenza.

Los delitos que se les atribuyen son: Peculado, Cohecho activo, Lavado de dinero y de activos y Agrupaciones ilícitas.

Conforme a los plazos establecidos por ley, la Jueza del caso determinó que la etapa de instrucción ha finalizado.

La etapa de instrucción está prorrogada, para los peritos, hasta el 7 de diciembre del 2020.

De acuerdo al reporte de la FGR, el 26 de septiembre de 2008, se suscribió entre CEL y la empresa constructora italiana ASTALDI, el contrato número CEL-4143-S, con la finalidad de ejecutar la construcción de la presa Hidroeléctrica El Chaparral, cuyo costo fue fijado en la cantidad de US$219,900,509.90.

La empresa constructora ASTALDI incumplió el contrato al cometer atrasos significativos en la obra desde sus inicios, hasta llegar a la suspensión unilateral de los trabajos.

Esto constituía motivo suficiente para que CEL caducara el contrato, les impusiera multas e hiciera efectivas las fianzas contractuales.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias