spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

El “Spoiler alert” electoral El Salvador 2018

En polí­tica electoral no siempre la unión de los mismos elementos da el mismo resultado. Ya hay experiencias en el mundo que pueden refutar esa ecuación electoral. Sólo que, dadas las condiciones que comienzan a configurarse para el escenario electoral 2018 en nuestro paí­s, parece que se repiten las condiciones de 2012 y, a mi modo de ver, puede ser un auténtico spoiler alert sobre lo que nos puede esperar en este rally electoral 2018-2019 y en especial para la alcaldí­a de San Salvador. Veamos estas condiciones:

Para el año 2012, en San Salvador, gobernaba un alcalde muy fuerte electoralmente. Norman Quijano quien gracias a una fuerte inversión publicitaria y con algunas acciones municipales logró convertirse en un alcalde capitalino con unos números en las encuestas que le aseguraban una reelección casi sin inconvenientes. Hay que recordar que para ese tiempo, Quijano contaba con un apoyo muy fuerte de los grupos dominantes en ARENA (económicos y comunicacionales) y que lo consideraban un candidato para recuperar El Salvador en las elecciones presidenciales 2014 (que el tiempo se encargó de demostrar). La elección de un candidato que pudiera competir contra Quijano estaba cuesta arriba para el FMLN, un FMLN que aún no habí­a digerido el haber perdido uno de sus más importantes feudos electorales que gobernó por 12 años y para ese momento sonaban como posibles candidatos Gerson Martí­nez, Hugo Martí­nez e incluso Vanda Pignato. Sin embargo, ninguno de ellos parecí­a interesado en dejar sus puestos en el Ejecutivo (quien no estaba interesado en incidir en esa elección) para ir a una aventura con muchas cartas en contra. Resultado: uno a uno fueron rechazando esa posibilidad dejando a la dirigencia del FMLN la decisión de colocar a alguien que estuviese comprometido a asumir una derrota muy sonada, Schafick Handal Hijo. Para ahorrarme lí­neas, todos sabemos cómo terminó. Una derrota del FMLN muy dolorosa, ARENA, gracias a éste impulso consiguió obtener más diputados y consolidó los apoyos entorno a Quijano como candidato presidencial.

Hoy parece que la situación, en algunos puntos, es muy parecida. El actual alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, ha conseguido importantes niveles de popularidad que incluso van más allá de los simpatizantes del FMLN; Bukele ha demostrado una gran capacidad para oler los temas de la agenda nacional y una extraordinaria cintura polí­tica para posicionarse en las redes sociales que le han permitido cometer muy pocos errores que lo hacen, a dí­a de hoy, un candidato casi imbatible en la lucha por la comuna capitalina. Arena, por su parte, ha tenido que ver, a lo largo de este año, como se han ido auto excluyendo uno a uno sus mejores cartas para esta contienda. El amague de Bukele en no participar en una posible reelección hizo que algunas figuras del partido ARENA, Ana Vilma de Escobar, Margarita Escobar e incluso el ex alcalde Norman Quijano se entusiasmaran a considerar esta opción. Les duro muy poco el entusiasmo. La primera en desentenderse fue Ana Vilma y ésta semana tanto Margarita como Norman han preferido continuar en sus cómodos curules (seguro médico y viajes incluidos). Nuevamente, Arena se queda sin sus mejores cartas y tal parece que podrí­a usar el mismo comodí­n que usó el FMLN en 2012, proponer a un peón a sufrir una derrota estrepitosa: Ernesto Muyshontd. No cabe duda que si esto se confirma, serí­a en primer lugar, un gran gesto de disciplina partidaria de Muyshontd en ir a una humillación segura y dos, poner fin a una carrera polí­tica que tampoco ha sido muy exitosa que digamos.

Todo parece indicar que si Nayib Bukele consigue una victoria aplastante sobre Arena en 2018, pondrá mucho en que pensar tanto a la dirigencia arenera como, irónicamente, a la dirigencia del partido oficial.

En todo caso, el panorama sobre la contienda electoral en San Salvador estará menos nublado a finales de julio de este año y veremos si, nuevamente, ésta elección esconde algo más que al candidato de una alcaldí­a o a un candidato presidencial.

Avatar
Jeser Candray
Colaborador

Últimas entradas