spot_img
spot_img

Condenan a 10 exmilitares argentinos a cadena perpetua por los crímenes de lesa humanidad

¡Sigue nuestras redes sociales!

Agencias Internacionales

Eran épocas de oscuridad y miedo. Salir a la calle era el riesgo de no regresar… Pero al fin en Argentina algo de justicia ha llegado: Los militares, que tienen entre 79 y 98 años, fueron encontrados culpables de los delitos de lesa humanidad tales como: de cometer crímenes de tortura, violación y homicidios en contra de hombres y mujeres, en lo que se conoció en el marco de la Justicia argentina como la “megacausa de Campo de Mayo”.

El juicio recibió esta denominación porque los crímenes fueron cometidos en la base militar de Campo de Mayo, ubicada en la localidad del mismo nombre de la provincia de Buenos Aires.

En Campo de Mayo fue un centro de interrogatorios que terminaban en torturas de cuentos de argentinos durante los años de las dictaduras imperantes en con Cono Sur.

De acuerdo con las sentencias, los ex oficiales de seguridad habrían secuestrado, torturado, violado y asesinado a cerca 350 personas durante el violento régimen militar que controló Argentina entre 1976 y 1983.

Los jueces Daniel Omar Gutiérrez, Silvina Mayorga y Nada Flores Vega, a cargo del juicio, señalaron en la lectura de la sentencia que los crímenes cometidos eran “de lesa humanidad y en consecuencia son imprescriptibles”.

La Justicia Universal tiene el precepto reparador de hacer cumplir justicia contra aquellos que cometieron delitos, pedir perdón a las victimas y sus familiares, resarcirles o repararles de alguna manera el daño y establecer mecanismos institucionales de repetición.

Como en Chile, en Argentina, se capturaron mujeres, incluso embarazadas, que fueron asesinadas y sus hijos dados en adopciones ilegales

Los vuelos de la muerte y niños adoptados ilegalmente

Sobrevivientes relataron testimonios y otros datos extraídos de reportes judiciales, entre las víctimas se cuentan 14 mujeres que estaban embarazadas, cuyos bebés fueron apropiados ilegalmente por los militares.

La organización Abuelas de Plaza Mayo, que trabaja por establecer la suerte de familiares desaparecidos, estima que cerca de 400 bebés fueron raptados por los militares durante el régimen y entregados en adopciones irregulares.

Entre los condenados se destaca el exgeneral Santiago Riveros, de 98 años, quien ejercía como comandante de la base militar Campo de Mayo, donde ocurrieron los crímenes que se juzgaron este miércoles.

Riveros ya había sido condenado por otros crímenes. Incluso este lunes había sido sentenciado a cadena perpetua por los llamados “vuelos de la muerte” que habían sido planeados y ejecutados desde esta base militar.

Los “vuelos de la muerte” fueron una práctica durante el régimen militar, por la que los militares lanzaban a los detenidos vivos y sedados desde aviones en vuelo, para hacerlos caer al Río de la Plata o al mar.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias