- Publicidad -spot_img
spot_img
spot_img

El ayer 1917, difiere del ahora 2022

¡Sigue nuestras redes sociales!

"El capitalismo nos empobrece al expandirse la OTAN, al imponer el uso del dólar, al apoderarse de oro y dinero ajeno, al expropiar recursos, imponer sanciones y guerras que provocan migraciones llevando hambre al tercer mundo": Ernesto Panamá.

spot_img

Por Ernesto Panamá Escritor


Alemania inicia en 1914 la Primera Guerra Mundial y la finaliza firmando el Tratado de Versalles. La polarización política, izquierda versus derecha, capitalismo contra comunismo da inicio al consolidarse la revolución rusa en 1917. El Reino Unido y Estados Unidos los vencedores, se ensañan con la nación alemana, cuyo sufrimiento facilita el surgimiento del Nacional Socialismo en 1920, tomando Adolfo Hitler control de este en 1921.

El nacismo se considera anticomunista, de derecha y antisemita y proclama a la raza aria como superior. La humillación y el orgullo alemán destrozados convergen en una nación preparada psicológica y que se arma para vengarse.

De entre los vencedores de la 2ª Guerra Mundial la Unión Soviética, el Reino Unido (RU) y Estados Unidos (EE. UU.) el RU y EE. UU. financiaron el armamentismo y consolidación de la doctrina Nazi en Alemania. En 1939, tras 18 años de financiar el ascenso y consolidación al poder de Hitler, la ofensiva militar es lanzada y se extiende hasta 1945.

La unión del RU, EE. UU. y la URSS fue necesaria para derrotar a Alemania. Las fuerzas predominantes se redujeron a EE. UU. y la U. R. R. S. S. Finalizada la guerra en 1945 da inicio “la guerra fría”, el mundo capitalista enfrenta al comunismo.

Los ciudadanos del mundo fuimos divididos con masivas campañas publicitarias, la proliferación de guerras enarbolando las diferencias políticas, pero con objetivos premeditado de la potencia norteamericana: 1- endeudar, 2-

apoderarse de recursos naturales aprovechándose de la tecnología,3-demandar sumisión de los gobiernos del tercer mundo 4- definirse como capitalista o comunista.

El gobierno de turno en el tercer mundo que no aceptaba el libreto económico, militar, político o el endeudamiento, sufría un golpe de Estado. La Casablanca decidiría quién sería el vendepatria corrupto que aceptaba enriquecerse empobreciendo a sus nacionales, Asia, África y América Latina sufrimos por décadas estos vejámenes.

Europa guardo silencio pues su reconstrucción postguerra era financiada por los Estados Unidos, país que al otro lado del océano no sufrió devastación de infraestructura, acumulando miles de millones de dólares con la poderosa industria armamentista, denunciada en 1961 como un peligro para el sistema democrático de los Estados Unidos, la denuncia la hizo el general Dwight Eisenhower excomandante de las tropas aliadas de la 2ª guerra mundial y expresidente de Estados Unidos.

1914 – 1961, 47 años transcurren, y en 1961 quién escribe alcanzaba los 11 años, pero mí cerebro recibía desde los seis años la propaganda anticomunista, año en que Fidel Castro se declara socialista.

La élite monetaria y la CIA acuerdan que la revolución cubana será permanente, volviéndola instrumento de terror que facilitará instalar gobiernos militares sumisos al interés del capitalismo. Estos gobiernos debieron implementar escuadrones de la muerte, persecución, represión, desapariciones políticas y asegurar comisiones por créditos otorgados a corruptos políticos norteamericanos. Localmente se empoderó la élite de banqueros y terratenientes, dispuestos a enriquecerse a costa de explotar a sus compatriotas.

1967 cumplía los 17 años y recibía de las Fuerzas Armadas norteamericanas el formulario para enlistarme e ir a Vietnam, mi lavado de cerebro decía “vamos a matar comunistas” gracias a mi padre QEPD, eso no ocurrió. 1969 la guerra con Honduras, 1970 – 1980 se desata guerra terrorista en el Cono Sur, 1971 James Carter llega a la Casablanca; el fin de los gobiernos militares se inicia caen los gobiernos argentino, uruguayo, chileno y el nicaragüense. En El Salvador en 1975 la desestabilización aumentaba y se masacra a estudiantes. En 1979 tras el golpe de Estado la guerra de veinte años deja setenta mil muertos, la infraestructura destruida, y en 1999 éramos tan pobres como en 1950.

¡Todo esto gracias al capitalismo!

El capitalismo nos empobrece al expandirse la OTAN, al imponer el uso del dólar, al apoderarse de oro y dinero ajeno, al expropiar recursos, imponer sanciones y guerras que provocan migraciones llevando hambre al tercer mundo. Estás acciones son dirigidas, por si no lo sabías, por la élite más alta del planeta, la que maneja las monedas FIAT.

Yo fui engañado, pero informado, la realidad es la que describo.

Quiénes provocan guerras, los que endeudan por negocio, derrocan gobiernos legítimos, se llaman capitalistas o países occidentales, ellos desean ser tus amos. Tú decides.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias