spot_img
spot_img
martes, 21 de septiembre del 2021

Aprobada la ampliación de la Terminal de Carga del Aeropuerto Monseñor Romero

El proyecto tendrá una inversión privada de $14 millones en su primera fase y $49 millones en la segunda.

spot_img

La Asamblea Legislativa aprobó a la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) la puesta en marcha del proyecto de modernización y ampliación de la actual terminal de carga y construcción de una nueva en el Aeropuerto Internacional de El Salvador “San Óscar Arnulfo Romero Galdámez”.

El proyecto permitirá aumentar la capacidad logística del aeropuerto, es decir, el flujo de exportaciones e importaciones que se mueven en la terminal. Lo que generará mayor crecimiento económico para el país.

Este es el primer Asocio Público Privado (APP) que se establece en el país y consta de dos etapas, la primera consiste en el financiamiento, diseño, ampliación, construcción, equipamiento, mejora del mantenimiento y operación de la infraestructura existente. La segunda, permitirá el financiamiento, diseño, construcción, equipamiento, mantenimiento y operación de una nueva terminal de carga.

Al finalizar la primera etapa, se aumentarán de 26 mil a 52 mil las toneladas métricas que se mueven en el aeropuerto. Al concluir la segunda fase, pasarán de 52 mil a 73 mil, como mínimo, las toneladas métricas en concepto de exportaciones e importaciones.

“Es un instrumento que permitirá usar de manera eficiente los recursos del Estado. Estamos dando un paso histórico porque es un proyecto ambicioso que busca que la terminal duplique su capacidad”, afirmó la diputada de Nuevas Ideas, Elisa Rosales.

El proyecto tendrá una inversión privada de $14 millones en su primera fase y $49 millones en la segunda. Durará un tiempo máximo de 35 años, el cual puede acortarse si se alcanzan las metas de toneladas métricas antes del periodo estipulado.

“Estos fondos que el Estado no invertirá para expandir la terminal de carga, mejorar el servicio y permitir que las empresas se expandan se destinarán a escuelas y hospitales”, destacó el diputado de la bancada cyan, William Soriano.

No se trata de una privatización, ya que el activo y la inversión que ejecutará la empresa privada pertenecen al Estado salvadoreño. El beneficio consiste en garantizar que la operación de las terminales esté en manos de expertos que aseguren mayor flujo de carga.

Con ello se favorecerá la generación de empleos de calidad y el desarrollo de las comunidades circundantes al aeropuerto, así como una mayor cantidad de ingresos que el Estado convertirá en obras para el desarrollo del país.

“Con el apoyo de la nueva Asamblea Legislativa, ahora, ya es posible aprovechar un instrumento de desarrollo económico que durante más de ocho años estuvo desperdiciado, una muestra de cómo los anteriores gobiernos no pasaron del discurso a los hechos concretos. El socio privado complementa las capacidades del Estado y le ayuda a desarrollar el potencial de estas instalaciones”, dijo el presidente de CEPA, Federico Anliker.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias