spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

¿Causará Donald Trump más pobreza en Centroamérica?

Los paí­ses del Triángulo Norte se verí­an afectado por las polí­ticas de Donald Trump, ya que sus economí­as dependen en buena medida de las remesas

spot_imgspot_img

Tras la llegada de Donald Trump analistas, Gobiernos y medios  han puesto sus ojos en México y en lo que podrí­a significar una nueva polí­tica migratoria de EEUU para el paí­s vecino, sin embargo, los paí­ses centroamericanos del llamado Triángulo Norte -Guatemala, Honduras y El Salvador- que podrí­an ver  más afectados por un cambio brusco en las polí­ticas migratorias. 

Aunque México pone la mayor parte de los migrantes hispanos viviendo en EEUU, en términos de efectos económicos que tienen en su paí­s de origen, la situación se ve muy diferente.

Con alrededor de un 2% Producto Interno Bruto (PIB), las remesas no tienen un mayor impacto en la economí­a mexicana. Todo lo contrario en el Triángulo Norte: según cifras del Banco Mundial, en Guatemala, las remesas constituyen un 10% de la economí­a, en El Salvador y Honduras llegan incluso hasta más del 15% del PIB. Por lo tanto, una deportación masiva de migrantes de EEUU tendrí­a fuertes repercusiones económicas y sociales en estos paí­ses.

"Se pueden ver seriamente afectados por las condiciones económicas que significa una pérdida de la contribución de remesas que hace la población migrante", dice Úrsula Roldán, directora del Instituto de Investigación sobre Dinámicas Globales y Territoriales de la Universidad Rafael Landí­var en Guatemala.

Destaca que "las condiciones de pobreza no han empeorado más por la migración a EEUU", algo que podrí­a cambiar en un futuro cercano.

Por el momento, todaví­a reina la incertidumbre. “No estamos seguros hasta dónde llegarán las polí­ticas migratorias del nuevo Presidente Trump", dice Lisa Haugaard, directora de la ONG estadounidense Latin America Working Group.

Un ejemplo de una orden ejecutiva es la llamada Acción diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). Esta polí­tica beneficia a migrantes indocumentados que llegaron a EEUU de niños y que tienen un cierto grado de educación, dándoles una residencia temporal, acceso a becas universitarias y permisos de trabajo.

Según Haugaard, "Trump ya ha dicho que lo va a revocar". Otra polí­tica que puede cambiar con el nuevo gobierno es el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés). Actualmente, muchos centroamericanos especialmente de El Salvador y Honduras gozan de este estatus, ya que llegaron a EEUU huyendo de diferentes desastres naturales en sus paí­ses.

"El gobierno de Trump podrí­a fácilmente revocar esta polí­tica, así­ afectando a millones de personas", dice Haugaard.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias