spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Abogados de Saca piden investigar a expresidentes desde 1989

Según especialista anticorrupción, los casos de enriquecimiento ilí­cito contra los expresidentes podrí­an relacionados con la "partida secreta"

spot_imgspot_img

Los abogados defensores del expresidente salvadoreño, Elí­as Antonio Saca, solicitaron este martes mediante un comunicado público a la Fiscalí­a General de la República (FGR) que investigue el manejo de todos los “gastos reservados” de las administraciones presidenciales desde 1989, con el fin de comprobar que lo señalado contra Saca, es decir, el uso discrecional de dichos fondos, ha sido una práctica tradicional y no una medida iniciada por el exmandatario acusado de corrupción.

Argumentan que los gastos reservados ejecutados por las distintas presidencias, son para el pago de bienes y servicios prestados al gobierno central y que por lo tanto no constituyen ningún delito.

“Los gastos reservados son parea los presidentes de la República de El Salvador y de muchos paí­ses del mundo, una herramienta legal y válida para reforzar planes de gobierno, implementar programas, resolver imprevistos y apoyar las actividades de inteligencia del Estado y seguridad nacional”, expresan en el comunicado.

Lea también: Así­ habrí­a lavado más de $20 millones el expresidente Saca.

Aseguran que el estar detenido le ha impedido el derecho de defenderse en libertad y exponer los hechos tal como son, poniéndolo en total desventaja para enfrentar el linchamiento mediático y jurí­dico en el que hasta ahora solo se ha escuchado “las conjeturas e hipótesis de la parte acusadora”.

No obstante la FGR sostiene en la acusación contra Saca, que el exmandatario fraguó el desví­o de fondos públicos a cuentas privadas y planificó cómo se apropiarí­an de los bienes del Estado en “total impunidad”.

El requerimiento establece que Antonio Saca y Elmer Charlaix crearon  el 1 de junio de 2004, un reglamento al que denominaron “Reglamento interno de funcionamiento para el manejo, control y fiscalización de los fondos públicos, gastos reservados y secretos de la Presidencia de la República, destinadas a las actividades de inteligencia, clasificación, manejo y protección de la información y deber de guardar secreto de los colaboradores para el manejo de los gastos reservados”.

Le puede interesar: FGR insiste en confiscar bienes de caso Saca.

Dicho reglamento, según FGR, contraria lo que establece la Constitución y leyes secundarias respecto al manejo de los fondos públicos.

“Este reglamento revela que la finalidad de los señores Saca y Charlaix era dotar de cobertura legal el desví­o de los fondos del Presupuesto General de la Nación destinados a Presidencia de la República, finalidad que no se consigue porque ninguna ley secundaria o reglamento puede ir en contra de la Constitución”, sostiene la representación fiscal en su requerimiento.

De acuerdo con Jaime López, especialista anticorrupción de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), existen disposiciones que no regulan ni garantizan control para que no se abuse de los fondos de los gastos reservados.

“En el caso del presidente de la República, la ley da total discrecionalidad y dice que el presidente puede reglamentar cómo se van a manejar esos fondos, él es quien dispone y guarda de la información y no está obligado a rendirle cuentas a nadie”, manifiesta López.

Y es que al menos, en lo concerniente a los gastos de la Inteligencia del Estado, los artí­culos ocho y nueve de la Ley del Organismo de Inteligencia del Estado, todos los aspectos operativos, administrativos, de personal, organización y funcionamiento, así­ como actividades, documentación sobre los cuales conozca y produzca el Organismo de Inteligencia del Estado, serán manejados por el presidente de la República.

“Hemos observado que los casos de enriquecimiento ilí­cito contra los expresidentes Saca y Funes, así­ como las declaraciones de sobresueldos que han mencionado algunos funcionarios, podrí­an estar relacionados con esa partida y si eso es así­, son gastos ilegales”, dice López.

Lea también: Exprimera dama Ana Ligia de Saca no irá a prisión.

Saca guarda prisión junto a seis de sus colaboradores, acusados de Peculado, enriquecimiento ilí­cito, lavado de dinero y agrupaciones ilí­citas. Recientemente la FGR también logró la detención provisional de 10 involucrados más y la libertad condicional de su esposa, Ana Ligia de Saca a quien también implica en el denominado caso “Destape a la Corrupción”.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias