spot_img
spot_img
lunes, 10 de mayo del 2021

PDDH presentó recurso ante Corte IDH sobre amnistí­a de facto

De nuevo, predomina el silencio alrededor del proceso de formación de esta ley

spot_imgspot_img

La Procuradurí­a para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) promovió un recurso ante un tribunal internacional para dar su aporte en medio del proceso de elaboración del proyecto de ley de reconciliación que tienen los diputados y que ha sido criticado por su parecido con la Ley de Amnistí­a General (1993), una normativa que ya no se puede aplicar en el paí­s.

En un comunicado, la PDDH informó que ha enviado un recurso llamado amicus curiae y que funciona como la intervención de un tercer participante en un proceso jurí­dico en el que, originalmente, no estaba involucrado.  Con mayor detalle, se trata de un escrito que la titular de la procuradurí­a envió al secretario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), Pablo Saavedra.

“Se está a la espera que el contenido del amicus curiae sea conocido en el próximo perí­odo de sesiones de la Corte IDH que se desarrollará del 26 de agosto al 13 de septiembre de 2019″, señaló el comunicado de la Procuradurí­a.

Este recurso lo enviaron en relación con las medidas provisionales que pidieron el trámite de medidas provisionales solicitadas por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y Tutela Legal Marí­a Julia Hernández, en el marco de la supervisión de cumplimiento de la sentencia sobre las masacres en El Mozote y lugares aledaños.

Tanto el CEJIL como Tutela Legal solicitaron a la Corte IDH que estableciera medidas provisionales a las autoridades de gobierno salvadoreñas, frente a la discusión y posible aprobación de la ley de reconciliación que se está formulando en la Asamblea Legislativa.  Este proyecto busca crear un marco legal para juzgar los crí­menes de guerra civil salvadoreña y procurar la reparación de las ví­ctimas. Pero las organizaciones que representan a estas ví­ctimas, y aquellas que en general abogan por los derechos humanos, critican que la versión actual de esa ley de reconciliación volverá en extremo difí­cil llevar los casos a tribunales, identificar responsables y sancionarlos.

Fabián Salvioli, relator de Naciones Unidas que visitó el paí­s, llamó a este anteproyecto de ley una “amnistí­a de facto”, por la manera en que se estaba preparando su aprobación.

Frente a este panorama, solicitaron a la Corte IDH establecer medidas provisionales, mismas que este tribunal internacional dictó el 28 de mayo de este año. Estas medidas están relacionadas con el cumplimiento de la sentencia que en 2012 la Corte IDH impuso al Estado salvadoreño, responsabilizándolo por la masacre en El Mozote y sitios aledaños (1981). Parte de la resolución de 2012 establece que el gobierno no volverá a aprobar una ley que impida la investigación y la justicia de crí­menes cometidos durante la guerra, por ejemplo.

Así­, en sus medidas provisionales, la Corte IDH ordenó suspender la discusión del anteproyecto de ley de reconciliación y además enviar información acerca de este proceso, entre otras disposiciones. Pero el presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, explicó que no están dispuestos a cumplir con la suspensión del proceso para discutir esa ley, pues deben atenerse al plazo que estableció la Sala de lo Constitucional para tener ese marco legal: 13 de julio. Además, enfatizó que la atribución del parlamento para legislar es soberana.

Desde la semana pasada, no hay información desde la Asamblea sobre la discusión de esta ley.

La PDDH indicó que el amicus curiae que presentó Caballero “tiene por finalidad  que la  Corte IDH cuente con mayores elementos para informar su pronunciamiento”. Parte del contenido de este recurso habla sobre “el intento de aprobación expedita de una nueva Ley de Amnistí­a y su posible impacto”, así­ como la importancia de que los proyectos de ley respeten la Constitución. También se consideró el seguimiento que ha dado la Sala de lo Constitucional a su sentencia de julio 2016, que expulsó a la Ley de Amnistí­a General (1993) del ordenamiento jurí­dico salvadoreño.

En ocasiones anteriores, la PDDH se ha pronunciado en contra del anteproyecto de ley de reconciliación, “porque claramente riñe con los derechos a la verdad, justicia, reparación y garantí­as de no repetición de las ví­ctimas de graves violaciones a derechos humanos”, consignó el comunicado.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias