spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Tahnya Pastor: Asilo de Funes es una violación a convenios internacionales

La abogada considera que el presidente electo, Nayib Bukele, puede acudir a distintos organismos internacionales para que el Gobierno de Nicaragua pueda entregar al exmandatario salvadoreño

spot_imgspot_img

“Le guste o no le guste, Mauricio Funes va a enfrentar la justicia en El Salvador”; "Traeré a Funes a enfrentar la justicia en los primeros 100 dí­as del gobierno", son algunas de las frases que el presidente electo, Nayib Bukele, ha utilizado para comprometerse con el pueblo salvadoreño que durante su Gobierno hará que el expresidente Funes sea entregado por el Gobierno de Nicaragua y responda por las diversas acusaciones de corrupción.

En este sentido, la abogada Tahnya Pastor aseguró a ContraPunto que un elemento fundamental para que Bukele logre este objetivo es que acuda al apoyo de los diversos organismos internacionales que velan por los derechos humanos y el combate contra la corrupción a nivel internacional, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) -que tiene jurisdicción en El Salvador-, la Organización de los Estados Americanos (OEA) y las Naciones Unidas (ONU). Pastor considera que el asilo otorgado al expresidente y su familia es una “flagrante violación” a los convenios internacionales que las distintas naciones, entre ellas Nicaragua, han suscrito con estas entidades.  

¿Qué puede hacer Nayib Bukele para hacer que el expresidente Mauricio Funes enfrente a la justicia en El Salvador?

Encuentro dudoso que se vaya a completar un trámite de esa naturaleza en 30 dí­as. Solo que saliera Ortega del poder y llegara alguien con la intención de no seguirle otorgando el asilo polí­tico a Mauricio Funes. Todas las instancias a las que se puede acudir como Estado de El Salvador para hacer este tipo de peticiones son un tanto burocráticas. Entonces, sí­ es posible. Tampoco se puede cerrar la puerta a que tengamos respuesta, no solamente pronta, sino favorable a lo que se está solicitando. Como son instancias internacionales, hay ciertos procesos burocráticos para hacer las peticiones. Para darle trámite a esas peticiones, (en los organismos) tienen que sesionar o, dependiendo del organismo que sea, van a determinar qué tipo de posición es la que van a adoptar. Más allá de lo que ocurrió con (Julian) Assange (fundador de Wikileaks), no ha pasado algo similar y que otro paí­s esté pidiendo; pero en ese caso (Assange) hubo presión de Estados Unidos y aquí­ no tenemos más presión que de El Salvador.

¿A qué otras instancias internacionales se pueden recurrir en el caso de Funes?

Algo se puede hacer para presionar a los organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Se puede interponer una denuncia porque hay una flagrante violación a las diferentes convenciones internacionales de parte del Estado nicaragí¼ense, porque como el compromiso que se adquiere como Estado firmante de Convención Interamericana de la corrupción. Tanto de la OEA como de ONU, requieren que el paí­s sea comprometido a colaborar con la lucha anticorrupción. Pero darle tutela de asilo polí­tico a una persona que es perseguida judicial y no polí­ticamente, que usa la bandera de perseguido polí­tico para gozar del asilo,  no es una situación de buena fe que manifiesta el Gobierno de Ortega, sino que más bien nos está indicando que es un capricho o una decisión, que lo hace porque es un Estado soberano (“¦) y hace lo que quiere, pero también se debe a la comunidad internacional

¿Podrí­amos decir que el asilo de Funes es un bloqueo al combate contra la corrupción por parte del Gobierno de Ortega?

Evidentemente ese asilo que está otorgando (a Funes) no es ninguna colaboración, más bien una actividad de bloqueo que está efectuando para la justicia salvadoreña; ni siquiera en las respuestas que le dio a la Corte manifiesta que, solamente le dicen que está asilado. Sí­ solo está asilado, pero la verdadera justificación debió ser: se encuentra asilado, aquí­ está la petición que el hizo, aquí­ está la resolución del Estado nicaragí¼ense y ésta es la razón por la cual se le mantiene el asilo polí­tico a Mauricio Funes (“¦) la situación de asilo no es un Estado permanente (“¦) es una situación temporal mientras sea necesaria (“¦)pero a estas alturas ya vamos a cambio de Gobierno, cambio de fiscal general y el señor Funes continúa manifestando que hay persecución (“¦) Ortega sigue en la posición de reafirmar la condición de asilado de Mauricio Funes, de su esposa y de su hijo (“¦) ni siquiera difusión roja se les puede difundir (“¦) entonces, se les está dando injustamente una condición de asilo polí­tico

¿Qué se puede argumentar ante organismos como la ONU, la OEA o la CIDH para denunciar al Gobierno de Ortega?

Como Estado se puede hacer una petición escrita para que evalúen la situación, tanto ONU como la OEA, yo lo harí­a directamente a la ONU, que es el organismo de mayor poder (“¦) o a los dos o a los tres, incluso con Corte Interamericana (“¦) pero solicitando que se le requiera a Ortega que justifique cuál es la situación de que ellos consideran amerita que Mauricio Funes continúe gozando de la protección del asilo polí­tico (“¦) cuál es la situación en realidad en concreto (“¦) cómo lo demostró, que es lo que fundamento su petición y que es lo que fundamento el otorgamiento por parte de Ortega  del asilo polí­tico (“¦) se le pide que actualmente, a casi tres años y medio de haberle otorgado la condición de asilo qué es lo que continua justificando que se mantenga esa situación de asilado (“¦) darle justificación con documentos y con pruebas, no solamente que Mauricio Funes llegó corriendo pidiendo asilo, esa es una situación que valdrí­a la pena valorar de parte del presidente electo, como ya vimos lo que sucedió con la Asamblea legislativa y la prohibición como medida cautelar de que se continúe con el trámite del proyecto de Ley de Reconciliación.

¿Considera que Funes cumple las condiciones de un asilado polí­tico?

 No, lo que él está haciendo ahora es explotar la coyuntura del fiscal saliente, que estuvo realizando persecuciones, legí­timas en algunos casos con el tema de los testigos criteriados. Eso es un hecho, no lo podemos negar y la gente se va aprovechar de eso, pero en el caso de él, no todos los casos están sustentados en testigos criteriados (“¦) porque en el Caso Saqueo Público hay un tema de persecución polí­tica. Que hay en ese caso que considere el Estado de Nicaragua que se trata de persecución polí­tica cuando ya tenemos a un expresidente que está condenado por esos hechos y tenemos a otro que murió en el proceso de condena y una probable investigación al presidente saliente por los mismos hechos. Entonces, eso no se trata de una persecución polí­tica personal hacia él Tenemos el Caso Corruptela, el Caso del ROS, está el Caso El Chaparral; son diferentes casos con diferentes pruebas que no todo está a base de testigos criteriados que es ese punto el que se le cuestiona al exfiscal Meléndez. Los casos que están sustentados en otros tipos de prueba no pueden ser utilizados por Mauricio Funes para decir que la gestión no sirve, que soy un perseguido polí­tico, cuando ya Douglas ni siquiera está, ahora es otro fiscal general . No es una persecución polí­tica que le efectuó Douglas Meléndez y que ahora continua Raúl Melara, ni que tampoco inició Sánchez Cerén y que ahora la va a continuar Nayib Bukele; hay elementos que demuestran que hay probabilidades positivas que él ha participado en la comisión de delitos.

¿Qué opciones tendrí­a el Gobierno de Ortega y Funes si se materializa la presión de los organismos internacionales?

Como decimos en el buen salvadoreño, hay que echarle a todas las instituciones internacionales que velan por el cumplimiento de los derechos humanos, por la lucha contra al impunidad y la corrupción. Entonces que le va a quedar Ortega, decantarse por seguir manteniendo una asilo que no justifica a Mauricio Funes y familia o caerse ante la comunidad internacional y ser objetivo incluso en términos de investigaciones, como el caso de El Salvador cuando tení­amos el problema del Grupo Egmont (“¦) puede haber un bloqueo que vaya a perjudicar al Estado de Nicaragua, entonces Ortega va a tener que decantarse por proteger a su gente y no más a Mauricio Funes (“¦) Ahora, Mauricio Funes si le quita el asilo Ortega o decide entregarlo, definitivamente que se va a ir a otro paí­s, o va a agarrar para Venezuela o Rusia, tengamos la certeza de que no se va a quedar ahí­, entonces va a tener que hacer una persecución mundial el señor Bukele me parece, porque difí­cilmente él se va a quedar tranquilo cuando Ortega tenga que entregarlo, porque va a tener que entregarlo, pero se lo va a decir, va a filtrar la información y se va a fugar Mauricio Funes, a menos que estén vigilantes en todas las fronteras. Hay que darle seguimiento, porque se va a ir, porque cuando Nicaragua tope con la comunidad internacional, va a filtrar la información de lo va a tener que entregar y se va a ir.

¿Qué pasarí­a en ese escenario?

Ya tendrí­amos el antecedente de que no le procede ningún asilo polí­tico. Mientras logremos obtener ese apoyo para tener esa presión contra el Estado de Nicaragua, esa misma presión va a seguir a Mauricio Funes y en algún momento va a caer, eso no puede ser eterno, es un vulgar escape de la justicia.

¿Cómo ha visto el rol del FMLN?

Yo no he visto un solo esfuerzo o que hayan movido un solo dedo por traerlo; no ha habido una sola manifestación del Estado salvadoreño por hacerlo, más allá del de la Corte Suprema de Justicia a petición de la Fiscalí­a General de la República. Esa fue una petición judicial no del Gobierno de El Salvador, porque el Gobierno del FMLN no ha hecho absolutamente nada.

¿Cómo pude influir el hecho de la salida del FMLN del poder en este caso?

Ortega como ya se metió a eso va a tener sostener su posición. Si el ve que se le puede complicar, que mete las manos ONU, que mete las manos la CIDH y el percibe que eso se le va a complicar, definitivamente que va a aprovechar la salida del FMLN del Gobierno para decir: bueno ya salieron, ya no hay persecución, ahora adiós ahí­ ve que haces, eso es una posibilidad. Ortega puede sostener su posición o aprovechando la coyuntura del cambio de Gobierno puede decir, bueno ya no amerita y mejor sacudí­rselo, pero para eso tiene que entrar definitavemtne organismos internacionales. Y finalmente, también se puede pedir apoyo ante la Corte Internacional de Justicia (Corte de La Haya).

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias