spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 01 de agosto del 2021

Suman otras tres piezas a hurto patrimonial

Dentro de las tres piezas están: una orejera cilí­ndrica con medidas de 18 a12 milí­metros, un pendiente antropomorfo y y cilindro antropomorfo de cuatro centí­metros.

spot_img

Un  total de nueve piezas fueron hurtadas de las instalaciones del Museo Nacional de Antropologí­a Dr. David J. Guzmán (MUNA), según  informó la Secreterarí­a de Cultura de la Presidencia (Secultura)  a través de la dirección de dicho museo. 

José Heriberto Erquicia, director del MUNA, afirma que tuvieron conocimiento de  las otras tres piezas sustraí­das luego de hacer un inventario.

“Luego del hurto se realizó un inventario en todo el lugar y se llegó al hallazgo del faltante de tres piezas prehispánicas, las cuales fueron  sustraí­das de la sala de entierros prehispánicos  que miden de uno a seis centí­metros y  pertenecen a un ajuar de un entierro encontrado en Verapaz, San Vicente”,  acotaba Erquicia.

Las tres piezas hurtadas son: una orejera cilí­ndrica con medidas de 18 a12 milí­metros, un pendiente  antropomorfo o dije de piedra verde con dimensiones de 1.1 centí­metro de ancho por 2.2 cm de largo y cilindro antropomorfo  de cuatro centí­metros.

Y de las ya reportadas se encuentran: cuatro figurillas antropomorfas de material cerámico (prehispánicas), un cuenco cerámico polí­cromo, tetrápode (prehispánico) y un estribo de metal (colonial), cada una inventariada en el Registro de Bienes Culturales Muebles.

Lea también: Confirman hurto de piezas patrimoniales

La institución expresa que algunas de las piezas hurtadas datan del perí­odo preclásico medio ( 2,000 años antes de Cristo), perí­odo clásico (de hace más 600 o 900 años ) y perí­odo colonial del siglo XVIII.  

Según Marlon Escamilla, director de Patrimonio Cultural, ya se dio aviso a Interpol   “tal como lo dicta el protocolo  nacional e internacional sobre el hurto y tráfico ilí­cito de bienes patrimoniales”.

En primer lugar según la entidad se  trata de un  hurto agravado el cual puede ser castigado de dos a cuatro años de cárcel y  al llegar al mercado para su venta se habla de tráfico ilí­cito de bienes culturales que ronda la misma pena.

Secultura  enfatiza en que es ” necesario mencionar que la Sala Introductoria permanecí­a cerrada al público debido a un proyecto de renovación que arrancarí­a este 2017, con la elaboración de un nuevo guión museológico”.

Por otra parte, la institución hace un llamado a la  ciudadaní­a  para  que colabore en brindar información que pueda ser de utilidad para la investigación que lleva a cabo la Fiscalí­a General de la República  (FGR), con el fin de lograr la recuperación de las piezas y esclarecer los hechos.



spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias