- Publicidad -spot_img
spot_img
spot_img

Refuerzan equipo táctico de la FAES por entrenamiento guerrillero a pandillas

¡Sigue nuestras redes sociales!

El ministro de Defensa explicó que miembros de la exguerrilla adiestraron a los pandilleros en el manejo de armas de fuego.

Las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES) han sido reforzadas recientemente con un lote de cinco vehículos tácticos blindados Plasan SandCat, para poder continuar con las cuatro fases del Plan Control Territorial y con el combate a las estructuras criminales.

Esta es la segunda ocasión, que la institución castrense recibe vehículos blindados, la primera fue la entrega de vehículos YAGU todoterreno. Además, las autoridades han realizado la dotación de chalecos antibalas y cascos balísticos para la tropa en diferentes destacamentos militares del país

“¿Les gustaron los YAGU? Pues ya vienen en camino los SandCat… Y después vendrán en camino otros, pero esos se los muestro luego”, expresó el presidente Bukele en Twitter, donde anexó un video en el que se aprecian las unidades.

De igual manera, destacó que, sin las fases del Plan Control Territorial, los resultados obtenidos hasta el momento en el combate a la delincuencia serían imposibles.

“Sin la Fases 1, 3 y 4 del Plan Control Territorial, sería IMPOSIBLE tener los resultados que estamos teniendo en la Guerra Contra Pandillas”, expresó.

Según trascendió, se trataría de una adquisición total de 50 Plasan SandCat, pero que serían producidos en México, por lo que posiblemente serían de la versión mexicana DN-XI, desarrollada por la Industria Militar de México, con licencia de la compañía israelí.

Todos estos equipos han sido financiados con parte de un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el cual alcanza los 109 millones de dólares, de los cuales 50 millones están destinados al Ministerio de Defensa y el resto a la Policía Nacional Civil (PNC).

Este refuerzo al sistema de seguridad público, obedece a que la información del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE) indicó que los pandilleros ha tenido entrenamiento militar característico de los grupos guerrilleros del conflicto armado en el país.

En este sentido, el ministro de Defensa, René Merino Monroy, aseguró que han estado analizando el comportamiento que han tenido los mareros, principalmente, en las zonas rurales donde buscan ocultarse huyendo de los operativos en la ciudad.

“Están teniendo un comportamiento en el área rural similar al que tuvo la guerrilla”, expresó esta mañana el ministro durante la entrevista de Diálogo.

También, se refirió al desmantelamiento de un campamento de pandilleros que fue ubicado el fin de semana pasado en el caserío El Izcacal, jurisdicción de San Isidro, departamento de Cabañas, donde un estimado de 10 a 15 criminales estaban reunidos y que al ver la presencia de los soldados dispararon.

“Fue un enfrentamiento como los que se tuvieron con la guerrilla (…) ellos los recibieron con fuego”, expresó.

El funcionario detalló que los atacantes utilizaron fusil AK-47 para enfrentar a los soldados. Aseguró que en ese mismo lugar encontraron trincheras y campamentos más pequeños característicos a los usados por grupos guerrilleros.

“Se pueden observar que son típicas trincheras de la guerrilla, hay varias en ese campamento. Ellos no respondían el fuego al azar, era controlado. Un sargento del Comando de Fuerzas Especiales resultó con un rasguño en la cabeza [la protección del casco balísticos le salvó la vida] y me atrevería a decir que [el disparo] fue apuntado, el comportamiento que están teniendo las maras es de ponerle mucha atención”, afirmó.

Las autoridades les parece curioso que la zona donde se registró este enfrentamiento con los pandilleros, es la misma que la guerrilla ocupó para movilizarse entre San Vicente y Cabañas.

Ante esta postura gubernamental, ContraPunto consultó fuentes de los excombatientes quienes dieron algunos detalles de lo que presume el ministro de Defensa.

“Nosotros, como guerrilleros teníamos los campamentos en los caseríos lejanos, no eran campamentos dispersos, como los tienen las maras actualmente. No teníamos trincheras propiamente dichas, sino tatus (refugios ideados por la resistencia vietnamita)”, dijo a ContraPunto un veterano de guerra que prefirió el anonimato.

El ex guerrillero de Chalatenango añadió que: “las acciones típicas de la guerrilla eran emboscadas, golpes de mano y ataques sorpresivos a cuarteles; además usábamos minas hechas por la misma guerrilla. A ello no han llegado los mareros; tampoco tienen jerarquías y organizaciones de guerra irregular”.

“Otra cosa que no tienen las maras terroristas son el respaldo popular y ni la comunicación que la insurgencia entre las diversas organizaciones sociales. Hay que recordarse que la guerrilla salvadoreña fue entrenada en Cuba, Nicaragua y Vietnam, países en los que se practicaron intensas guerras irregulares”, finalizó el veterano.

close

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias