spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 28 de julio del 2021

Mueren represores y muchos crímenes siguen impunes

spot_img

El 27 de junio del año 1973 los uruguayos despertaron sorprendidos con las marchas militares que se difundían por cadena nacional de radio y televisión, anunciando el comienzo de una sangrienta dictadura cívico-militar que duró hasta 1985.

La Convención Nacional de Trabajadores (CNT), central sindical única, que era un fuerte núcleo de organización popular, lanzó una huelga general en un intento por contener el avance de aquellas fuerzas regresivas. Después de quince días aquella protesta fue desarticulada y la dictadura se abrió paso.

Doce años duró el régimen que encabezaron oscuras figuras militares y civiles, que, siguiendo la llamada “Doctrina de la Seguridad Nacional”, sugerida por Estados Unidos, se dedicaron a encarcelar, desterrar y asesinar a cualquier persona que pensara distinto.

Miles y miles de uruguayos, militantes, trabajadores, estudiantes, amas de casa, intelectuales, fueron derivados a “campos de  concentración” en que se habían convertido algunas cárceles y cuarteles militares, además de predios clandestinos que, después se supo, fueron utilizados como lugares de tortura y confinamiento.

Durante estos años de democracia, algunos sectores regresivos de la sociedad uruguaya han intentado imponer la llamada “Teoría de los dos demonios”, afirmando que el país estaba en una guerra contra movimientos armados que habían surgido en la década de 1960.

Pero la verdad es que el Movimiento de Liberación Nacional “Tupamaros” (MLN-T), que efectivamente lanzó una lucha armada, había sido desarticulado en 1972, cuando sus principales dirigentes fueron detenidos, como el caso de Raúl Sendic, su jefe máximo, Julio Marenales, Henry Engler, Jorge Manera, Jorge Zabalza, MauricioRosencof, Wasem Alanis, Eleuterio Fernández Huidobro y José “Pepe” Mujica.

La dictadura había armado tenebrosos grupos represivos integrados por militares y civiles, quienes formaban parte del Plan Cóndor, que fue la coordinación represiva de las dictaduras de la región, principalmente Argentina, Brasil, Paraguay y Chile.

Con el retorno de la democracia, en 1985, algunas investigaciones permitieron identificar a algunos de aquellos represores, entre quienes se encontraba el entonces teniente coronel del Ejército José “Nino” Gavazzo.

Gavazzo murió este viernes 25 de junio, a los 81 años de edad, mientras cumplía prisión domiciliaria, ya que en el 2009 fue condenado  a 25 años de cárcel por la comisión de 28 delitos de “Homicidio especialmente agravado”.

En esa misma causa también fueron procesados por la Justicia Civil los militares retirados Gilberto Vázquez, Ricardo Arab, Jorge «Pajarito» Silveira y Ernesto Avelino Ramas, también represores de la época.

A 20 años de prisión fueron condenados también el coronel retirado Luis Maurente y los ex policías civiles Ricardo «Conejo» Medina y José Sande Lima.​

La cárcel o la muerte natural de algunos represores, como Gavazzo, no termina de cerrar las heridas de muchos uruguayos, víctimas directas o indirectas de aquel horror despiadado y aquella crueldad desplegada entre 1973 y 1985.

Desde 1985, diversas organizaciones sociales y políticas progresistas reclaman información sobre los desaparecidos. Algunos restos humanos han sido encontrados y Gavazzo, particularmente, admitió que tiró a un río el cuerpo de un detenido.

Desde hace 26 años, cada 20 de Mayo, las Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos organizan la “Marcha del Silencio” que recorre las principales calles y avenidas de Montevideo y otras ciudades de Uruguay, con el reclamo de Verdad y Justicia.

Según esta organización alrededor de 300 uruguayos fueron detenidos-desaparecidos en el país, además de algunos casos en Argentina y Paraguay.

La fecha coincide con los asesinatos, en Buenos Aires, de los entonces legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz y los militantes Rosario Barredo y William Whitelaw, cuyos cuerpos aparecieron el 20 de mayo de 1976 en la capital argentina.

Link: Web de Madres y Familiares de Desaparecidos en Uruguay

https://desaparecidos.org.uy/
spot_img

También te puede interesar

Carlos Castillos
Corresponsal en Uruguay y Paraguay
spot_img

Últimas noticias