- Publicidad -spot_img
Especiales de la SemanaTesis, plagio y… si, otra vez Castillo

Tesis, plagio y… si, otra vez Castillo

¡Sigue nuestras redes sociales!

Al someter la tesis del presidente Pedro Castillo “al software Turnitin, se determinó que, el 54% de la tesis presentaba reproducciones de otros autores. Es decir no era de su autoría”.


Por Hans Alejandro Herrera Núñez

ABSTRACT: Hablar de tesis es hablar del formato APA, rigurosidad, desvelos con gastritis e investigación, mucha investigación. Sin embargo en Perú parece que no es así, empezando por el presidente Pedro Castillo. Si, el mismo Pedro que ya no usa sombrero, el Pedro de los cuatro o cinco (ya perdí la cuenta) mociones de vacancia que cada mes le manda el Congreso. Hoy no parece diferente, aunque está verde, como dicen en Perú, que lo puedan vacar por plagiar su tesis, sobre todo tomando en cuenta que está actitud tacita en favor del plagio es un aspecto cultural presente entre cada vez más profesionales. Un aspecto que merecería realmente una tesis.

El escándalo de la tesis del presidente estalló a mediados de mayo último, pero no fue hasta hace unos días que la misma universidad que le dio el grado académico de Magister al presidente peruano le ha reconfirmado en su grado de Magister, no dándole mayor importancia a este plagio. Pero antes un poco de contexto.

La tesis en cuestión es un documento de 118 páginas que contiene el producto académico que Castillo Terrones y Lilia Paredes (si, una tesis doble, hecha por la actual pareja presidencial), quienes firmaron y entregaron en el año 2012 para obtener el grado de magíster en Educación en la Universidad César Vallejo de Trujillo. El título de la tesis, como la mayoría de tesis es un título horrible, se llama “La equidad de género y los aprendizajes significativos del área de personal social en los estudiantes del IV ciclo de la institución educativa 10465 Puña-Tacabamba-Chota-Cajamarca, 2011″. Un reportaje de la tv peruana informó que, tras someter la tesis de Castillo y Paredes al software Turnitin, se determinó que, el 54% de la tesis presentaba reproducciones de otros autores. Es decir no era de su autoría.

Pero, pero, pero… La Universidad César Vallejo (UCV) informó recientemente en boca del mismo vicerrector que la tesis hecha por el presidente Pedro Castillo y su esposa, Lilia Paredes, mantiene su “aporte de originalidad” y que el porcentaje de similitud que mantiene con otros trabajos se mantiene dentro de los parámetros admitidos por la casa de estudios. A ver, pero si tiene 54% de similitudes ¿Igual es original? Para los parámetros de la Universidad Cesar Vallejo, Si.

Está universidad es un caso emblemático que merece una investigación aparte, sin embargo es también un reflejo sintomático de una realidad profesional y académica cada vez más pobre en el Perú: el problema de las tesis. Entrevistamos a una analista política, un periodista, una analista de macrodatos y un estudiante de pregrado que nos dan sus perspectivas sobre qué tan importante o no es una tesis.

Estado de arte:

La escritora y analista política Zully Pinchi tiene 40 años, se desempeña en el sector privado y ha cursado maestrías en el extranjero. Su perspectiva es clara: “yo creo que en este caso [el de Pedro Castillo] se ha excedido de la confianza de creer que puedes utilizar algún tipo de información de fuentes que finalmente lo único que van a hacer es reiterar que tú trabajo es una repetición del estudio o la investigación de otra persona. Entonces hay muchos que pueden caer en un plagio de tesis por un facilismo duro y puro que nace quizás de la falta de empeño, de iniciativa, la falta de no tener un proyecto en si que marque una estructura ósea de lo que significa realmente un trabajo de investigación (…) Lo que puedo decir sobre los plagios es que es el conformismo a no expandir tu mente y hacer tu propio proyecto. Se trata de crear algo, de ser innovativo. La gente que recurre al plagio es gente que no tiene tiempo, que es facilita y que por su puesto no se le da la gana de innovar o son muy neófitos y no tienen la suficiente capacidad para poder tener una misión, una visión y un propósito de su proyecto.” Por otro lado para Zully no hay pasión en una tesis plagiada: “lo que creo es que hay el cadáver de una pasión o de algo que quiso ser, un enamoramiento, una concepción de algo, no se pudo tener el embrión de lo que quisiste pudiera nacer. Porque la tesis es una pregunta, esto se puede, esto no se puede y vamos a desarrollar como se plantearía, de ahí nacen grandes ideas. Edison en todas las veces que intentó no creen que se equivocó, que acaso no cometió errores, por supuesto, de eso se trataba las tesis de aplicar la teoría y la práctica en una investigación que nace tan solo de la pregunta: esto ¿puedo hacerlo? Pero vamos a estudiarlo, vamos a investigarlo, vamos a analizarlo”.

Para Carlos Cabanillas, periodista de 50 años, la situación es peor: “Es inevitable decir que en todas las universidades privadas, públicas hay este mercado informal alrededor, en las fotocopias o tiendas al frente de la misma universidad que sacan copias y anillados hay un letrero que dice: hago tesis. El subempleo, las prácticas de los estudiantes, la poca rigurosidad de las universidades todo ello contribuye a un contexto como el presente. Recordemos que el Turniting es un invento gringo. Los ricos también plagian, no es un tema de pobreza, eso es una excusa. Ahora habiendo dicho eso lo grave con Castillo no es solamente que le hayan hecho su tesis sino que aparentemente el señor no iba a clases, no tenía el segundo idioma para ser magister entre otras cosas más. Con Castillo no es solamente la tesis sino que parece que no está calificado de ninguna manera para la carrera de magister que son dos años. Hablamos de cursos, idiomas, y la tesis es la culminación. Para algunos de moral más laxa esto no es tan grave, pero esto si es súper grave porque han hecho una tesis mixta que es hiper raro, además parece que no iban a los cursos según cuentan y viendo su trayectoria tampoco iba mucho a las clases para dictar como profesor, él ha tomado muchas licencias. Estamos hablando de alguien que no va a las aulas, que está desconectado de los alumnos en todo sentido. Acordémonos que no se ha encontrado ni un solo alumno del profesor Castillo. Como profesor y como alumno el pata nunca ha estado. Está tesis es solo el colofón de una carrera sinuosa e irregular en la trayectoria de Pedro Castillo. Toda su vida está llena de irregularidades. Tiene una licencia de 7 años por la que no dicta clases.” Sobre una posible causal de vacancia, Cabanillas menciona: “esta mintiendo de mala fe. No es un error de que se le olvidó citar. Lo de la tesis es un trabajo falseado. Ahora habiendo dicho esto él tiene varias para vacancia y no solo la tesis.”

Valeria del Solar es una escritora, analista en marketing y macrodatos, tiene 27 años, y ejerce su carrera en el sector privado el cual le deja poco tiempo para el ocio. Para ella esto va más allá del escándalo de Castillo se trata de un aspecto más concreto: ¿Qué tan práctico hoy puede ser una tesis? Su postura es fuertemente crítica y revela una mirada de no conformidad a los modos y costumbres académicos del siglo s. XX (o incluso del s. XIX) en la formación de profesionales del s. XXI. “Hay casos y casos, y hay carreras y carreras. En el caso de la mía muchas de las empresas cuando te postulado a un puesto, no lo valoran. Entonces, sinceramente ¿Para qué? Para qué voy a invertir tiempo y plata en algo que no necesariamente me va a sumar habiendo otras muchísimas cosas que me podrían sumar como una especialización o un curso o diplomado o incluso invertir el poco tiempo que me queda en el día para hacer algo que me satisfaga o haga feliz. Creo que hoy en día mucha gente hace su tesis por generar orgullo a sus papás, pero yo creo que puedo darle ese orgullo a los míos haciendo otra cosa. Y por eso tome la decisión de no hacer una tesis y he tenido que hacer frente a un montón de comentarios como ‘eso es una carrera incompleta’ y cosas así. Obviamente comentarios de personas mayores que no tienen idea de cómo se mueve el mundo laboral hoy en día. Pero claro, mi carrera me permite esa flexibilidad porque si hubiese estudiado Derecho tendría que haber hecho tesis porque no tengo opción.”

Franchesco Miranda es alumno de último ciclo de la facultad de Música de la Universidad Católica, tiene 24 años y está trabajando en su tesis actualmente. Si perspectiva es más optimista hacia con las tesis en sí: “Considero que la tesis es imprescindible entre nosotros los alumnos al exigirnos ejercer el pensamiento crítico en un método investigativo. Por otro lado hay demasiados temas en el Perú por investigar cómo la música. Por ejemplo hay un solo estudio sobre la salsa en el Perú. En consecuencia y por esa línea la tesis es fundamental para el desarrollo del juicio crítico de un alumno. Y juicio crítico es lo que más necesitamos sobre todo a la hora de votar. Ahora bien hay muchos que se van por el camino del plagio, me parece que mucha gente lo hace por querer trabajar y ya. Otros simplemente plagian por flojera. Un plagio venga por donde venga no tiene excusa, peor aún si es del presidente de la República de dónde viene. Es peor que copiar en examen, y el profesor Castillo debería saberlo más que nadie, que quien copia se le jala [reprueba]”.

close

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
Hans Alejandro Herrera
Hans Alejandro Herrera
Consultor editorial y periodista cultural, enfocado a autoras latinoamericanas, Chesterton y Bolaño. Colaborador de ContraPunto
spot_img

Participe con su comentario

También te puede interesar

Últimas noticias