jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

Rusia y Ucrania acuerdan segunda ronda de negociaciones

¡Sigue nuestras redes sociales!

Moscú hizo un pliego de exigencias para poder abandonar el territorio ucraniano.

Las delegaciones rusa y ucraniana acordaron este lunes una “segunda ronda” de negociaciones, anunciaron ambas partes, tras terminar una primera reunión y regresar a sus respectivas capitales para examinar la situación.

“Las partes establecieron una serie de prioridades y cuestiones que requieren algunas decisiones”, dijo Mikhailo Podoliak, uno de los negociadores ucranianos, mientras que su homólogo ruso, Vladimir Medinski, indicó que la nueva reunión tendrá lugar “pronto” en la frontera entre Polonia y Bielorrusia.

Las negociaciones tratan sobre la invasión de Ucrania llevada a cabo desde el jueves por el ejército ruso, que se han topado con una fuerte resistencia de las fuerzas ucranianas.

Zelenski, con una ágil presencia mediática durante la crisis, también pidió a la Unión Europea (UE) que admita inmediatamente a su país en el bloque, pero en Bruselas “hay diferentes opiniones” al respecto, respondió el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Por su parte el jefe negociador ruso, Vladimir Medinski, afirmó que hay “algunos puntos sobre los que es posible pronosticar posiciones en común” para poner fin a la escalada de tensión.
De su lado, Putin exigió este lunes a su homólogo francés, Emmanuel Macron, el reconocimiento de Crimea como territorio ruso y la desmilitarización y “desnazificación” de Ucrania como condiciones preliminares a una resolución del conflicto, indicó el Kremlin en un comunicado tras una conversación telefónica entre ambos mandatarios.

La agencia de prensa bielorrusa difundió imágenes de la sala de negociaciones, con una larga mesa cubierta con un mantel blanco, una decenas de sillas de cada lado y banderas de los tres países de fondo.

“Pueden sentirse en total seguridad, es nuestra sagrada responsabilidad”, declaró a las delegaciones el jefe de la diplomacia bielorrusa, Vladimir Makei.

El gobierno de Bielorrusia, donde se encuentran estacionadas importantes fuerzas rusas, hizo ratificar por referendo el domingo enmiendas a su Constitución que abren la puerta a la nuclearización del país.

El jefe de la diplomacia europea Josep Borrell juzgó este acontecimiento como “muy peligroso”, porque “significa que Rusia instalará armas nucleares en Bielorrusia”.

Cada vez más países adoptan sanciones contra Moscú. Este lunes, Suiza indicó que adoptaba de manera “completa” las medidas decididas por la UE y Japón anunció sanciones contra el presidente de Bielorrusia y el banco central de Rusia.

Estas medidas sin precedentes contra Moscú provocaron una debacle en los mercados rusos y el rublo se depreció con fuerza, obligando a suspender los intercambios. Para sostener la economía nacional, el Banco Central de Rusia subió 9,5 puntos hasta un 20% la tasa directriz.

El presidente Putin se concentraba este lunes en los problemas económicos, según su portavoz Dmitri Peskov.

Rusia anunció que prohíbe a sus residentes transferir divisas al extranjero y que sus exportadores deberán a convertir el 80% de sus ingresos en rublos, dijo el Kremlin.

Además, como respuesta a parte de las medidas occidentales, Rusia anunció este lunes que restringió los vuelos de compañías aéreas de 36 países, entre ellos Reino Unido, Canadá y numerosos países de la UE, que habían cerrado su espacio aéreo a los aviones rusos.

En medio de esta situación cada vez más compleja y tensa, El Departamento de Estado estadounidense recomendó a sus ciudadanos abandonar Rusia “inmediatamente”.

En el ámbito de las instituciones internacionales, la Asamblea General de la ONU inició este lunes con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la invasión una sesión de emergencia para discutir el conflicto.

En Ginebra, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó este lunes la celebración de un debate urgente el jueves, a petición de Kiev y apoyado por una amplia coalición de países. Tras este anuncio, el canciller ruso Serguéi Lavrov anuló el viaje que tenía planeado a Suiza para participar en ese encuentro.

En el terreno, los ucranianos parecen aumentar su resistencia frente a los rusos, que todavía no logran anunciar ninguna victoria contundente.

El lunes, las autoridades ucranianas afirmaron que los rusos intentaron varias veces durante la noche un asalto contra la capital Kiev, en donde el toque de queda se levantó la mañana del lunes.

En la ciudad se formaron largas colas fuera de los supermercados, donde la población mostraba agotamiento y turbación. En las calles brigadas de voluntarios con lazos amarillos y azules con los colores nacionales levantaron barricadas improvisadas.

“Los rusos saben muy bien que nuestra tierra les quema bajo los pies”, afirmó a la AFP Pavlo Krasnopruov, un actor que hoy está listo para combatir.

El ejército ruso afirmó que los civiles podían irse “libremente” de Kiev y acusó al gobierno ucraniano de utilizarlos como “escudos humanos”.

Macron pidió a Putin que evite atacar civiles, y él se comprometió a cumplir.

Sin embargo, solo en las últimas 24 horas, al menos 11 civiles habrían muerto durante bombardeos rusos sobre barrios residenciales de Járkov, la segunda ciudad de Ucrania, cercana a la frontera rusa, anunció el gobernador regional.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias