spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 22 de junio del 2021

Giran orden de captura en contra del hermano de Sigfrido Reyes

spot_img

El Juzgado 6° de Instrucción de San Salvador decretó una orden de detención en contra de Earle René Reyes Morales, hermano del ex presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, debido a que no se presentó a la audiencia especial de notificación de medidas.

Junto a Reyes había sido citado Byron Enrique Larrazábal Areválo, quien si se presentó y contra quien impuso las siguientes medidas: No cambiar de domicilio, no salir del país, entregar el pasaporte al Juzgado y presentarse a firmar cada martes y viernes de todas las semanas hasta antes de la audiencia preliminar.

En cuanto a Reyes Morales, sus abogados aseguraron que éste vive en Suecia y que está enfermo, además de no tener las dosis de las inyecciones contra el coronavirus; sin embargo, el juzgador consideró que las pruebas eran insuficientes, pues como constancia de su enfermedad presentó un diagnóstico de hace varios meses. 

A criterio del juez no tener las dosis no es justificación, pues en Europa es factible comprarlas y además, él fue notificado de esta audiencia hace más de un mes, tiempo suficiente para haber planificado las inyecciones.

En cuanto a la supuesta enfermedad se requiere contar con el informe del Instituto de Medicina Legal, por lo que si él se hubiese presentado se le hubiera ordenado a Medicina Legal hacerle las pruebas respectivas.

El juez aseguró que la orden de detención estará vigente, pero que, si posteriormente se comprueba lo de su enfermedad presentándose al juzgado, podría entonces ser modificada por medidas alternas a la detención.

La audiencia especial de notificación de medidas se dio luego que la Cámara Tercera de lo Penal   anulara una orden de captura contra ambos y ordenara al Juzgado Sexto de Instrucción a realizar dicha audiencia para imponer medidas alternas a la detención, por lo que ambos fueron debidamente citados.

Los dos imputados son acusados de lavado de dinero y activos, a Larrazábal además se le atribuye estafa agravada en perjuicio del IPSFA por la compra de cinco lotes en Antiguo Cuscatlán, presuntamente a un costo por debajo de lo estimulado.

Según fiscalía, el monto atribuido a Byron Larrazábal es de $1.500.000, mientras que, a Reyes, $500.000, montos que deberán justificar su origen durante el proceso.

En esta causa penal se procesa a un total de 14 personas, entre estas el ex presidente de la Asamblea Legislativa Sigfrido Othón Reyes, su esposa Susi Melara Rodríguez, Kevin Mauricio Larrazábal entre otros, son acusados de lavado de dinero y activos, peculado, estafa agravada e incumplimientos de deberes.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias