spot_img
spot_img
domingo, 24 de octubre del 2021

El mundo cambia de manera radical a nuestro alrededor

Avanzar hacia la conquista de una verdadera democracia en desarrollo requiero del protagonismo social; romper con los viejos moldes verticales y ortodoxos del sistema partidarista impuesto en la posguerra. Esto aún está por verse

spot_img

El mundo cambia de manera radical al rededor nuestro; en el Norte la voluntad de la sociedad estadounidense expresada en las urnas derribó a un gobierno cuyo presidente se creyó invencible, infalible; es racista, homofóbico, machista, grosero y petulante, que actúa como que fuera el centro del Universo; en el Sur: Chile ha iniciado un debate inmenso, sin precedentes, de cambios constitucionales que reforzarán el camino al encuentro de una fuerte democracia, con justicia y desarrollo social.

De Norte a Sur, lo que nos viene es el rescate de un proyecto social y político donde el centro es lo humano y su desarrollo pleno.

El mundo cambia a nuestro alrededor pero ese cambio, al parecer, sólo lo vemos pasar, como si fuera un viento pasajero en medio del inmenso calor en el centro de un desierto.

En El Salvador, en las pasadas elecciones municipales y presidenciales, se dio un trascendental movimiento de alternancia política, pero unido a la pandemia vigente y a los pleitos políticos, así como a la vigencia de un status quo que parece inalterable -relacionado a la impunidad y corrupción-, el ansiado cambio aún no se percibe.

Hay esperanza en la transformación, pero no termina de cuajar ni de arrancar sus motores: los triunfadores respiran y destilan soberbia y los perdedores también: se debaten entre la frustración y la falta de humildad de no aceptar las causas de sus fracasos. 

Persiste la parálisis y la anomia social, incrementada por la pandemia y su consecuente confinamiento. No sólo en El Salvador, sino en el mundo entero.

Avanzar hacia la conquista de una verdadera democracia en desarrollo requiere del protagonismo social; romper con los viejos moldes verticales y ortodoxos del sistema partidarista impuesto en la posguerra. Esto aún está por verse. 

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias