spot_img
spot_img
miércoles, 27 de octubre del 2021

ISD: fiscal debe dar señales de independencia

Afirman que el fiscal debe ser imparcial al revisar casos de corrupción

spot_img

Representantes de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD) aseguraron que ante el caso llamado “Destape de la Corrupción” que involucra al expresidente, Elí­as Antonio Saca, el fiscal General de la República, Douglas Meléndez, tiene en sus manos una oportunidad de actuar de manera imparcial y dar muestras de independencia judicial.  

“Exhortamos a la FGR para que continúe con los esfuerzos de manera independiente e imparcial de investigar posibles actos de corrupción en cualquier administración pública sea pasada o presente”, cita el comunicado de la ISD.

Según el ISD, la labor que desempeña el Fiscal es importante para frenar la corrupción en El Salvador y  abre las puertas a que continúe revisando otros señalamientos de casos de corrupción de las administraciones pasadas o actuales de manera transparente.

En el caso de Saca y otro seis exfuncionarios “se está hablando de un expresidente de la República con claros ví­nculos al sector empresarial y  a la derecha polí­tica del paí­s a pesar de que el partido polí­tico diga que no”, afirmó el coordinador de Transparencia de ISD, Ramón Villalta.

Además señalaron que aún existen otros casos de corrupción que deben ser investigados y expresaron su preocupación por la limitación que hubo en entidades que debí­an garantizar la transparencia de funcionarios públicos.

“Vemos con mucha preocupación en este caso del “Destape a la corrupción”, que las instituciones públicas encargadas de la fiscalización y prevención del mal uso de fondos públicos, como la Corte de Cuentas de la República (CCR), así­ como la encargada de la investigación de delitos de corrupción (FGR) hayan sido cooptadas en administraciones anteriores por personas que permitieron ocultar y no investigar los múltiples señalamientos de corrupción que se atribuí­an a estos ex funcionarios”, expresaron.

El ISD aseguró que todos los actos de corrupción que se cometen en contra del patrimonio del Estado, provocan la pérdida de recursos que están destinados a la satisfacción de los derechos fundamentales, por ello es necesario que quienes los cometen sean denunciados, investigados y procesados bajo las normas del debido proceso.

“La corrupción genera graves agravios a los principios  de convivencia democrática y justicia social  ya que atenta y socava la capacidad de las instituciones públicas en atender las necesidades de la ciudadaní­a”, agregó Óscar Campos, abogado de ISD.

               

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias