spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 17 de junio del 2021

Enfoques innovadores para abordar este problema humanitario, exige comunidad migrante en EEUU

spot_img

 Si bien el viaje de la vicepresidenta Harris a Guatemala y México esta semana marcó un compromiso por parte de la administración Biden-Harris de trabajar para abordar las causas fundamentales de la migración de estas dos naciones, es imperativo que articulen enfoques innovadores para abordar este problema humanitario y no seguir impulsando una política exterior ineficaz que no ha funcionado durante décadas. Este enfoque transnacional es un soplo de aire fresco, ya que reconoce que es igualmente importante abordar adecuadamente la afluencia de personas que llegan a la frontera sur de los EE.UU., al mismo tiempo que debe avanzar en el entendimiento de los muchos factores que conllevan a la salida forzada de tantas personas de sus países de origen.

“Independientemente de la estrategia económica, social y política que surja en última instancia para abordar eficazmente las causas fundamentales de la migración, será crucial encontrar la manera de cumplir con las obligaciones de protección humanitaria internacional, así como la necesidad inmediata de respetar los derechos de las personas migrantes. La visita de la vicepresidenta Harris debería marcar el comienzo de un enfoque verdaderamente nuevo de la política exterior de los Estados Unidos hacia las naciones de Centroamérica y México, incluida la búsqueda de nuevos socios con quienes trabajar”, aseguró Oscar Chacon, director ejecutivo de Alianza Americas
 
“A pesar de los comentarios imprudentes de la vicepresidenta Harris que buscaban disuadir la migración, los resultados de su visita a cada país reflejan una comprensión de lo complejo de este desafío humanitario. Estados Unidos debe abordar las causas fundamentales económicas, sociales y políticas de estas sociedades rotas y la continua migración forzada, al tiempo que cumpla con las obligaciones de protección humanitaria. Es urgente que Estados Unidos apoye la capacidad del Estado para responder al crimen organizado, en particular a la corrupción, la impunidad y el tráfico de drogas, que impacta dramáticamente la seguridad y los derechos humanos de las personas migrantes”, afirmó Matt Nelson, director ejecutivo de Presente.org.  
 
Algunos de los anuncios específicos de la vicepresidenta Harris sugieren una inclinación a seguir haciendo lo mismo que antes, con el mismo tipo de socios: grandes actores del sector privado. Se debe partir desde lo local en la articulación de soluciones verdaderamente efectivas que realmente creen condiciones seguras y dignas en los países de origen. Por lo tanto, trabajar con los gobiernos locales, así como con las organizaciones de la sociedad civil lideradas por la comunidad en aldeas y pequeñas ciudades que están conectadas con iniciativas de base, realmente marcará la diferencia. Hacemos un llamado al gobierno de los EE.UU. para que revise su enfoque para garantizar que estos esfuerzos de base tengan prioridad sobre los modelos verticales que han sido la regla en el pasado.
 
Además, Estados Unidos ofrece capacitación y el fortalecimiento de la cooperación en función de la investigación de delitos cometidos y la obtención de justicia. Es esencial que el gobierno de los EE.UU. entienda que esta es una oportunidad única para fortalecer el estado de derecho. La eficacia de estos programas solo se logrará si los derechos humanos son un componente esencial de todas las actividades y si se realizan esfuerzos para fortalecer las instituciones públicas y la sociedad civil. De lo contrario, el resultado será un daño mayor que resultará en más migración forzada.
 
“La visita de la vicepresidenta Harris debería ser el comienzo de nuevos proyectos ambiciosos que no repitan los errores de los programas de cooperación de los EE.UU. en el pasado. Alianza Americas y Presente.org continuarán trabajando con sus aliados en Centroamérica y México, alzando la voz y desarrollando iniciativas conjuntas para abordar los desafíos existentes para que sea posible vivir una vida segura y digna en estos países. Continuaremos nuestro trabajo de defensa de los derechos de las personas migrantes con nuestra membresía y organizaciones aliadas en los EE.UU. En adición, seguiremos trabajando en función de políticas de inmigración humanas y justas, como también de una política exterior de EE.UU. que involucre a actores locales y comunitarios”, concluyó Chacon. 
 

spot_img

También te puede interesar

Alianza Americas ONG
Organización de Defensa de los Migrantes de EEUU
spot_img

Últimas noticias