spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

Salvadoreña en estado crítico por COVID-19 ya tenía problemas pulmonares

Además otras 4 personas se encuentran en estado grave y 27 permanecen estables. Todas están aisladas en un hospital que se ha adaptado para atender a los casos positivos, según autoridades

spot_img

La persona que las estadísticas salvadoreñas señalan que se encuentra en estado crítico por COVID-19 es una mujer que ya padecía de un deterioro pulmonar avanzado y actualmente necesita de un mayor soporte respiratorio. Pero se desconoce su edad exacta.

Según el ministro de Salud, Francisco Alabí esta paciente ya había sido reportada anteriormente en el sistema nacional de salud por problemas pulmonares, lo que provocó que pasara rápidamente de un estado estable a uno crítico.

“Hasta hoy aún está con oxígeno suplementario, pero no ha requerido el manejo de ventilación mecánica invasiva lo que implica poner un ventilador en un respirador artificial; sin embargo, necesita vigilancia estrecha porque estos pacientes en cualquier momento podrían llegar a deteriorarse aún más”, explicó el funcionario.

Agregó que, generalmente, los pacientes que han sido diagnosticados con COVID-19 y que están pasando a un estado grave son personas con antecedentes notables de problemas respiratorios, como alguna neumonía atípica.

“No podemos parar de asistir a este tipo de pacientes porque esa es la gravedad del Coronavirus. Por eso seguimos dando las recomendaciones de restricción y distanciamiento social que son las únicas medidas que puede evitar que esta enfermedad se desarrolle”, acotó el titular de Salud.

Este pasado lunes, la plataforma oficial https://covid19.gob.sv/ con la que el gobierno salvadoreño está actualizando los nuevos casos de coronavirus en el país registró los últimos dos nuevos casos, lo que elevó a 32 las personas que, actualmente, han contraído dicha enfermedad.

Aparte de la persona en estado crítico, hay otras 4 que se encuentran en estado grave y 27 que se encuentran estables. Todas están aisladas en un hospital que se ha adaptado para atender a los casos positivos. 

Las edades de los pacientes oscilan entre los 20 y los 80 años; el mayor rango  se sitúa en los de 60 – 79. Le siguen los que están entre 20 y los 39 años. 

Respecto a las personas de la tercera edad que aún se encuentran en los centros de albergue, Alabí dijo que están tratando de trasladarlas de dichos centros a lugares donde reciban una atención más integral porque, precisamente, son personas con problemas de salud más complicados y que los vuelve más propensos a contraer el Coronavirus.  

“Estamos tratando de darles una atención más integral no solo por parte de médicos, sino que haya internistas, endocrinólogos, en base a la necesidad. Porque tenemos pacientes que no solo padecen de enfermedades crónicas, sino que tienen enfermedades de manejo psicológico”, apuntó.

Nexos con los “positivos”

Las estadísticas también señalan que de los 32 casos que se tienen hasta el momento, 29 han sido importados, es decir, son personas que ingresaron al país procedentes de Estados Unidos y Europa, fundamentalmente. Pero, otros 3 son locales, es decir que fueron identificados al interior del país por nexos epidemiológico con alguno de los importados.

En los casos locales, 2 fueron identificados en el departamento occidental de Santa Ana y 1 en el departamento oriental de Usulután.

Al respecto, Alabí dijo que los habitantes de dichos departamentos no deben estar preocupados de que el virus ande en las calles, pues existe un equipo designado que, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), está identificando los posibles contactos que tuvieron los casos confirmados en estas zonas.

“Hemos hecho todo un rastreo desde que entraron al territorio salvadoreño, desde que llegaron al aeropuerto o frontera, la persona que los trasladó, con quienes iba en el avión, si eran familiares o no, con quiénes estuvo en contacto cuando llegaron a su hogar, todos los factores que de alguna  manera jugaron un papel importante, a todos los identificamos y les estamos dando una atención inmediata a través de cuarentena y pruebas médicas”, señaló.

El ministro, además, explicó que el tiempo promedio de duración de la enfermedad es de tres semanas, a partir de la primera prueba que confirma el contagio. Pero, un paciente que desarrolla algún problema pulmonar, como pulmonía, puede tardar hasta dos meses en recuperarse, dependiendo de las complicaciones. Mientras que el periodo de incubación del virus puede tardar hasta 24 días “según los estudios en los que nosotros nos hemos basado”, apuntó.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias