spot_img
spot_img
miércoles, 20 de octubre del 2021

Congresista EUA habla de abrir archivos secretos por masacre El Mozote

Acusador particular del caso le pide presionar al GOES para que facilite archivos militares del caso

spot_img

El congresista estadounidense Jim McGovern visitó este sábado el caserí­o El Mozote, Morazán para conocer de primera mano las secuelas de la masacre ocurrida ahí­ en diciembre de 1981 a manos de militares pertenecientes al batallón “Atlacatl”, y por la que actualmente 18 militares jubilados están siendo procesados por crí­menes de guerra por un tribunal local.

En El Mozote, McGovern escuchó a los sobrevivientes y familiares de las ví­ctimas masacradas en los albores de la guerra civil salvadoreña, y aseguró que para frenar la impunidad cultural, se debe hacer justicia en el caso.

“Estoy aquí­ para decirles que el Congreso de los Estados Unidos está pendiente de lo que ha pasado aquí­, estoy aquí­ para buscar que se haga justicia”, dijo McGovern.

Lea también:  El largo camino de El Mozote a la justicia

Su presencia en el lugar busca además, según dijo, que se presione al Gobierno de Estados Unidos para que apoye con ayuda técnica al gobierno salvadoreño y haya justicia en el caso.

“Y eso incluye abrir todos los archivos, incluso los del Servicio Secreto porque el Gobierno de Estados Unidos estuvo involucrado en la guerra de 1980”, manifestó.

Reiteró la importancia de las ví­ctimas y de los sobrevivientes, y subrayó que desde su rol como congresista estadounidense, velará por la consecución de la justicia y porque no se olvide lo que pasó.

Congresista Jim McGovern. Foto cortesí­a/ Krissia Girón

Por su parte, Wilfredo Medrano, miembro de Tutela Legal “Marí­a Julia Hernández” y acusador particular del caso, calificó de histórico que se esté juzgando a 18 militares implicados,  a quienes dijo, cada dí­a se les acorta su calidad de inocentes ante las innegables declaraciones y pruebas de los sobrevivientes y testigos que los incriminan.

“El Salvador tiene la oportunidad inédita que por primera vez se pueda juzgar por crí­menes de guerra y lesa humanidad a 18 altos jefes militares del paí­s”, dijo Medrano.

Manifestó que las ví­ctimas que han declarado en el caso vinculan al “Batallón Atlacatl” y al alto mando de la Fuerza Armada salvadoreña de 1981, a quienes apuntan como autores materiales e intelectuales de la masacre.

Asimismo, Medrano pidió a McGovern ejercer presión polí­tica para que los Órganos Ejecutivo y Judicial para colaboren con el juzgado que lleva el caso, a fin de facilitar información.

“Que faciliten información de carácter militar que sabemos se encuentra en los archivos del Estado mayor del paí­s, o información clasificada que se encuentra en el Departamento de Estado de Estados Unidos”, dijo Medrano.

Además le pidió que vigile la “Ley de Reconciliación” que se discute en la Asamblea Legislativa, para que no sea una réplica de la derogada Ley de Amnistí­a, y así­ evitar un “borrón y cuenta nueva”.

Vea también: De estratega militar al banquillo de los acusados de El Mozote

Medrano también pidió a McGovern que si tiene oportunidad, pida explicaciones al Ejecutivo del porqué el ministro de la Defensa, David Munguí­a Payes, calificó de “gastar energí­a” la petición de reapertura  del caso “Jesuitas”.

Son 18 militares los acusados de haber cometido los delitos de: asesinato, robo agravado, violación agravada, actos terroristas, privación de libertad y actos preparatorios de terroristas, todos, ejecutados presuntamente por miembros del batallón Atlacatl entre el 10 y 14 de diciembre de 1981.

La masacre de El Mozote es una de las más crueles matanzas de América Latina ocurridas en el siglo pasado, en la que fueron exterminadas casi mil personas, en su mayorí­a niñas y niños.

Fotos cortesí­a/Krissia Girón

spot_img

También te puede interesar

Mario Beltrán
Periodista sección PolÃítica en ContraPunto. Graduado de Comunicaciones en Universidad Cristiana de las Asambleas de Dios.
spot_img

Últimas noticias