spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Paso positivo en pro de la cultura salvadoreña

Dando un paso positivo, la señora Ministra de Cultura Suecy Callejas, firmó hoy el Contrato Colectivo, algo que se convertirá en breve en Ley de la República, que incluye el respeto a los derechos adquiridos por los trabajadores y la estabilidad laboral entre otras cosas. Esto se dio en el marco de una gran convocatoria hecha por SITRASEC, el sindicato mayoritario del Ministerio de Cultura con el apoyado de la mayorí­a de los trabajadores de dicha Institución cultural. La Ministra de Cultura Suecy Callejas no solo plasmó su firma, sino tuvo un encuentro amable y cordial con el personal del Ministerio de Cultura, algo que los trabajadores vení­an exigiendo desde el 1 de junio, fecha en que tomaron posesión las nuevas autoridades. La señora Ministra se comprometió públicamente a trabajar en conjunto y echar adelante una serie de proyectos prioritarios para la cultura del paí­s. Los trabajadores ahí­ presentes de igual manera, manifestaron estar dispuestos a trabajar por el bien de la cultura de El Salvador, sacar adelante el Ministerio de Cultura, una institución donde ha reinado el abandono, la desidia, el desencanto, generado principalmente por las pésimas administraciones de los pasados gobiernos sobre todo, el del FMLN. Una institución con un presupuesto paupérrimo atrapado en una maquinaria administrativa extremadamente burocrática que hay que renovar y modernizar. 

Como he dicho otras veces, muchos artistas de renombre se alejaron de la Institución Cultural del Estado y se abrió un abismo entre ellos y la institución. Los artistas son por naturaleza, la conciencia crí­tica de una nación y los gobiernos del FMLN demostraron no querer saber de “conciencia crí­tica de nada” porque les tuvieron pavor a los artistas que no consideraban “obedientes” y prefirió tenerlos lo más lejos posible. 

En ese sentido, como jefe del Departamento de Cine y Audiovisuales del Ministerio de Cultura, como cineasta, miembro de las Autoridades Cinematográficas de la Región Centroamericana, como artista salvadoreño y trabajador de la cultura, exhorto a la señora Ministra de Cultura Suecy Callejas que tiene las puertas abiertas de nuestro departamento para así­ conocer de cerca los proyectos audiovisuales existentes, la trayectoria de la única instancia de Cine y audiovisuales que ha existido en la historia del estado salvadoreño y la segunda a nivel regional, así­ como la implementación de nuevos proyectos como es el caso de la creación de la Cinemateca Nacional de El Salvador, un proyecto fundacional de gran impacto de educación y cultura. De la misma manera, la exhorto a ella y a su equipo, a conocer aún más la labor y trayectoria del Movimiento de Cine Nacional de la cual formamos parte y que con sumo sacrificio y esmero hemos impulsado a lo largo de estos años. Un movimiento joven, sus logros y alcances a nivel internacional pues el Cine Salvadoreño ha cobrado cada vez más presencia en los eventos competitivos internacionales y es hoy por hoy es una realidad indetenible. Algo que podemos sostener con orgullo pues hace un promedio de 12 años, era aún imposible.

Exhorto también a todos los trabajadores del Ministerio de Cultura y a la señora Ministra a establecer ese ví­nculo roto entre la institución y los artistas de renombre, también con los especialistas, profesionales, gestores y asesores relacionados con el mundo de la cultura y el arte. A los trabajadores a no dejarnos vencer, a redoblar esfuerzos aun con los pocos recursos que poseemos, a comenzar de una vez a caminar por la senda de progreso que El Salvador necesita y que sin cultura y educación, eso se hace imposible. A poner en práctica esa relación que debe existir entre la cultura y el cambio polí­tico. Sin esa relación no hay cambio posible. 

Pero en ese empeño tendrá que involucrase toda la sociedad porque yo me pregunto una vez más: ¿Por qué razón en Uruguay, Chile, Bolivia, Panamá o Costa Rica no existen caravanas de emigrantes que huyen despavoridos ante una situación infernal?¿Porque no existe una situación de inseguridad, corrupción polí­tica y administrativa, crimen organizado, saqueo del estado, impunidad extrema e inestabilidad polí­tica que impera en nuestros paí­ses centroamericanos, algo que se ha convertido en uno de los sellos más sobresalientes y vergonzosos que nos identifica??? La respuesta a mi modo de ver las cosas, es que son naciones que a pesar que también han tenido un pasado convulso y dictatorial, un dí­a se decidieron encaminar al paí­s por esa senda de progreso y desarrollo, desatándose también de la trampa corrosiva de la “derecha y la izquierda”. Sus mandatarios, polí­ticos, artistas, profesionales, intelectuales, periodistas, obreros, campesinos y la sociedad en general, se decidieron un dí­a hacer las cosas mucho mejores. 

¿Por qué los salvadoreños no podemos aspirar a algo similar? 

Pues la pelota está de nuestro lado.

spot_img

Últimas entradas