spot_img
spot_img
lunes, 18 de octubre del 2021

Uruguay pide justicia social para migración laboral

El presidente uruguayo pidió a la OIT medidas y acciones que garanticen la protección de los trabajadores migrantes y nacionales, especialmente los más vulnerables

spot_img

El Presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, invitado este lunes en Ginebra para inaugurar la Conferencia Internacional de Trabajo (OIT), alertó que los avances tecnológicos y las relaciones de empleo y trabajo, “plantean nuevos retos para la regulación de las migraciones laborales”, a la “que debemos atender para el desarrollo social con justicia social”. A la conferencia también asisten gobiernos, empresarios y representantes de trabajadores.

“Apuntemos hacia una migración laboral segura, ordenada y armonizada con las normas internacionales del trabajo, al igual que con las polí­ticas nacionales, porque crecimiento sin desarrollo no es crecimiento ni desarrollo: es acumulación por parte de unos pocos en detrimento de muchos otros”, resumió el mandatario.

Vázquez aseguró que Uruguay respeta “los valores, principios y objetivos de la OIT” y “presenta otros rasgos que lo convierten no en modelo, yo personalmente desconfí­o de los modelos, pero si en referente mundial en materia de tripartismo y diálogo social para el desarrollo sostenible”, sostuvo el Presidente de Uruguay.

El gobernante también abogó en su discurso por “medidas y acciones que garanticen la protección de los trabajadores migrantes y nacionales. Especialmente los más vulnerables”, e informó que Uruguay cuenta desde “nuestro primer gobierno en 2008 la ley 18.250 que establece la igualdad de derechos y oportunidades para trabajadores migrantes y una importante cantidad de convenios bilaterales y multilaterales de seguridad social con otros paí­ses”.

El Presidente uruguayo insistió sobre el “concepto” del “diálogo y la negociación colectiva en el sector privado y en el público, entre los gobiernos y las organizaciones sindicales y de los empleadores, como un instrumento fundamental para construir un mundo del trabajo que sirva para todos. Ahí­ radica la clave del contrato social y de la democracia, indispensables para el progreso”.

“En el mundo actual, aunque a veces parezca lo contrario, lo cierto es que sin diálogo no hay acuerdos y sin acuerdos no hay progreso ni desarrollo genuinos y sostenibles”, y explicó que “la fortaleza del diálogo y la negociación no radica en gritar, amenazar, golpear mesas o dar portazos, sino en reconocer a los demás como semejantes, en escucharlos, en no temer que tengan razón, en tener capacidad para proponer, negociar y acordar”.

Gracias al diálogo social y la negociación tripartita, el Presidente Vázquez, enumeró que su paí­s mejoró el salario real de los trabajadores, la calidad del empleo, la formación y la capacitación, y la cobertura de seguridad social y de salud. Y agregó que el 75% de los convenios colectivos incluyen cláusulas de género; la economí­a ha crecido con justicia social e inclusión, menor corrupción, estado de derecho, libertad de prensa y paz.

De este lunes 5 al 16 de junio, esta 106 Asamblea de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la más antigua del denominado “sistema de Naciones Unidas”, contará con la participación de 4 mil delegados de gobiernos, trabajadores y empleadores, procedentes de sus 187 Estados miembros.

spot_img

También te puede interesar

Juan Gasparini
Corresponsal de ContraPunto en Suiza - ONU-DDHH, escritor y experto en Derechos Humanos. Ex preso político de la dictadura en Argentina
spot_img

Últimas noticias