spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

El Barca despacha al Manchester United y el Ajax sorprende a la Juventus

El cuadro español superó un breve susto ante los diablos rojos y los holandeses dieron el batacazo en Italia

spot_img

Barcelona y Ajax, dos de las escuelas más grandes del fútbol mundial, dos clubes a los que la historia los ha vuelto casi hermanos, se han convertido en los primeros semifinalistas de Liga de Campeonas de Europa tras dejar en el camino al Manchester United y a la Juventus de Cristiano Ronaldo.

El regreso de la escuela holandesa

El Ajax levantó la voz y ha vuelto a situar en el mapa a la escuela del fútbol holandés, ya que a base de buen toque, ritmo de vértigo en defensa y ataque, le han pasado por encima a la Juventus liderado por Cristiano Ronaldo.

Pese a que el juego se puso a favor de los bianconeros a penas al minuto 28, gracias a un remate de cabeza de Ronaldo en un saque de esquina, el Ajax controló a placer cada centí­metro del terreno, Schone, de Jong y Van de Beek redujeron a su mí­nima expresión al centro del campo de los italianos.

Con sus toques cortos y rápidos, el Ajax lograba abrir espacios en la defensa bianconera con sorprendente facilidad, por ello no les tomó mucho trabajo alcanzar el empate en el marcador, de Jong sacó un remate tibio desde la frontal, pero afortunadamente el balón le cayó a Van de Beek que se plantó completamente solo ante SzczÄ™sny para decretar el 1-1.

Poco después, Van de Beek tendrí­a otra oportunidad de batir la porterí­a de la Juventus, gracias a un gran pase filtrado de Neres, pero el meta polaco logró sacar un manotazo y la jugada acabó en saque de esquina, por lo que el marcador no se moverí­a hasta el final del primer tiempo.

A su regreso de los vestidores, los pupilos de Erik ten Hag continuaron a lo suyo, mientras que Massimiliano Allegri intentaba enderezar el barco, ya que incluso tení­a que lidiar con una lesión temprana de Paulo Dybala, sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano, ya que al minuto 67 apareció la figura de Matthijs de Light para firmar el 2-1 con un potente cabezazo en un tiro de esquina.

Con el 2-1 la vechia signora necesitaba dos goles para calificar a la siguiente ronda, pero le era difí­cil mantener la posesión del esférico y poder desconectar el dominio de los holandeses, Pjanic y Emre Can asistidos por Cancelo buscaban por todos los medios alimentar de balones a Cristiano, pero no encontraron nunca la claridad necesaria y los 90 minutos se consumieron sin que se moviera el electrónico y la Juventus se perderá las semifinales.

Messi evita una nueva pesadilla  

En la otra eliminatoria, el Barcelona recibí­a en el Camp Nou con una mí­nima ventaja al Manchester United, que intentarí­a otra gesta histórica como la que logró en Parí­s la fase anterior y salieron a buscar el resultado desde el arranque del choque y estuvo a punto de colocarse por delante en el marcador en los primeros minutos, cuando Rashford logró ganarle las espaldas a la zaga de los catalanes y encaró a Ter Stegen, pero la suerte estuvo del lado del portero alemán y el balón se estrelló con el travesaño.

Debido a esa acción, los catalanes se desbalancearon en su planteamiento, pero, Messi apareció para remediar la situación y en cinco minutos anotó dos goles para reconducir el camino, el primero de ellos con su caracterí­stico recorte hacia adentro y el remate a la base del poste izquierdo, que incluyó un caño sobre Fred, mientras que en el segundo tanto el argentino contó con la colaboración del portero David de Gea, quien falló al momento de contener un disparo que parecí­a sencillo de parar, pero el esférico se le escurrió por debajo del cuerpo y acabó al fondo de la red.

Con el marcador a su favor, el Barca reaccionó y comenzó a hacerse con el control del partido, mantení­a la posesión, pero no tení­a prisa al momento de atacar y aprovechaba los espacios largos que los ingleses dejaban en el centro del campo. De Gea impidió el cuarto poco antes del final de la primera mitad al contener un disparo a quemarropa de Suárez.

Tras el descanso, el Manchester intentaba maniobrar en la cancha para buscar al menos un tanto que les volviera a meter en el partido, pero Coutinho se encargó de apagar todas las esperanzas al minuto 61, cuando recibió un pase largo de Messi y sin pensarlo apuntó la mira hacia porterí­a y sacó un derechazo al ángulo que puso de pie a la grada del Camp Nou, cerrando así­ la eliminatoria y la décima segunda clasificación a semifinales de los catalanes que están un paso más cerca del ansiado triplete.

spot_img

También te puede interesar

Jorge Medina
Periodista de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias