spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
martes, 07 de diciembre del 2021

La negativa parcialidad noticiosa

Cuando lo escritores y periodistas, primero Albert Camus (1913-1960) y después Gabriel García Márquez (1927-2014), coincidieron en afirmar que “el Periodismo es el mejor oficio del mundo”, sin duda se referían a un ejercicio sano, basado en la veracidad y la imparcialidad, como ofrenda de respeto al mundo receptor (lectores, oyentes y televidentes).

Además de excelentes periodistas, ambos autores fueron Premio Nobel de Literatura (Camus 1957 y García Márquez 1982), y recibieron respeto universal, por su limpia trayectoria al informar y opinar -con veracidad e imparcialidad- con apego a la Ética y al Derecho.

Años después, en 1993, la UNESCO declaró “Día Mundial de la Libertad de Prensa”, el 3 de mayo de cada año, para dignificar el derecho humano a la comunicación o sea el privilegio de expresar las ideas libremente.

Lamentablemente, aquel pensamiento de Camus y García Márquez y la nominación de la UNESCO, son tirados por la borda y no siempre cubren las expectativas del pueblo. Aquí y ahora, en El Salvador algunos medios de Comunicación Social (MCS) impresos y digitales y presentadores de TV -aun cuando se autocalifican como veraces, independientes y líderes de opinión- es evidente que están muy lejos de ser imparciales.

Su información/opinión es totalmente parcial contra el Gobierno de Bukele, con claro activismo político en vez del Periodismo -veraz e imparcial- que exige la población. Es decir, hay parcialidad de expresión y no libertad de expresión, con afrenta al pueblo, única víctima en medio del conflicto entre ambas partes: Gobierno-Oposición.

Bien por los conflictos y controversia entre los dos sectores, porque -si son con madurez y altura- fortalecen los contrapesos que demanda la democracia; pero mal si -hasta asumiendo rencores ajenos- los MCS se parcializan, atacando sistemáticamente al Gobierno en sus planes y programas sociales; y ponderando -a veces hasta sin razón- al bloque opositor.

Cierto, cada línea editorial -con todo su derecho- puede publicar lo que desee, siempre que mantenga el equilibrio con todos los sectores, sin ningún sesgo noticioso y de opinión. Pero, de ahí a tomar partido con criterio unilateral -con menosprecio a lectores y suscriptores- no solo atenta contra los principios de la profesión periodística, sino que juega con la dignidad e inteligencia del pueblo.

La parcialidad es clara. Por eso -contra todo riesgo- decirlo es imperativo moral y profesional, consecuentes con el Periodismo libre. Demasiado evidente, para negar que: las páginas son un muestrario, una cartelera de noticias y opiniones desacreditadoras contra el Gobierno, como si en el país no ocurriera nada positivo, cuando para la percepción popular es todo lo contrario, con apego a una evidente verdad.

Pero, los MCS decididos en su apoyo antipopular a la Asamblea Legislativa (AL) -en su controversia con el Órgano Ejecutivo- ponen en peligro su credibilidad; puesto que ésta solo se logra mediante la verdad y la imparcialidad, y esas categorías, hoy por hoy, están como ausentes en sus ediciones.

No debiera ser, porque la parcialidad total que hoy se ve, no solo niega esos principios, sino que perjudica la imagen del país, como en el caso de una reciente noticia, sobre un supuesto contubernio entre el Gobierno y las pandillas:

Algunos MCS y varios reconocidos políticos vieron propicia la ocasión de promover la “noticia” de un medio digital, que tuvo eco pasajero con comentarios en medios internacionales, y reproducidos aquí con gran despliegue -como una heroica hazaña comunicacional- sabiendo que -de resultar falsa- se contribuía a crear una mala imagen de El Salvador, lo cual en términos ciudadanos podría calificarse como una “acción de lesa Patria”.

No debe ignorarse la nueva visión que, sobre política, tiene ahora el pueblo salvadoreño, sobre sus deberes y derechos ciudadanos; y también, sobre su derecho a estar debida y oportunamente informado -con veracidad e imparcialidad- sin sesgos parcializados que beneficien a los sectores políticos y económicos del país.

spot_img

Últimas entradas