spot_img
spot_img
martes, 21 de septiembre del 2021

Vaticano beatificará a los mártires Rutilio Grande y Cosme Spessotto

El Papa Francisco delega al Cardenal Gregorio Rosa Chávez a presidir la celebración de beatificación de los mártires salvadoreños Rutilio, Nelson, Manuel y Cosme, el 22 de enero de 2022.

spot_img

La Arquidiócesis de San Salvador, anunció la fecha de beatificación de 4 mártires salvadoreños, por medio de un comunicado de la Conferencia Episcopal de El Salvador.

Se trata del padre Rutilio Grande García, sus dos acompañantes de martirio, Manuel Solórzano y Nelson Lemus, además del padre Cosme Spessotto, quienes serán beatificados el próximo sábado 22 de enero de 2022.

VEA: ESPECIAL TESTIMONIO DE UNO DE LOS ASESINOS DEL PADRE REUTILIO GRANDE

El Padre Rutilio Grande, sacerdote jesuita salvadoreño, es considerado un referente en la lucha por la justicia, los derechos humanos y formador de muchas generaciones del clero salvadoreño.

Fue asesinado junto a sus dos acompañantes, Nelson Rutilio Lemus de 16 y Manuel Solorzano 72 años, el 12 de marzo de 1977, cuando se dirigía a oficiar una misa. El atentado fue perpetrado por miembros de los escuadrones de la muerte, de la Guardia Nacional, sobre la carretera que conduce del municipio de Aguilares a El Paisnal.



El Papa Francisco delega al Cardenal Gregorio Rosa Chávez a presidir la celebración de beatificación de los mártires salvadoreños Rutilio, Nelson, Manuel y Cosme. Fotografía: Conferencia Episcopal.

Grande fue el primer jesuita asesinado por militares salvadoreños que los consideraban “Curas comunistas”.

Mientras que Fray Cosme Spessotto, sacerdote franciscano, nació el 28 de enero de 1923 en un pequeño pueblo de la provincia de Treviso, Italia. En 1950 navegó desde el puerto de Génova a El Salvador. Fue párroco en San Juan Nonualco, departamento de La Paz, durante 27 años, donde construyó una nueva iglesia y fundó una escuela parroquial para más de mil niños.

En múltiples ocasiones rechazó la toma de la iglesia de San Juan Nonualco, tanto por la guerrilla como por la Fuerza Armada. Fue asesinado por “odio a la fe” el 14 de junio de 1980 mientras oraba antes de celebrar la eucaristía. Antes de su asesinato el Fray Spessotto escribió en su testamento espiritual «Morir como mártir sería una gracia que no merezco».

El sábado 14 de junio de 1980,​ aproximadamente las 19:00 horas, mientras oraba antes de oficiar la Santa Misa por su recuperación, fue abatido a balazos por desconocidos, frente al altar mayor de su Iglesia parroquial.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias