spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
viernes, 03 de diciembre del 2021

Tras el veto presidencial, se complica el voto en el exterior

Mientras el FMLN prefiere superar la decisión del Ejecutivo, para lo cual necesitaría 56 votos, el resto de partidos políticos están en una encrucijada de lo que podrían hacer. Desde elaborar un nuevo decreto o dejar en manos de la Sala de lo Constitucional que resuelva el impase.

spot_img

Luego que el presidente Nayib Bukele vetara el decreto legislativo que contiene reformas al voto en el exterior aprobado por los legisladores en la plenaria del 16 de enero, el tema se ha vuelto más complejo y hoy los legisladores están en un dilema: ¿Qué acciones van a toma?

El gobernante insiste en que el Palacio Legislativo violó lo ordenado por la Sala y los políticos deben rectificar el error que cometieron.

El primero en reconocer que sus homólogos cometieron un error al avalar el decreto, fue el propio presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, quien dicho sea de paso, no concurrió con su voto.

Consideró que el veto presidencial es correcto porque no cumple con la sentencia de la Sala de lo Constitucional de 2016. Hoy, lo que se tendría que hacer agregó, si hay voluntad política para legislar sobre el voto el exterior, es que la otra semana se sesione en la Comisión de Reformas Electorales hasta alcanzar acuerdos en beneficio de los compatriotas radicados en el exterior.

“Este servidor no va a acompañar para que se supere el veto, porque yo no firmé ni el dictamen ni el decreto, por lo tanto no estoy obligado a superar un veto”.

Y es que para Ponce, no había duda de que el decreto tal como fue aprobado no sustentaba los criterios y parámetros del tribunal constitucional.

Por eso insiste en que se debe elaborar otra propuesta que incluya no solo a los diputados, sino también a los alcaldes y que los salvadoreños radicados en otros países puedan ejercer el sufragio a través del voto electrónico.

De seguir votando como se hace hasta la fecha, a través del voto postal, solo 5 mil personas participarán en los comicios. Según estimaciones del Registro Nacional de las Personas Naturales (RNPN), más de 600 mil salvadoreños pueden emitir el sufragio para elegir autoridades. El Tribunal Supremo Electoral (TSE), calcula que se necesitarían al menos $60 millones para implementar esta modalidad, cantidad que el Ejecutivo tendría que erogar.

Juan José Martel de Cambio Democrático (CD), coincide con Ponce en que el decreto legislativo es inconstitucional. “A mi juicio habían algunos factores que podían determinar la inconstitucionalidad; el primero que es de orden metodológico es el voto postal, que ya fue utilizado en dos elecciones presidenciales y ha demostrado que es caro y el número de salvadoreños que votan no representa ni el uno por ciento del total que vive en el exterior”.

El voto electrónico mientras tanto es seguro y facilitaría que más compatriotas puedan votar.

Hay otro punto, el fallo del tribunal constitucional estableció que los compatriotas pueden votar no solo para presidente, sino también para alcaldes y diputados y se tenía que hacer de manera progresiva.

En resumen, el voto en el exterior es complicado y caro, pero a la larga, los sistemas electrónicos o digitalizados terminan siendo de menor costo, eficientes, seguros y con la garantía de que más personas pueden participar.

Para Bonner Jiménez, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), lo que hicieron al aprobar el decreto fue cumplir con la ley y si el presidente Bukele lo vetó, sus razones tendrá.

Como grupo parlamentario analizarán lo ocurrido y tomarán una decisión para garantizar que los salvadoreños que viven fuera del país puedan participar en las elecciones de 2021.

“Por eso aprobamos el decreto, porque sabemos que no tenemos mucho tiempo y como legisladores buscamos garantizar ese derecho de los compatriotas. Todavía tenemos un par de semanas para ver las acciones a tomar”, recalcó.

Considera que el presidente al vetar el decreto, lo que hizo fue vulnerar los derechos de la diáspora para ejercer el sufragio. “Lo que aprobamos fue atinente, pero no nos esperábamos que el equipo jurídico de Casa Presidencial tomara esa decisión”.

Pero su compañera de fracción Felissa Cristales, considera que el decreto es una burla para los salvadoreños que viven fuera del país por eso se abstuvo de votar. A pesar de existir una sentencia de la Sala, “sorpresivamente presentaron un dictamen al que solo le cambiaron el nombre y se mantiene la votación  a través del código postal, como siempre los diputados no tomaron en cuenta las propuestas que habían, sino solo lo que les conviene”.

El secretario general del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Óscar Ortiz, Bukele cometió un gran error al vetar el decreto legislativo. “Me parece que hay (en el presidente) un fondo mentiroso y demagógico. Nosotros hicimos lo correcto por tanto, vamos a recurrir a los mecanismos que establece la Constitución y cuando el presidente veta un decreto que sabemos cumple con la ley y beneficia a los salvadoreños en el exterior, entonces vamos a buscar junto a otras fracciones superar el veto, así lo hicimos cuando vetó el decreto que contenía colocar el rostro del candidato a alcalde en la papeleta de votación”.

La Comisión de Reformas Electorales tiene previsto sesionar el martes a las 9:30 de la mañana. Se desconoce si tendrá en agenda el tema; de ser así, se sabrá probablemente la decisión que tomen los parlamentarios con respecto al voto en el exterior.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias