spot_img
spot_img
sábado, 27 de noviembre del 2021

¿Se desmoronará la impunidad histórica?

spot_img

Redacción de ContraPunto

En días recientes Rodolfo Delgado, actual fiscal General de la República, de una manera inusual, llegó a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador, a solicitar un recurso de Amparo, contra otra instancia del sistema institucional nuestro: Sala de lo Penal, con el fin de invalidar una medida tomada que impedía procesar en El Salvador a los autores intelectuales y materiales de la ignominiosa y perturbadora llamada Matanza de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”.

La matanza protagonizada por un batallón militar en la UCA, fue más que “ignominiosa y perturbadora”… Quizás no hay conceptos que la puedan realmente calificar.

Veamos hechos terribles en la historia que pudieran denotar que nuestra sociedad vive en una real barbarie: el magnicidio contra el ahora santo de la Iglesia Católica, Oscar Arnulfo Romero. Este líder religioso, con ese estatus que poseía de Arzobispo, fue  el segundo jefe de la iglesia de un Estado, que era asesinado por causas políticas.

El otro Arzobispo asesinado, de Canterbury, Inglaterra, fue Tomás Becket, el 29 de diciembre de 1170; hace más de 800 años. Becket es venerado por la iglesia Católica y Anglicana; el crimen lo mandó a cometer el rey Enrique II.

Otros crímenes inauditos en El Salvador: asesinados casi 30 religiosos; masacres que van desde una familia completa, hasta la de varias comunidades campesinas, como ocurrió en El Mozote y sus alrededores, así como los  crímenes contra intelectuales como Roque Dalton, Jaime Suárez Quemain, Alfonso Hernández y el Tamba Aragón, entre otros.

Todo se puede decir y escribir rápido y fácil, pero detrás de miles de hombres, mujeres y menores de edad masacrados, hay millones de familiares, parientes, amigos y una sociedad martirizada.

Otra verdad inaudita es la masacre de la UCA, en la fueron asesinados uno a uno, 5 sacerdotes españoles, un salvadoreño y dos mujeres (madre e hija, ésta menor de edad). ¿En que cerebros pudo alojarse tanta saña?

El ex insurgente frente FMLN no se quedó detrás en los crímenes: desde el más reconocido intelectual revolucionario, Roque Dalton, hasta las infames masacres de Mayo Sibrián, mismas que se replicaron en casi todas las zonas de control insurgente.

El fiscal Delgado al llegar a la Sala de lo Constitucional a pedir el Amparo, tiene como objetivo según sus palabras, que serán investigados y procesados todos los que tuvieron que ver con la masacre de la UCA, independientemente del cargo que ocupaba entonces. Lo dijo ante la pregunta de una colega periodista que lo cuestionó si el entonces presidente Alfredo Cristiani sería procesado.

La sociedad en su conjunto tiene esperanzas y ya no admitirá desfraudes. Después del caso UCA tiene que venir justicia para Romero y Dalton, así como para los millares de campesinos y citadinos injustamente masacrados,… y entonces la impunidad se irá haciendo talco y concluirá la pesadilla. ¿Habrá que ver si vamos por esa ruta?  

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias