spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 24 de junio del 2021

Asamblea le aprueba a Hacienda un total de US$780 millones en más deuda para proyectos sociales

Entre lo aprobado se encuentra la ratificación de $91 millones para la II Fase del Plan Control Territorial.

spot_img

La Asamblea Legislativa aprobó, el martes, la adquisición de US$780 millones en deuda para el financiamiento de 11 proyectos sociales, que serán administrados por la Primera Dama de la República; además de otros que habían quedado pendientes en la legislatura pasada.

Asimismo, los diputados avalaron la petición de aprobar, ratificar y dar garantía soberana, de estos últimos empréstitos. 

Entre lo aprobado se encuentra la ratificación de $91 millones para la II Fase del Plan Control Territorial; un préstamo que fue avalado en primera vuelta por la anterior legislatura, así como la aprobación para que el gobierno negocie otro crédito de $109 millones para la III Fase del mismo plan de seguridad.

Ambos financiamientos fueron los detonantes del quiebre institucional que sufrió El Salvador el 9 de febrero de 2020 cuando el presidente de la República, Nayib Bukele, ordenó al Ejército y a la Policía incursionar en la Asamblea con el objetivo de presionar a los diputados para que aprobaran dichos préstamos.

Los diputados de Nuevas Ideas elogiaron de pie la decisión de votar por la nueva deuda. 

En el dictamen del préstamo de $109 millones para seguridad, leído por el diputado William Soriano de Nuevas Ideas, se planteó la compra de 89 drones y un helicóptero. Los drones fueron muy cuestionados por la oposición, argumentando que no hay claridad si el equipo será usado para “persecución política contra los opositores al gobierno”.

La diputada Dina Argueta, del FMLN, sostuvo que no podían votar por el crédito de $91 millones porque no se han esclarecido las dudas que tenían desde la anterior legislatura. 

“Esas observaciones que se hicieron en ese momento no han sido subsanadas”, afirmó.

El PCN y GANA acompañaron con sus votos, aduciendo que desde marzo del año pasado no se habían logrado concretar.

“Esa tristeza que desde el 24 de marzo fue suscrito ese crédito y no habían logrado acuerdos ya no la tendremos. El PCN ahora da sus votos para que esto sea una realidad y se implementen las fases completas del Plan Control Territorial”, expresó el diputado Serafín Orantes, del PCN.

El diputado Romeo Auerbach, de GANA, explicó que estas serán las tres primeras fases de siete que contempla el plan global de seguridad iniciado por el gobierno de Bukele.

La primera etapa del Plan Control Territorial ya fue ejecutada por el gobierno a través de otro préstamo por un monto de $35 millones que fue aprobado por la anterior Asamblea.

Auerbach cuestionó que los diputados que se fueron no aprobaron “ni un solo centavo” para estos planes; algo que fue desmentido por el diputado Donato Vaquerano, de ARENA, quien explicó que de toda la deuda que se estaba aprobando ayer, ya habían sido pre avalados más de $1,000 millones, y solo se estaban reorientando un poco más de $400 millones.

“Cada préstamo que nosotros hacemos lo vamos a tener que pagar”, expresó Vaquerano, por lo que pidió que permitan a la oposición hacer una contraloría de la ejecución del dinero.

Otro préstamo de $250 millones autorizado ayer por la Asamblea es para cubrir brecha presupuestaria. El dictamen leído detalla que es para el Programa de Operaciones de Política de Desarrollo (OPD).

La diputada Suecy Callejas, de Nuevas Ideas, sostuvo que el dinero servirá para el fortalecimiento de la estabilidad macroeconómica y para dar una mejor respuesta a la pandemia.

Los diputados también aprobaron otro préstamo de garantía solidaria por $20 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el Banco de Fomento Agropecuario (BFA), que servirá para el Programa Global de Crédito para Micro y Pequeñas Empresas Agrícolas.

Al respecto, el jefe de fracción de Nuevas Ideas, Christian Guevara, dijo que el anterior expediente estuvo un año en discusión en la comisión de Hacienda; en respuesta, la diputada del FMLN, Anabel Belloso, dijo que pidieron que se llamara a las autoridades del BFA a explicar sobre el uso de los recursos.

“Este punto nunca fue puesto a discusión de la comisión de Hacienda”, y era el presidente de la Comisión el exdiputado Guadalupe Vásquez, de GANA, del partido aliado del oficialismo el que la presidía, reiteró Belloso.

“Añadió que la Asamblea aprobó el año pasado $600 millones del Fideicomiso para recuperación económica y a la fecha el gobierno solo ha ejecutado $200 millones. “Habrá que preguntarles que ha pasado”, dijo Belloso. A pesar de eso, el FMLN acompañó con sus votos la garantía soberana para el BFA.

La Asamblea ratificó otro convenio de préstamo con el Fondo OPEP por $15 millones. Esta deuda es para fortalecer el combate a la pandemia. La primera vuelta fue aprobada por la anterior legislatura.

Belloso, del FMLN, argumentó que daban sus votos para ratificar el crédito para salud, así como lo hicieron con la designación de $50 millones para la compra de vacunas contra el COVID-19 que el gobierno no había incorporado en el presupuesto de 2021.

La Asamblea también ratificó $45 millones con el BID para el Proyecto de Fortalecimiento de la Resiliencia Climática de los Bosques Cafetaleros; y uno más de $250 millones con el Banco Centroamericano de Inversión Económica (BCIE), para apuntalar la brecha presupuestaria del presente año.

El ministro de Hacienda aseguró que el Estado aún cuenta con margen suficiente para seguir endeudándose. Habló que este año han logrado bajar el nivel de la deuda con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) en 82.6%, aunque los economistas aseguran que El Salvador está llegando casi al 90% de la deuda en relación al PIB.

De acuerdo al funcionario al 31 de marzo el índice de deuda cerró en 82.6% con relación al PIB y que al final de 2021 esta llegará al 87.6%.

Pero los datos del Banco Central de Reserva (BCR), no son favorables, ya que revelan que la deuda pública total alcanza hasta marzo del presente año $22,978.91 millones.

Además, esta deuda creció 11.91% respecto a marzo de 2020 cuando acumulaba un total de $20,533.74 millones, lo que implica un alza de la deuda en el último año de $2,445.17 millones.

Solo en Letras del Tesoro (Letes) el saldo acumulado a marzo es de $1,424.10 millones. Se prevé que en abril este monto subió por la colocación de más deuda de corto plazo que no necesita del aval de la Asamblea.

Además, a finales de abril el gobierno colocó otros $122.3 millones en Certificados del Tesoro (Cetes) con los que pagará el Fodes atrasado a las alcaldías desde junio del año pasado.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias