spot_img
spot_img
sábado, 16 de octubre del 2021

La desinformación que preocupa a los albergados por emergencia en El Salvador

Según estadísticas oficiales, hasta la fecha se tienen 3,065 personas en los 68 centros de contención a nivel nacional. De estos, 1.762 son hombres y 1.303 mujeres

spot_img

Decenas de salvadoreños que se encuentran albergados en los distintos centros de contención por la emergencia del COVID-19 están preocupados por la poca información que han recibido de las autoridades gubernamentales sobre las medidas que se tomarán con ellos a medida pasa el tiempo.

En el albergue de la Villa Olímpica, en Mejicanos, donde se encuentran al menos 225 personas en cuarentena, todos están preocupados porque, según aseveran representantes, las condiciones de la infraestructura no se prestan para poder estar aislados y evitar un posible contagio del virus.

De hecho, varios albergados sienten temor ante el rumor de que uno de los casos confirmados de Coronavirus proviene de dicho lugar y a ninguno de ellos se les ha realizado un chequeo médico profundo para saber si ha sido contagiado por algún nexo epidemiológico con dicha víctima.

“Todos los días hay un chequeo de temperatura por la mañana y por la tarde, pero no de COVID-19”, dijo vía telefónica una de las personas albergadas en dicho centro.

De acuerdo con la información de dicha persona, en este albergue de Mejicanos las autoridades han colocado a siete personas por habitación, lo que “aumentaría la probabilidad de que más casos positivos salgan de dicho lugar”.

De hecho, Miriam García, quien lleva albergada desde el 13 de marzo, explicó que hasta ahora no se le ha realizado ningún examen médico para confirmar si tiene o no COVID-19, aunque, asegura, que no tiene ningún síntoma para sospecharlo.

García empezó su cuarentena en el albergue de Jiquilisco, luego de ingresar a El Salvador proveniente de Guatemala, donde había ido por razones laborales.

“Cuando yo llegue se notaba que todos estaban estresados y viendo cómo resolvían, pero luego comenzaron a tomarnos signos vitales, se nos chequeaba la presión, la temperatura el pulso dos veces al día”, explicó.

El albergue de Jiquilisco fue de los primeros espacios habilitados para resguardar durante 30 días a los salvadoreños que provenían de países con casos de Coronavirus. En dicho lugar, se llegó a tener más de 300 personas y autoridades empezaron a movilizar a los grupos más vulnerables para evitar el hacinamiento, entre éstos, los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas.

García fue trasladada desde dicho albergue a otro que está en el Centro Obrero Doctor Mario Zamora Rivas, en Chalatenango, donde, asegura, que se encuentra más estable y con menos personas, aunque aún se encuentra en espera de la prueba médica del COVID-19.

Hasta el momento, el procedimiento médico que se está siguiendo con los albergados sólo consta de dos tomas de temperatura al día. Autoridades no han dado más detalles de cuáles son los criterios para que a unas personas se les realice la prueba del Coronavirus y a otras no.

Sobre este aspecto, el infectólogo Iván Solano Leiva, consideró que las autoridades deberían ponerles más atención a dichos procedimientos pues “sí es importante que las personas que están en los centros de cuarentena se les haga aunque sea una prueba”.

“Los casos que tenemos a la fecha son de personas que han estado en cuarentena, pero que probablemente han puesto en riesgo a las demás personas que han estado en estos centros”, acotó el especialista.

Además, Solano Leiva consideró que  las personas albergadas deberían tener acceso garantizado a la asistencia psicológica porque esta situación de encierro, miedo y desinformación les está causando estragos a mediano y largo plazo.

Al respecto García djo que en el albergue donde se encuentra actualmente sí les han repartido unas hojas con números teléfonicos para cuando necesiten atención de algún psicólogo..

Pero en el albergue de la Villa Olímpica, las personas aseguraron que, mucho menos se les ha prestado atención al grupo de personas mayores, quienes deberían ser trasladados pronto a zonas en mejores condiciones.

García, por otra parte, afirmó que está tratando de ver la situación de una manera más tranquila, aunque sea difícil, “creo que en general lo que más afecta es estar aquí sin poder salir, cuando estaba en Jiquilisco me desesperaba más la sensación de encierro, pero aquí tampoco nos dejan alejarnos más de 3 metros de las cabañas y eso estresa, aunque podamos ver los árboles”, apuntó.

Varias de las personas albergadas han utilizado sus redes sociales para hacer un llamado a las autoridades para que se les informe detalladamente de todo lo que está pasando afuera. 

Otros también piden que se les explique la razón por la que varios de los albergados que no han sido diagnosticados con Coronavirus se encuentran desde hace varios días en el hospital General Dr. José Antonio Saldaña, mezclados con pacientes que sí poseen el virus.

“La información que se transmite desde las conferencias de prensa y las redes sociales se recibe con cierto alarmismo y eso provoca también un estigma de la gente hacia las personas en cuarentena y eso es feo. Todo eso te hace sentir un poco mal, a veces asusta, aflige. En mi caso intento ser lo más fuerte que puedo, pero hay gente que no lo lleva muy bien y se aflige viendo lo que ponen en las redes”, afirmó García.

Hasta el momento, el presidente Nayib Bukele ha dicho que están trabajando para mejorar paulatinamente las condiciones de todos los albergues y, sobre todo, buscando la cooperación de la empresa privada para que los albergados tengan mejores condiciones en su periodo de estancia.

Pero también el mandatario reaccionó este jueves a las “quejas, molestias, errores, y reclamos” de muchas personas, diciendo que “esto apenas es la fase 1 del proceso, pero así como va el aumento de casos, en pocos días estaremos entrando en la fase 3 y cuando estemos ahí, este momento actual  nos parecerá el paraíso”.

Según estadísticas oficiales, hasta la fecha  se tienen 3,065 personas en los 68 centros de contención a nivel nacional. De estos, 1,762 son hombres y 1303 son mujeres.

Además, El Salvador ya registra 13 casos positivos de Coronavirus. De éstos, 5 son personas provenientes de Italia, 2 de EE.UU., 1 DE Guatemala, 1 de Canadá y 2 “autóctonos”, es decir que se contagiaron en este país, precisamente en el departamento de Santa Ana.

spot_img

También te puede interesar

Eli Melara
periodista
spot_img

Últimas noticias