spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

El poder del consumidor – usuario – ciudadano (tercera parte)

Lamentablemente la batalla cultural la ha dominado el conservadurismo y con ello ha impregnado al consumidor-usuario ciudadana de egoísmo, avaricia, corrupción e injusticia

spot_img

También toy dominado

Pero a pesar de eso

no me he conformado

Puesto que me paro y lo intento

Portavoz1

Hacia una masiva asociación autónoma de ciudadanos usuarios-consumidores

Veíamos antes en ¿Qúe se ha dicho y hecho de anticapitalismo en El Salvador? que hay alternativas planteadas: una economía solidaria en manos de la gente. En la parte I de esta serie veíamos la guerra en la que estamos. La segunda parte algunas alternativas, el problema del aparato de Estado estéril  y el sentido urgente de acción que requiere nuestro país. Ante la violencia de la elite ladrona, la partidocracia corrupta y la burocracia estéril, reacción violenta de reconstrucción nacional.

¿Es tan difícil creer que las grandes empresas importantes para el país estén en manos del pueblo? ¿Una AFP del pueblo si no nos dejan hacer un INPEP de nuevo como lo planteara Salvador Arias2? ¿Banca del pueblo, aunque ya las cajas de crédito manejan más del 20% del sistema financiero? ¿Un sistema de abastecimiento y regulación de la gente?, ¿una importadora y comercializadora popular?¿Tan difícil creer que el que tiene más que pague más? ¿Es tan difícil educarnos el consumo para no morir en un compra de importados estéril?

El problema acá es el agente dinamizador que nos permita empezar. Pero aprendamos de nuestro enemigo: la elite salvadoreña está organizada, la ANEP, FUSADES, que fue hecha por el gobierno de Estados Unidos3, es decir que cualquier estrategia de organización tiene que tener el apoyo de la diáspora para nuestro caso.

La ANEP aglutinó pequeñas organizaciones, lo mismo tendría que plantearse en nuestro caso, no son personas naturales los actores pero personas jurídicas: cooperativas, migrantes organizados, cajas de crédito, excombatientes guerrilleros y del ejercito, organizaciones de consumo, etc. Lamentablemente, por problemas de corrupción de muchas de estas instituciones y por pactos que puedan tener con la partidocracia y otros grupos de poder, hay que establecer premisas para tomas acuerdos y acciones, que no afecten la lucha por el interés colectivo, aunque los actores individuales sean corruptos o tengan agenda propia, como la ANEP lo logra.

Superan su poder político principalmente a través de la membresía en ANEP

La organización paraguas que coordina las actividades de más de dos docenas de asociaciones del sector privado que representan varios segmentos económicos, incluida la mayoría de los medios de comunicación. CIA4

Además de los gremios comerciales locales, la membresía de ANEP incluye 153 grandes corporaciones transnacionales como 3M, Kimberly Clark, Microsoft, Nestlé, British American Tobacco, Sherwin Williams, Texaco y muchas otras. (Ver La Nación en la Era Global: Conflicto y Transformación, por Jerry Harris, Brill 2009)5

Primero, tener el cuidado como lo hizo la ANEP de que sus delegados sean representantes fieles de los intereses, en este caso del pueblo y teniendo claro que el enemigo son los empresarios ricos, la partidocracia y la burocracia estéril, son los que están del otro lado en el frente de guerra o mercado.

Bases organizativas para una organización de organizaciones en función de consumidores-usuarios ciudadanos:

a) Horizontalidad, democracia y periodicidad del uso de poder en la organización

b) Solo auto gestión, sin parasitar a organismos internacionales que terminan imponiendo su agenda o generando dependencias salariales de actores locales.

c) Siempre el interés popular

d) Transparencia en la toma de decisiones

e) Educación, investigación e incubación permanente, así como la ANEP tiene su FUSADES, el pueblo necesita su centro que fortalezca la organización del pueblo, genere sus propias empresas y genere propuestas ante el Estado

f) Batalla frontal de recuperación del aparato burocrático institucional nacional, proponiendo al pueblo para que empuje propuestas de transformación del aparato de Estado y ocupando todo espacio público de participación: INJUVE, Casas de la Cultura, Cabildos, comisión reguladora del transporte terrestre, Consejo Nacional del Salario Mínimo, Oficinas de denuncias de gobierno, ADESCOS, etc.)

g) Así como los ricos reclaman que todos paguemos impuestos regresivos, batallar porque los impuestos sean progresivos

h) Generar base de datos para la batalla en el mercado: dándole la información a la gente para que sepa que productos no consumir, que boicotear y orientación para el consumo responsable.

Se precisa de un germen

Lamentablemente la batalla cultural la ha dominado el conservadurismo y con ello ha impregnado al consumidor-usuario ciudadana de egoísmo, avaricia, corrupción e injusticia.

Si bien hay una batalla cultural-educativa que tiene que trabajar los antivalores de esa mala educación recibida, el germen en lo económico requiere de las instituciones que el consumidor-usuario ciudadano ya ha creado, pero buscando garantizar su control ético con reglas claras, sobre todo para que no ocurra la alienación al que fue sometido el fmln al entrar en el juego electoral sin condicionamientos del pueblo a todos los funcionarios públicos y burócratas.

Los liberales como la mayoría de la “izquierda” le temen también al poder del pueblo. Ya paso antes y ya traicionó antes, por ello las reglas claras, ejercicios de polo a tierra, raíces perennes en el pueblo y la colectivización del poder es fundamental. Nadie puede acumular fuerza de manera individual, solo la organización y el sujeto como consumidor ante el mercado. Las sanciones a prácticas negativas u opuestas a los principios deberían de ser muy fuertes.

Toda persona debería de tener como satisfacción el logro de una posición ventajosa en el mercado ante el funcionario, el empleado público, el empresario, el importador, el coyote. Debe de tener como satisfacción que su calidad de vida mejora de manera colectiva con los demás.

La relación con los partidos debería de ser igualmente en el mercado, pueden facilitar la transición en su posición de ofertantes de servicios públicos o pueden enfrentarnos. No hay posibilidades de alianzas pues están al otro lado del mercado o frente de guerra.

Que puede hacer esta fuerza de ciudadanos usuarios-consumidores

De las cosas sencillas a las más difíciles, acumulando experiencia y marcando cada vez más el ritmo de cambio, enfocados en los problemas reales de la gente.

La primera fase es la consolidación organizativa, con procesos de aproximación a estas organizaciones claves, para determinar el proceso de trabajo conjunto.

El proceso requiere de un nivel organizativo lo más amplio posible pero teniendo como sujeto de acción directa al consumidor-usuario ciudadana. Es como otro nivel de acción global y local, en donde el individuo es la localidad. Con esta modalidad, la organización se despoja de liderazgos. Las tomas de decisiones sobre que boicotear, por ejemplo, se toman sobre la base del interés colectivo y la acción dependerá de la acción individual, ya sea boicot, redes sociales, no compra, divulgaciones, acciones de colectivos concretos, etc.

Esta organización deberá ser construida sobre la base de contribuciones por asociado, con eso se garantiza la independencia y se obtiene el sentido de pertenencia de la organización por parte de cada organizado. Asumiendo los principios antes delineados.

El segundo paso es la consolidación de bases informativas sobre temas claves en función de los individuos ciudadanos usuarios-consumidores. Páginas web y aplicaciones en función de usuarios-consumidores que de manera clara establezca los temas, por ejemplo, sobre el tema del transporte público, que pasa, quienes son los actores, que diputados y funcionarios públicos son de los dueños de buses, posibles alternativas, bases legales, incumplimientos legales, etc, los hechos sobre cada temática, esto puede ser para Pensiones, Remesas, Banca, Importaciones, Coyotaje, ISSS, Transporte Público, medio ambiente, empresas corruptas, etc.

Información que forme criterio en el ciudadano, que le permita tener una visión clara de los temas y tener claro cuál es el enemigo a vencer, así como fundamento para sus acciones de cambio.

Tercer paso es la generación de espacios de discusión para la construcción de propuestas y estrategias de implementación desde la ciudadanía. Como replicando los tanques de pensamiento, buscar ir abordando temas, de los menos complicados a los más complejos, llevando paralelamente temas claves como el de los impuestos progresivos.

Esta suerte de tanque de pensamiento tiene que darle cabida a la reflexión en torno a una economía frugal, alternativa al desarrollismo que han planteado las élites de este país desde su origen y el debate tiene que ser abierto y democrático, pero evitando a los adversarios que tratarán de infiltrarse. Los planteamientos de Aquiles Montoya 6, Francisco Jovel 7 y Julia Evelyn Martínez pueden ser la base de esa reflexión a largo plazo.

Acumular y resistir como cuarta fase. Poner en práctica los consumos controlados, los boicots, las empresas necesarias para contrarrestar las fuerzas dominantes. De nuevo, el trabajo de hormiga se vuelve clave acá, convencer uno a uno de sumarse a la dignificación de este país.

La acumulación de esta fuerza llevará a la necesidad de construir un nuevo tipo de partidos políticos que representen los intereses del pueblo, con garantías de que los agentes no se venderán o corromperán como tanto hemos visto en la historia de este país.

¿Es tan difícil creer que el pueblo puede tener sus empresas para el bien común?

Acá el llamado a las organizaciones estudiantiles, organizaciones de migrantes, CONFRAS, FEDECACES, Sindicatos, Asociaciones de migrantes, Asociaciones de lisiados, de excombatientes, de maestros, asociaciones de vecinos y otras organizaciones interesadas a dar los primeros pasos, a iniciar esfuerzos de aproximación aceptando su propia idiosincrasia y limitaciones para priorizar el interés popular de manera colectiva. Si nuestra generación no construye ese puente de conocimiento y acumulación como siempre lo hacen los ricos, las nuevas generaciones no tendrán muchas posibilidades.

Duro, pero hay que aprender de los ricos y organizarnos para defender nuestros intereses como ciudadanos usuarios-consumidores.

1 Portavoz, Escribo Rap con R de Revolución. hip hop de Chile, 2012. Ver: https://www.youtube.com/watch?v=HX4U6Umv99g

2 Salvador Arias, Propuesta una pensión para todos, ADESES, 2014

3 Fusades fue creada por USAID, con apoyos de hasta 100 millones de dólares. Ver: JOURNAL ARTICLE, Angelika Rettberg, The Private Sector and Peace in El Salvador, Guatemala, and Colombia. Journal of Latin American Studies. Vol. 39, No. 3 (Aug., 2007), pp. 463-494 (32 pages) Page 469.

4 La CIA catalogó a la ANEP como extrema derecha. CIA, El Salvador, significal political actors and their interactions.  https://www.cia.gov/library/readingroom/docs/CIA-RDP04T00367R000100090001-3.pdf

5 Ver: https://voiceselsalvador.wordpress.com/2012/08/29/anep-national-association-of-private-enterprise-taking-on-presient-funes-again/

6 Aquiles Montoya, La Nueva Economí­a Popular, una aproximación teórica, UCA editores, 1993

7 Francisco Jovel, Para una nueva visión socialista, publicado con el apoyo de la Friedrich Ebert, 1999

spot_img

También te puede interesar

Camilo Melara
Analista local
spot_img

Últimas noticias