jueves, 23 mayo 2024

El pollito Fidelito

¡Sigue nuestras redes sociales!

En esos días nos regalaron un pollito teñido de rojo y nosotros -que teníamos influencias exóticas- lo bautizamos como Fidelito

Mi padre amó a Cuba con todo; con sus pasiones, sus amores y desamores; con sus humores y negros humores y casi nunca malos humores.
Resulta que después de su primer viaje a Cuba nos trajo, al regresar, de regalos a Roquito y a mi, pantalones, camisas y cachuchas de milicianos, con todo y sus insignias del "26 de julio", de un lado y del otro, banderas de Cuba.
Por esos días Cuba fue expulsada de la OEA y se le declaró por Washington, enemiga… Nunca la Revolución Cubana y EE.UU se reconciliaron… Pero el caso es de sobra conocido.
La cuestión es que nuestras tías y abuelas le quitaron a nuestros trajes las insignias porque ya a mi padre lo perseguían por haber ido a Cuba. Estuvo preso, desaparecido y exiliado.
Declaro solemnemente que lo que Roquito y yo hicimos, nada tiene que ver con nuestro poeta… jajajajaja
En esos días nos regalaron un pollito teñido de rojo y nosotros -que teníamos influencias exóticas- lo bautizamos como Fidelito.
Y jugábamos con él y los zapateros del taller de mi bisabuelo papá Yeye, hasta unas sandalias le hicieron a Fidelito.
Todos lo querían (de hecho en esa Zapateria Morales, de Sonsonate, algunos de los trabajadores eran simpatizantes del Partido Comunista).
El caso es que Fidelito se hizo gallo y como se hizo gallo ya no quería jugar con Roquito y conmigo ni con Jorge, ya un poco crecido en esos días. Entonces como todo gallo se hizo bravo y nos perseguía y nos quería picar…
Pero teníamos dos tías bisabuelas: Tíolin (Tía Olimpia) y la Tía Elenita (ambas hermanas de tío Chalo y de Papá Yeye). Ellas dos nos consentían tanto que cuando llegaba mi mamá le daban quejas: "Aí (diminutivo de Aída), estos niños se portaron mal y les tuvimos que dar dos toallazos y dos mantazos…" jajajaja
Pero el caso es que Tíolin y la tía Elenita cuando vieron que aquel gallo nos perseguía y nos picaba, poco les importó la política ni la ideología ni el romanticismo ni nada… Agarraron al gallo, le retorcieron el pescuezo y a la hora de almuerzo comimos Gallo en Chicha elaborado con todos los ingredientes de la Angelita Chue, nuestra bisabuela cocinera de la casona de los Morales de Sonsonate

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Jorge Dalton
Jorge Dalton
Cineasta cubano-salvadoreño. Director de cine y documentalista. Reside en El Salvador y es colaborador de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias