spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

PNC: algunos desplazados por violencia, retornan

Director policial dijo que familias de parientes que tienen ví­nculos con pandilleros no siempre regresan a sus residencias

spot_imgspot_img

La mayorí­a de familias que huyen de sus viviendas por amenazas de grupos pandilleriles regresan a sus residencias luego de que la Policí­a Nacional Civil (PNC) retoma el control de los territorios, aseguró este lunes el director policial, Howard Cotto.

El director dijo que en las zonas donde han sido amenazados los lugareños se despliega la Fuerza de Intervención y Recuperación del Territorio (FIRT) y de la Fuerza Especializada de Reacción El Salvador (FES) con apoyo de la delegación policial de la localidad a fin de que las familias puedan volver.

“nosotros procuramos siempre que la gente retorne aunque debemos de decir que casi siempre, a pesar de que la gente regresa, obviamente los familiares que tienen a miembros de un grupo criminal no lo hace”, explicó Cotto.

El pasado 14 de septiembre un aproximado de 40 familias que habitaban en el municipio de Panchimalco del departamento de San Salvador fueron obligadas a abandonar sus viviendas debido al acoso y amenazas por parte de miembros de estructuras pandilleriles de la zona.

Asimismo, al menos 15 familias abandonaron sus hogares en el municipio de Caluco en el departamento de Sonsonate el pasado 16 del mismo mes. Ante esto el director declaró que los dispositivos policiales van encaminados a detectar de donde vienen las amenazas para erradicarla.

En El Salvador, los altos í­ndices de violencia son adjudicados a estructuras pandilleriles, según información oficial existen más de 30 mil pandilleros en libertad dispersos en diferentes zonas del paí­s, con énfasis en localidades rurales.

Según la Procuradurí­a para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), los éxodos se dan ante situaciones “como amenazas a la vida, extorsiones y presión para los adolescentes para unirse a pandillas han incrementado los casos”.

En 2015, según datos de la PDDH, se reportaron 63 casos cuyas ví­ctimas fueron un total de 249; en 2014 se registraron 21 desplazamientos forzados. “lo anterior implica un aumento del 200 por ciento entre 2014 y 2015 y del 337 por ciento de su representación en cantidad de ví­ctimas”.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias