spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

En busca del PARLACEN

¿Qué hacen? Nadie lo sabe. Quizás ni ellos mismos, ni sus gobiernos y menos la población de sus respectivos paí­ses. Las funciones y resultados de los diputados del Parlamento Centroamericano (PARLACEN), han sido -son- lamentable incógnita difí­cil de despejar.

Creado el 28 de octubre de 1991, con sede en Guatemala, actualmente lo integran 120 diputados nacionales de sus estados miembros (20 por cada paí­s: Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Panamá y República Dominicana); Costa Rica se retiró desde hace varios años, aduciendo inoperancia…

Los diputados del PARLACEN son electos para el mismo perí­odo de elección de cada gobierno. Además, “lo integran, los Presidentes y los Vicepresidentes o Designados a la Presidencia de la República de cada uno de los Estados Centroamericanos, al concluir su mandato, por el perí­odo que determina la Constitución de cada paí­s”.

En cuanto a la razón de su creación, según acuerdo de los paí­ses miembros de los años 80, “el PARLACEN es el órgano regional y permanente de representación polí­tica y democrática del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), y su principal objetivo es contribuir a realizar la integración centroamericana”.

Y es aquí­ donde surge la interrogante del ciudadano regional, amante de la integración centroamericana. Si existe el PARLACEN, y si ese es su objetivo principal, ¿dónde está una prueba tangible de siquiera un intento de realizar esa integración? Si existe ese intento, la población contribuyente no lo ve. Y el quehacer y los resultados de ese trabajo,  ¿cómo y dónde pueden apreciarse…?

Hace varios años, en 1998, en mi columna periodí­stica semanal “Crónicas sin tiempo”, que mantení­a en un matutino de San Salvador, bajo el tí­tulo “Si el PARLACEN no fuera tan inoperante”, yo demandaba información y transparencia, precisamente sobre el real ser y quehacer de los diputados salvadoreños en el PARLACEN; pero, por toda respuesta, de uno de los aludidos solo obtuve breve y airada alusión impersonal en la TV, tratando de defender lo indefendible.

“Piden que PARLACEN esté obligado a dar información pública”, tituló una noticia LPG del 12 de junio/2019, pág. 21, destacando que el diputado Josué Garay, junto a Fernando Bautista (éste del PARLACEN), solicitan a la Asamblea Legislativa “que los diputados del PARLACEN estén sujetos  a la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), con el objeto de que “… seamos sujetos del escrutinio, no solo de la ciudadaní­a, sino también de la prensa y de la academia”, plantea Bautista. Sincera o no, la petición recoge lo que, fundamentalmente, reclaman los ciudadanos centroamericanos.

Sin duda, ningún ciudadano patriota del Istmo adversa o está en contra de un organismo como este, pero es que a la vista de todo el mundo, el PARLACEN parece tan inoperante. Los contribuyentes reclaman por el evidente ocio, y por los altos salarios por una inactividad manifiesta, contraria a los objetivos de su carta de principios

Parafraseando al gran poeta y patriota cubano José Martí­, cuando dijo: “A la Patria se le sirve y no se le toma para servirse de ella”, es imperativo seguir con la demanda de transparencia a los diputados salvadoreños del PARLACEN-con las ligeras excepciones que puedan existir- sobre servir  a la Patria en lo que les compete, y no servirse del cargo para ostentaciones y privilegios.

El pueblo centroamericano está a la espera y en busca de un  PARLACEN renovado, dinámico y transparente. Solo así­, ese Parlamento Centroamericano (PARACEN) cumplirá, de veras, con la misión de ejercer un liderazgo hacia el fortalecimiento de la democracia integral y la coordinación interinstitucional en el proceso de integración del Istmo, contribuyendo así­ al fortalecimiento de una sociedad más justa, más humana y solidaria.

spot_img

Últimas entradas