spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

EE.UU. preocupado por el declive de la democracia salvadoreña

La Encargada de Negocios enumeró un listado de situaciones que a su criterio solo se pueden comparar con un libreto que han usado otros gobiernos autoritarios como Venezuela y Nicaragua.

spot_img

La encargada y negocios de la embajada de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, aseguró que el gobierno cuscatleco presenta un declive en su democracia que comenzó en mayo con la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y el Fiscal General.

Además, aseguró que su país está comprometido con la nación centroamericana para “seguir adelante y trabajar en áreas comunes”.

La postura de Manes surge, luego que Estados Unidos incluyó la víspera a cinco magistrados del máximo tribunal en una lista de personas que socavan la democracia, postura que generó molestia en el oficialismo.

Los integrantes de esa lista no pueden obtener visa para viajar a Estados Unidos ni ingresar al país en caso de que la tengan desde antes. La decisión afecta solamente a las personas que están en la lista, pero Manes dijo que tienen otras herramientas que pueden usar para incluir a los miembros de sus familias.

“Desde Estados Unidos acompañamos las elecciones presidenciales aquí en este país que tiene un presidente democráticamente elegido. También acompañamos como la comunidad internacional las elecciones en febrero de este año. ¿Qué estamos viendo ahora? Es un declive de su democracia y eso es exactamente lo que está pasando”, dijo la diplomática.

Recalcó que “lo que estamos mirando de parte de Estados Unidos, nuestro Gobierno y también de los dos lados de nuestro Congreso” es: la consolidación del poder, el debilitamiento de la independencia judicial, ataque a cualquier oposición política, declarar enemigo a cualquier voz u opinión diferente.

Manes enfatizó que Estados Unidos valora la relación que tiene con El Salvador y apuntó que “el hecho de que valoremos la relación no significa que podemos simplemente mirar de otro lado cuando estamos mirando cosas preocupantes”.

Además, destacó que hay un ambiente de miedo donde las personas no quieran decir nada en contra, la creación de “una máquina” de comunicación y propaganda del Estado y un ataque a los medios de comunicación independientes.

“¿De qué país estoy hablando?, eso es para los salvadoreños para decidir. Ya vimos este camino en otros países y eso es difícil decir”, acotó.

Agregó que “de nuestra parte tenemos una larga historia con El Salvador y una increíble relación con los salvadoreños (…) creemos en este país, en ustedes pero no podemos mirar de otro lado, mirando todo lo estamos mirando pasar en este país, tenemos que decir algo, tenemos que decir la verdad y aquí estamos”.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, envió al Congreso de la nación norteamericana una actualización de la “Lista de Actores Corruptos y Antidemocráticos”.

En esta se incluye a los abogados Óscar Alberto López Jerez, Elsy Dueñas Lovos, José Ángel Pérez Chacón, Luis Javier Suárez Magaña y Héctor Nahún Martínez.

A juicio del Gobierno estadounidense estas personas “socavaron los procesos o las instituciones democráticas”.

Los magistrados, entre los que se encuentran un exasesor del Gobierno de Nayib Bukele y un abogado del director de la Policía Nacional Civil (PNC), fuero nombrados el 1 de mayo pasado después de que la Asamblea Legislativa, de mayoría oficialista, cesara a los jueces que formaban parte de dicha sala.

“Los cinco magistrados están incluidos por aceptar nombramientos directos en la Sala por parte de la Asamblea Legislativa, en un proceso inusual y en aparente contravención a los procesos establecidos en el artículo 186 de la Constitución”, indicó la embajada de EE.UU. en un comunicado.

Añadió que “los cinco magistrados anteriores fueron destituidos abruptamente sin causa legítima tras la toma de posesión de la nueva Asamblea Legislativa”.

“Los Magistrados también socavaron los procesos o las instituciones democráticas al aprobar una controvertida interpretación de la Constitución que autorizaba la reelección del presidente, a pesar de la prohibición expresa en la Constitución de los mandatos consecutivos de la Presidencia”, agregó.

En su cuenta de Twitter el presidente salvadoreño Nayib Bukele criticó la víspera las medidas estadounidenses y dijo que la lista “no tiene NADA que ver con ‘corrupción’, sino que es pura política e injerencia de la más bajera”.

Bukele se mostró extrañado porque la lista no incluyera a opositores de su país ni a funcionarios de Honduras. Más tarde agregó en otro tuit: “No somos ‘patio trasero’ de nadie”.

Manes explicó que decidieron retirarles las visas a los magistrados porque aceptaron asumir el cargo de una forma inconstitucional “y por supuesto se están tomando decisiones en contra de su propia Constitución, como permitir la reelección de su presidente que está claramente no permitido por la Constitución”.

El 1 de mayo, al entrar en funciones, la actual Asamblea Legislativa destituyó de un plumazo a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general, una medida percibida como un golpe a la institucionalidad. Esa misma noche el pleno de la Asamblea escogió y juramentó a cinco magistrados y al nuevo fiscal general.

La diplomática reconoció que sancionar a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia “sin dudas es una decisión fuerte” que se discutió por mucho tiempo en Washington.

Manes lamentó la situación porque “todos teníamos esperanza de ver algo nuevo, algo diferente, un cambio importante, pero sólo quiero leer una lista de cosas que presentan un declive en la democracia”.

Entre las señales mencionó la consolidación de poder, el debilitamiento de la independencia judicial, el ataque a la oposición política y a los medios de comunicación independientes, una maquinaria de comunicación de propaganda de Estado y el cierre de los espacios de la sociedad civil, entre otras.

En breves declaraciones a la prensa la diplomática reiteró la disposición de Estados Unidos de continuar contribuyendo con El Salvador.

“De nuestra parte, del gobierno de Estados Unidos, estamos comprometidos con El Salvador y con los salvadoreños y vamos a seguir tratando de encontrar un camino delante de trabajar en áreas en común”, manifestó.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias