spot_img
spot_img
miércoles, 05 de mayo del 2021

Bukele devuelve con observaciones decreto de vigilancia de fondos para combate del COVID-19

El problema surge porque uno de los nuevos miembros que iba a conformar el comité manifestó que no puede participar porque el proyecto difiere de sus fines estatutarios.

spot_imgspot_img

El presidente de la República, Nayib Bukele, entregó con observaciones la reforma que reconstituyó al “Comité de seguimiento y veeduría ciudadana del Fondo de Emergencia, Recuperación y Reconstrucción Económica” luego de la renuncia de los cinco representantes privados que denunciaron algunas irregularidades cometidas por el gobierno.

Los nuevos representantes son de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Asociación de Auditores Independientes de El Salvador (AIDES), Universidad de El Salvador (UES) y Universidad Francisco Gavidia (UFG), son producto a que la Asamblea Legislativa aprobó el 26 de marzo, una reforma al decreto 608 –la autorización para buscar los $2,000 millones por la pandemia covid-19–.

Por su parte, la AIDES envió una carta al presidente en donde le manifiesta que no puede participar en el comité, porque ello difiere de sus fines estatutarios y ante la posibilidad de que sus miembros auditen a los proveedores que vendan bienes o servicios adquiridos con dichos fondos.

En su observación, Bukele le pide a la Asamblea corregir el decreto, nombrando a otro participante del sector privado pero antes consultando a la persona que pretenda designar. El mandatario no objetó al resto de integrantes del comité.

De acuerdo a la reforma aprobada por los diputados, el Comité tendría como apoyo un representante nombrado por el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP). La observación presidencial a esto es eliminar la participación del representante del IAIP en el comité. Argumenta que podría afectar la imparcialidad del Instituto.

Un tercer elemento del decreto es que los funcionarios relacionados a los fondos públicos autorizados en el decreto –$2,000 millones– deberán ser entregados al comité sin reserva. El mandatario pide que la entrega de la información tome en cuenta la clasificación de información pública según la ley de Acceso a la Información Pública, es decir, si es oficiosa, reservada o confidencial.

De los $2,000 millones autorizados, la Asamblea ha autorizado y ratificado dos préstamos: $389 millones del Fondo Monetario Internacional y $20 millones del Banco Mundial. La ratificación permite su desembolso.

Las observaciones fueron emitidas el 2 de julio por la Presidencia de la República, recibidas el 3 de julio por la Gerencia de Operaciones Legislativas de la Asamblea Legislativa e ingresadas este jueves a la sesión plenaria. Las observaciones pasaron a la Comisión de Hacienda del Legislativo.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias