miércoles, 29 mayo 2024

Ernesto Panamá, diplomático y escritor salvadoreño, fallece

¡Sigue nuestras redes sociales!

Ernesto Panamá, diplomático y escritor salvadoreño, ha fallecido. Ejerció su carrera diplomática en Taiwan y Paraguay. Ha legado a El Salvador importantes libros sobre la Guerra Civil, reflexiones sobre al adopción del Bitcoin y pensamiento político.

Por Alessia Genoves


Ernesto Panamá, el diplomático y escritor salvadoreño, nos ha acompañado hasta el fin de su vida. Sus familiares, amigos y personas allegadas han confirmado su deceso, luego de aportar de su vida y carrera profesional a la historia civil y política de El Salvador. Columnista de Diario ContraPunto, y productor de varios ejemplares, nos comparte de su legado el ejemplar “Los Guerreros de La Libertad”, un escrito de 350 páginas de historia bélica, en el que concluye con su frase “fuimos engañados para que un grupo de personas se lucrara de la miseria de todo nuestro pueblo”.

Hacemos llegar desde nuestro medio las condolencias y el dolor unánime a su familia querida, así como a sus amigos y compañeros de generación. Hombre jovial y prolífico, polémico; Dios bendiga y abrace el alma de nuestro hermano”, comparte el periodista y director de ContraPunto, Juan José Dalton. El escritor legó a éste periódico unas 250 columnas, que ofrecen una retrospectiva de la historia cívico militar; el escenario de transición al intento de consolidación de la democracia, y fervientes críticas a los hechos sociales que estancarían al país durante las dos décadas y medio que acontecieron al cierre de la Guerra Civil.

Ernesto Panamá, en la memoria de El Salvador

Ernesto Panamá ha sido un salvadoreño comprometido con la historia de su país. En su juventud, consiguió graduarse de la carrera en Mercadotecnia de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA); y estudió, posteriormente, la especialización de Guerra Política, en el Colegio de Fu Hsing Kang, de la Universidad Nacional de Defensa de la República de China, Taiwan. En los años posteriores, el escritor haría serias críticas sobre la consolidación histórica del país, tal y como se observa en una de sus últimas columnas titulada “creando conflictos”, donde señala a la ocupación militar de la aristocracia de Chiang Kai-Sek como un “régimen dictatorial”.

El Salvador, por otra parte, ha sido el escenario principal de su literatura. Ernesto Panamá vivió en el país en períodos intermitentes de la Guerra Civil (1980-1992). Su círculo social se ampliaba al escenario de la incidencia política de oposición a los regímenes militares que habían gobernado el país, en aquellas décadas. Su carrera política se surtía de actores connotados como el Mayor Roberto d’Aubuisson Arrieta y Max Brannon, junto con quienes fundarían el partido Alianza Republicano Nacionalista (ARENA), en el año 1991. En aquel tiempo se cimentaron los estatutos para la defensa de un “sistema de gobierno democrático, republicano y representativo; y sistema de economía social de mercado y nacionalismo”.

Pero las expectativas de Ernesto Panamá, como las de Brannon y otros correligionarios fueron sucesivamente controvertidas. Según lo expresó el escrito al periodista Juan José Dalton, en la entrevista titulada “Ernesto Panamá. De la grandeza al destrozo el partido ARENA”, la participación de aquel partido que habría marcado un “boom” tras la victoria electoral del ex-presidente Félix Alfredo Cristiani, fue disolviéndose con el paso del tiempo. “Estábamos perdiendo alcaldías”, así lo expresó en la entrevista, indicando que el vaticinio se había hecho patente en su segunda edición de su libro Guerreros de la Libertad.

Los señores, entonces, de la oligarquía se apoderan de ARENA. ARENA pasa a ser, nuevamente, el viejo PCN (Partido de Concertación Nacional). Y el pueblo, ¡vale riata!. Pasa a como en los años de los militares. Entonces, si tú no tienes contacto con el pueblo, si no le das participación al pueblo, pierdes su voto. Y eso era, sencillamente, lo que desde el 2009 yo anuncio que ARENA iba a perderse. Y está escrito en la segunda edición de mi libro”, expresó Ernesto, en la entrevista del año 2021.

Crítico y literato político

Ernesto Panamá no omite, en su extensa literatura, aquellos escenarios de controversia en la historia política salvadoreña, que sopesaron tanto en el pensamiento político de la derecha como de la izquierda. Aquellos fueron hechos contradictorios a la filosofía que pregonaban instituciones política como ARENA y el FMLN. En medio de la confrontación bélica entre agrupaciones populares de izquierda y de las Juntas de Gobierno militares, correligionarios de ARENA, como el propio escritor, fueron observadores y perseguidos políticos, con intermitente exilio.

Los Guerreros de La Libertad también narra los detalles, en su segunda edición, sobre cómo tuvieron lugar aquellas aquellas controversias que salpican de sangre al profesor, y entonces dirigente del FMLN, Salvador Sánchez Cerén. Se narran, pues, aquellas purgas dirigidas por el profesor, para “asesinar a 1,500 personas del Frente”, en sus propias palabras. Pero tampoco omite sus cuestionamientos al propio Roberto d’Aubuisson, en la retrospectiva del análisis histórico.

En nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡Cese la represión…!”, fue el llamado que Monseñor Oscar Arnulfo Romero Galdamez hizo a los grupos militares, de entre los que se enumeraba d’Aubuisson. Reportes policiales reconstruyeron el Informe de la Comisión de la Verdad, de la Organización de las Naciones Unidas (Onu), en los que se señalaba su participación en el hecho de sangre.

Una vez informado Ernesto Panamá de aquel incidente, expresa:

“Conociendo a Roberto, contesté al general, que se había llegado el momento de desprestigiarlo, pues políticamente estaban siendo derrotados y para ello se había decidido sacrificar a Monseñor, y convertirlo en mártir.

Ahora si te tomas la molestia de ponerte en el lugar de uno de los miembros de la dirigencia revolucionaria y sabes lo siguiente: que están obligados a acabar con el mayor; y escuchaste a Monseñor el domingo.

No crees que hubieses votado a favor, de que no existía mejor oportunidad para el éxito de tus planes que con su asesinato se acallaba una voz crítica poderosa y culpando de su muerte al mayor y desprestigiabas a quien en pocos meses se había hecho con la victoria política al retomar las calles de la capital, habiendo destruido una década de trabajo y propaganda terrorista”.

Al día de hoy, el escritor comparte una serie de recursos bibliográficos al público. Su legado es abierto a lo ensayos, cuentos populares, ensayos y críticas diversas. En su sitio oficial, es posible adquirir varios de sus libros de forma gratuita, como el de “Aventura en el Valle del Encanto”, “La historia que no Viviste”, la “Revolución Ciudadana”, el “Dinero BTC”; el de “No hay mal que Dure Cien Años”, “El Poder Mundial” y “Lo que la Prensa Oculta”. Sus ejemplares también pueden ser comprados, en su versión impresa, en la tienda virtual de Amazon.

.

.

https://www.contrapunto.com.sv/author/epanama/page/17/?swcfpc=1

.

.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto. Especialista en temas sociales, económicos y de género. Editora de cultura.
spot_img

Últimas noticias