spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

Incrementan bioseguridad en aeropuertos y fronteras grave enfermedad del banano

Autoridades México, Centroamérica y República Dominicana evitan propagación de la marchitez del banano por fusarium, enfermedad que afecta plantaciones de banano y plátano

spot_img

El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) emitió una alerta regional en la que instó a sus Estados miembros ““México, Centroamérica y República Dominicana”“ a intensificar sus medidas de bioseguridad e inspecciones de productos y subproductos de origen vegetal en puertos, aeropuertos y fronteras, para prevenir la diseminación de la marchitez de las musáceas (plátanos y bananos), lo que provocarí­a innumerables pérdidas económicas en la industria bananera regional.

La marchitez de las musáceas o marchitez por fusarium raza 4 tropical (Foc R4T) es una enfermedad que ha devastado a la industria en varios paí­ses de Asia y África, con pérdidas millonarias y fuertes impactos al ambiente y al sector exportador. Esta enfermedad es originaria de Asia, desde donde se ha extendido a paí­ses como Taiwán, Malasia, Indonesia, Filipinas, China Continental, Papúa Nueva Guinea, Omán, Jordania, Mozambique, Pakistán, Australia, Laos, Vietnam, India, Israel y Myanmar. 

Actualmente se sospecha de su presencia en Colombia, donde ya se ha declarado en cuarentena a la finca Don Marce, ubicada en el municipio de Riohacha, departamento de La Guajira, por la presencia de sí­ntomas asociados a la plaga. Ante esto, el OIRSA alerta a los paí­ses de la región y ha recomendado acciones de implementación inmediata en los puntos de entrada de cada paí­s. Entre ellos está colocar, en aeropuertos internacionales, tapetes sanitarios en cada puerta de salida de pasajeros de las aeronaves. Los tapetes deben estar impregnados con solución desinfectante, y ubicar, inmediatamente después, un tapete seco donde los pasajeros puedan secarse la parte inferior del calzado.

Además, establecer procedimientos de inspección de paqueterí­a y correos, tratando la inspección del 100% de los enví­os procedentes de paí­ses donde se encuentre la enfermedad. Lo mismo procede para los equipos de rayos “X” para la inspección no intrusiva de equipaje y carga, donde se recomienda prestar especial atención a productos y subproductos de musáceas. Otras medidas son establecer perfiles de riesgo para la inspección selectiva de pasajeros internacionales procedente de paí­ses donde esté presente la enfermedad y establecer de inmediato un programa de comunicación en puertos, aeropuertos y fronteras terrestres, invitando al viajero y transportistas a no ingresar productos y subproductos de musáceas a la región.

En América Latina, la afectación por la marchitez del banano tendrí­a consecuencias devastadoras tanto económicas como en términos de seguridad alimentaria. En México, Centroamérica y República Dominicana hay cerca de 300,000 hectáreas sembradas de banano y plátano, una de las más grandes del mundo. En paí­ses como Costa Rica, el 1% del territorio está sembrado con banano (cerca de 45 mil hectáreas) y se exportan mil millones de dólares al año. La raza 1 de esta enfermedad causó una epidemia que impactó la industria de exportación bananera de América basada en la variedad Gros Michel y provocó la desaparición de la mayorí­a de las plantaciones comerciales en la década de los años 50 y 60, con un impacto económico (solo estimado para las compañí­as exportadoras) de US $2,300 millones.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias