Desde los seis últimos meses, las tarifas de los precios de la energía eléctrica han reportado incrementos en las principales empresas distribuidoras de El Salvador. Según lo señala el Centro para la Defensa del Consumidor (CDC), los incrementos se traducen desde el 8% en las pequeñas demandas; y hasta el 6% en las medianas. Sobre estos sectores, demandan un incremento al subsidio, para aliviar el “impacto en la facturación de los consumidores”.

Las nuevas tarifas contrastan con los reportados por la Superintendencia General de Telecomunicaciones (SIGET), la entidad oficial reguladora del consumo de energía eléctrica en el país. Hasta el mes de noviembre del año pasado, venía reportando una reducción trimestral de hasta $0.14 centavos de dólar. Sin embargo, hasta el mes de abril, la entidad informó de un incremento de hasta $0.12 centavos de dólar, con lo que “el precio promedio al consumidor final a nivel nacional será de $15.75 centavos por kWh (Kilovatios hora)”.

VEA: SIGET PRECIO DE ELECTRICIDAD BAJA A $0.14 CENTAVOS EL KILOVATIO/HORA HASTA OCTUBRE

El precio a la tarifa de electricidad permaneció estático hasta abril de 2021, para mitigar el impacto económico de la pandemia del covid19. Fotografía: SIGET.

La estabilización de la tarifa de energía eléctrica que llega al consumidor final obedece a la entrada de nuevas tecnologías renovables de generación de energía. Entre enero y marzo de 2021 las energías renovables tuvieron dos nuevos generadores, la planta fotovoltaica ECOSOLAR, que cuenta con una capacidad instalada de 9.9 MW y el inicio de operaciones comerciales del parque eólico VENTUS, con una capacidad instalada de 54 MW (Mega Wats)que se inyectan a la matriz energética del país”, justificó la SIGET en su momento.

VEA: SIGET ANUNCIA AJUSTE TRIMESTRAL DEL PRECIO DE ENERGÍA ELÉCTRICA ABRIL 2021

Las Nuevas Tarifas

Pese a la cobertura en los nuevos proyectos de producción estatal de electricidad renovable, la demanda es mayor por alcance de distribuidoras privadas. La mayor presencia en el país es de la Corporación AES, con una cobertura de producción y distribución mayor a la del 64% en sus empresas CAESS, CLESA, EEO y DEUSEM; y del 25% en la Distribuidora de Electricidad del Sur (DESUR).

Distribución de empresas de energía eléctrica en el país. Gráfico: Alessia Genoves.

ContraPunto tuvo acceso a los últimos tarifarios en los que AES ha establecido una redistribución en los precios en las pequeñas, medianas y grandes demandas de electricidad. Por ejemplo, la empresa CAESS, con la participación más elevada en el mercado de la distribución (44%), pasó de ofrecer una tarifa de $0.030 centavos de dólar a $0.14 centavos de dólar, sobre el consumo de los primeros 99 kWh.

Estamos hablando de que hay un impacto en la facturación de los consumidores. Sólo tenemos, para el caso de los consumidores de CAESS de 0 a 99 kilovatios hora, un incremento del 7% en su facturación final, CLESA al 8%, EEO al 8%, DEUSEM al 9%, indicó CDC a la prensa.

En los tarifarios de CAESS también se observa una reducción en las medianas y en las grandes demandas. Esa tendencia que se reprodujo, también, en las empresas más grandes de la corporación.

Sin embargo, para la CDC, los consumidores de 100 a 199 kilovatios hora, van a tener un incremento del 5%; de 6% en CLESA, 6% EEO y DEUSEM, 6%; esto ya, inclusive en los cálculos que hemos hecho de 0 a 99 kilovatios hora”.

Tarifario de precios de las más importantes empresas de energía eléctrica de El Salvador. Gráfico: Alessia Genoves

Demanden Aumento de Subsidio

En su última conferencia de prensa, la CDC propuso el incremento el incremento de la inversión del gasto público estatal en las familias salvadoreñas. En específico, instó al “sistema nacional de Protección al Consumidor, y al Gabinete Económico” a la aplicación de medidas económicas para aliviar los gastos, como el aumento del subsidio para las pequeñas y grandes demandas.

Estamos proponiendo que se incremente el subsidio en energía eléctrica, incluyendo a aquellos consumidores de entre 200 kilovatios hora, porque ahí también se encuentra la clase media vulnerable”, indicó la CDC


Vemos de forma positiva el anuncio del incremento del salario mínimo vigente a partir del próximo mes de agosto, y la continuidad en la entrega de las canastas solidarias. Sin embargo, creemos que estas medidas no logran dar respuesta al alto costo de la vida de la población salvadoreña”, indicó la CDC.

El subsidio a la electricidad es una política social que se vino implementando desde el año 2017, para las familias que consumían 66 kW/h. Hasta agosto del 2019, el subsidio se comenzó a aplicar a las familias que consumían hasta 105 kW/h. El año pasado, los precios de la electricidad fueron congelados, evitando la variabilidad, para mitigar el impacto económico tras la pandemia del covid19.

La CDC considera que el incremento en el precio de la factura eléctrica afecta la capacidad adquisitiva de las familias salvadoreñas, pese la implementación de políticas públicas como el incremento al 20% del salario mínimo y a la entrega de canastas solidarias a los hogares.

VEA: APRUEBAN INCREMENTO AL 20% DE SALARIO MÍNIMO, PERO DENUNCIAN IMPACTO EMPRESARIAL.

El incremento del salario mínimo no logrará cubrir el costo de la vida, que es de $706 dólares. Además, en un contexto en dónde los precios, las materias primas, el precio de los servicios, insumos y alimentos se incrementan. En éstas condiciones, nosotros vemos urgente el poder adquisitivo de las familias más desprotegidas, así como también el poder adquisitivo de las familias más vulnerables, explicó a la prensa.

El Precio a la Canasta Básica se ha duplicado en las últimas dos décadas. Gráfico: SISAN.

Al costo de la vida se le añade un incremento progresivo en la canasta básica, que ya es mayor a los $199.24 dólares, de acuerdo con la Dirección Nacional de Estadísticas y Censos (Difestyc). Es decir, la canasta básica es casi equiparable al salario mínimo a nivel nacional.

La organización sugiere, además, el incremento de la tasa tributaria sobre el patrimonio de los sectores sociales con mayor poder adquisitivo; así como a productos como alimentos con mayor contenido calórico y menor nivel nutricional.