spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Un empujoncito a la teorí­a económica neoclásica

La teorí­a económica neoclásica estudia la elección y disposición de recursos  escasos  entre posibles alternativas, bajo los supuestos siguientes: los actores (individuos y empresas) adoptan decisiones racionales; los individuos tienden a maximizar su utilidad y las empresas sus ganancias; los actores actúan independientemente utilizando información completa y relevante. Una decisión es racional cuando el individuo o empresa tiende a maximizar su beneficio y reducir al mismo tiempo los costos o riesgos.

El ganador del premio Novel de Economí­a 2017, Richard H. Thaler, ha mostrado evidencias  que el comportamiento de los actores casi siempre no es racional, tienen capacidades cognitivas y voluntades limitadas, se guí­an por intereses propios, les preocupa la justicia y la equidad (aunque sea poquito) y son diferentes unos a otros. Utilizando nuevos conocimientos de psicologí­a en el análisis económico, ha proporcionado a la economí­a, la mercadotecnia y el derecho, un conjunto de herramientas analí­ticas y experimentales para comprender y predecir el comportamiento humano.

Este  economista estadounidense ha tenido que trabajar durante mucho tiempo para encontrar y justificar estos nuevos conocimientos: comenzó en 1980 con su artí­culo “Hacia una teorí­a positiva de la elección del consumidor"; continuó escribiendo sobre las “anomalí­as” encontradas en la teorí­a neoclásica de la elección del consumidor; en el 2008 escribió junto a Cass Sunstein el libro  “Empujoncito: Mejorar las decisiones sobre salud, riqueza y felicidad”, donde analiza como las organizaciones públicas y privadas pueden ayudar a las personas a tomar mejores decisiones  en su vida cotidiana, para no cometer equivocaciones vergonzosas en la educación, las finanzas personales, el cuidado de la salud, las hipotecas, las tarjetas de crédito, la felicidad e incluso en lo relativo al mantenimiento de la existencia de nuestro planeta; en el año 2015 publicó el libro “Mal comportamiento: La creación de la economí­a del comportamiento”, una historia del desarrollo de esta teorí­a, en donde critica fuertemente a los grandes economistas de la teorí­a neoclásica.

Las principales contribuciones de Richard H. Thaler son las siguientes: como las desviaciones del comportamiento racional  forman sistemáticamente las decisiones económicas; identificó algunos problemas de autocontrol que impiden que las personas realicen sus planes, por ejemplo de ahorro para la jubilación; explicó cómo las preferencias sociales son esenciales para la toma

de decisiones económicas de consumo y de mercado laboral; junto con Robert Shiller, es considerado el fundador del campo de finanzas del comportamiento, la cual  analiza cómo la psicologí­a del inversionista y los lí­mites del arbitraje, pueden afectar los precios en los mercados financieros.

“La teorí­a del empujón se basa en una premisa tan simple como que, entre dos opciones, las personas escogen a menudo la que es más fácil sobre la que es más adecuada”; “La falta de tiempo para pensar, la costumbre o una mala toma de decisiones hacen que, aunque se nos presente un análisis de datos y hechos (por ejemplo, sobre comida saludable), es probable que sigamos escogiendo la hamburguesa y las patatas fritas”, dijo el editor de economí­a de la BBC, Kamal Ahmed.

Santiago Ruiz
Santiago Ruiz
Columnista Contrapunto

Últimas entradas