spot_img
spot_img
sábado, 23 de octubre del 2021

Así­ infiltró la MS-13 las filas del Ejército salvadoreño

El marero, según investigaciones de un rotativo impreso, ingresó a la FAES en marzo de 2014; en 2015 fue dado de baja.

spot_img

Una investigación realizada por un medio de comunicación impreso en El Salvador reveló que un pandillero de la Mara Salvatrucha (MS-13) formó parte de las filas de la Fuerza Armada (FAES), especí­ficamente en la Oficina de Inteligencia Militar, misma que asesora al ministro de la Defensa, David Munguí­a Payés.

Según el rotativo, el soldado Óscar Omar Jiménez era miembro activo de la referida mara que actualmente opera en el cantón Cortez, municipio de San Pedro Puxtla, Ahuachapán. “En la FAES, Jiménez respondí­a a la órdenes del jefe de asesores del ministro, Simón Montoya; y en la pandilla, era conocido como Chumazo, vinculado con al menos tres homicidios”, explica.

La indagación señala que el soldado se incorporó a las filas de la FAES el 27 de marzo de 2014, posteriormente policí­as lo estaban perfilando como pandillero de la clica mencionada.

“Según su hoja de afiliación, Jiménez fue enviado al Comando de Apoyo de Transmisiones de la FAES, en el excuartel San Carlos, donde aparecí­a de alta y en la planilla de salarios, sin embargo nunca laboró ahí­, sino que en la Oficina de Inteligencia”, añade el medio.

Lea: Jueces corruptos sometidos a pandillas.

En la publicación se afirma que el ministro de la Defensa, David Munguí­a Payés, confirmó el caso del infiltrado, sin embargo, afirmó que el soldado se encargaba de las labores de limpieza en la oficina del jefe de asesores.

“Se encargaba de barrer, trapear y sacudir en las oficinas del coronel Montoya. Le tocaba barrer en las zonas aledañas a esa oficinas y hacer mandados, estaba de alta en transmisiones, pero fue destacado ahí­ como ordenanza”, dijo en respuesta el ministro, según lo cita el medio.

Sin embargo, según sus investigaciones, el soldado fue dado de baja en 2015 por sospechas de su involucramiento con pandillas, cometer homicidios, amenazas y hasta enfrentamientos armados con la Policí­a Nacional Civil (PNC).

 Este no es el primer caso en que miembros de la Fuerza Armada, de la PNC, alcaldes y hasta jueces son vinculados con estructuras pandilleriles. Recientemente las autoridades de Seguridad afirmaron que estos elementos han otorgado armas, adiestramiento y otros beneficios a mareros.

El pasado 24 de febrero, el Juzgado Tercero de Sentencia de San Salvador envió a prisión a tres exjueces especializados por haber recibido sobornos en procesos judiciales para favorecer a pandillas.

Los imputados colaboraban con una estructura delincuencial denominada “Conexiones”, según informó la Fiscalí­a General de la República (FGR).

 

 

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias