jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

Organizaciones internacionales se defienden de ataques de Bukele

¡Sigue nuestras redes sociales!

El presidente Nayib Bukele acusó ayer a la comunidad internacional y los defensores de derechos humanos de defender a pandilleros.

Tamara Taraciuk, directora en funciones para las Américas de Human Rights Watch, salió al paso ante el ataque en redes sociales que el presidente de la República, Nayib Bukele, hace encontra de las organizaciones nacionales e internacionales que son críticas a las medidas de seguridad que ejecuta el gobierno por el alza de los homicidios.

Bukele acusa a los activistas de derechos humanos de “defender asesinos” y exige que se “lleven” la peste. Desde el 27 de marzo, han sido asesinadas más de 90 personas en El Salvador, en su mayoría civiles.

Por lo tanto, Taraciuk respondió con su cuenta de Twitter a una publicación de Bukele en la que tilda de “vividores” a defensores que trabajan en organismos internacionales, y les fustiga por “defender asesinos” y “disfrutar ver los baños de sangre” que vive el país.

“Condeno firmemente estos ataques infundados por el Presidente Bukele contra defensores de derechos humanos que se pronuncian sobre sus abusos. Estos tuits dejan en evidencia el nivel de intolerancia de Nayib Bukele y su descarado esfuerzo por cerrar espacios democráticos”, dijo Taraciuk.

El mensaje original de Bukele está dirigido a la presidenta de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, (WOLA, por sus siglas en inglés), Carolina Jiménez Sandoval, quien rechazó el estado de excepción por “no respetar los estándares de derechos humanos” internacionales.

“La comunidad internacional está atenta y las organizaciones de Derechos Humanos seguiremos alertando y denunciando”, dijo la presidenta de WOLA.

“Estos vividores de las ONGs internacionales dicen velar por los derechos humanos, pero no se interesan por las víctimas, solo defienden asesinos, como si disfrutaran ver los baños de sangre. Dígame cuántos miles de pandilleros va a llevarse, para que los traten como reyes allá”, le respondió Bukele a través de un tuit.

WOLA emitió un pronunciamiento ayer en contra del régimen de excepción, en el cual señala que la suspensión de garantías constitucionales puede darse para preservar el orden, “no para que se menoscabe ni para que agentes y funcionarios del Estado actúen arbitraria y discrecionalmente como en El Salvador”.

La organización indicó que, según fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), hay derechos que no pueden ser suspendidos en un estado de excepción, tales como el derecho a un debido proceso y el derecho a la defensa.

El decreto actual, sin embargo, no solo suspende estos derechos, si no también la libertad de reunión y asociación y permite la intervención de comunicaciones privadas sin necesidad de una orden judicial.

“Dados los antecedentes sobre denuncias de espionaje ilegal acia periodistas en el país, este extremo supone otra grave amenaza a la libertad de prensa y a los derechos humanos”, indicó WOLA.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió al Estado salvadoreño que revierta todas las medidas que pongan en riesgo la integridad de las personas privadas de libertad, como el encierro permanente, y la reducción de alimentos e implementos de higiene.

“Las medidas implementadas en las cárceles constituyen políticas de carácter represivo que pueden resultar en serias violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de libertad. El Estado debe revertir urgentemente todas las medidas que pongan en riesgo la vida e integridad de las personas que están bajo su custodia”, pronunció la CIDH en Twitter.

Mientras tanto, el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, expresó su preocupación sobre el “aumento de la violencia y los asesinatos” en El Salvador, y exhortó a adoptar medidas “en consonancia con el derecho y las normas internacionales de derechos humanos”.

Lo anterior surge, debido a que el director de Centros Penales, Osiris Luna, ordenó dar solo dos raciones de comida a los reos, informó que los reos dormirán en el suelo de las celdas, permanecerán encerrados las 24 horas y totalmente aislados.

“Los criminales van a permanecer encerrados en sus celdas las 24 horas del día, sin posibilidad de ver la luz del sol en ningún momento”, indicó Luna.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias