spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

Alemania: Muestra sobre publicidad también expone aspectos negativos

El director del museo, Hartwig Lüdtke, dice que los visitantes no sólo son invitados a un recorrido nostálgico por la historia de la publicidad, sino que también se verán confrontados con el lado turbio: los contenidos estigmatizantes, excluyentes y machistas.

spot_img

La muñeca Lilli del diario "Bild", más conocida como Bild Lilli Doll y antecesora de la famosa Barbie, es la pieza más valiosa de la exposición "Werben und Verkaufen" (Publicitar y vender), que abre sus puertas en la ciudad alemana de Mannheim este 7 de noviembre.

El diario alemán "Bild" vendió en su momento los derechos de esta muñeca, bien proporcionada, de piernas largas sobre tacones altos y con un periódico en el bolsillo de su chaqueta, al fabricante de juguetes Mattel, que la convirtió en Barbie.

La rubia de plástico es una de las 2.700 piezas que el Technoseum, el museo tecnológico de Mannheim, exhibirá hasta el 1 de junio de 2020.

La muestra va desde el objeto más antiguo, una lata de tostaditas de alrededor de 1900, hasta camiones en pequeño formato con imágenes sexistas para publicitar una cerveza, pasando por afiches publicitarios de unas vacaciones en el oeste de Baden Wurtemberg.

La exposición refleja cuánto la publicidad impacta en la vida cotidiana.

Ni siquiera el tradicional árbol de Navidad se salvó de la publicidad. Un ejemplar con bolas de Warsteiner y Coca-Cola es uno de los tesoros que el museo sacó de sus depósitos con 190.000 objetos.

En la categoría de medios publicitarios estrafalarios entra la figura de un gusano de peluche con traje de cirujano que ofrece una terapia con larvas para curar heridas.

Según el director del museo, Hartwig Lüdtke, los visitantes no sólo son invitados a un recorrido nostálgico por la historia de la publicidad, sino que también se verán confrontados con el lado turbio: los contenidos estigmatizantes, excluyentes y machistas.

Como ejemplo de ello, mencionó la figura de cerámica y el muñeco del negrito que se usaba para promocionar los chocolates de la marca Sarotti. Este hombre negro en posición servil como emblema en un bar de un centro de eventos en Mannheim generó una acalorada discusión sobre el racismo en la vida cotidiana.

spot_img

También te puede interesar

Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
spot_img

Últimas noticias