spot_img
spot_img
lunes, 18 de octubre del 2021

Trump obliga a la gigante General Motors a fabricar respiradores

“¡General Motors debe abrir inmediatamente su estúpidamente abandonada planta de Lordstown en Ohio, u otra fábrica, y empezar a fabricar respiradores ya!”, reclamó Trump

spot_img

El presidente de EE UU, Donald Trump, invocó este viernes una llamada "ley de Producción de Defensa", misma que se remonta a la guerra de Corea (de 1950 a 1953, en medio de la Guerra Fría), para obligar a General Motors (GM) a fabricar respiradores para asistir a los pacientes con Covid-19. 

Trump lo anunció en un comunicado este viernes, luego de acusar al gigante de los automóviles de no hacer suficiente para cooperar en la producción del material médico necesario para combatir la pandemia, que ha cobrado ya decenas de vidas en el mundo.

En la actualidad de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) los muertos sobrepasan los 27.000, con perspectiva de incrementarse en los propios EE.UU ya que el epicentro de la pandemia se ha trasladado a territorio norteamericano.

Poco después de su tuit, Trump firmó el mayor paquete de estímulo económico de la historia de su país, de más de 2 billones de dólares, aprobado en el Senado y la Cámara de Representantes con el apoyo de ambos partidos.

La medida sobre General Motors fue a consecuencia de discusiones entre el gobierno y la compañía. “Acabo de firmar un memorando presidencial ordenando al secretario de Sanidad y Servicios Humanos que utilice cualquier autoridad disponible bajo la Ley De Producción de Defensa para requerir a General Motors que acepte, realice y priorice contratos federales para respiradores", afirmó Trump en mensaje que ha impactado al mundo de los negocios.

Recién el presidente chino, Xi Jinping, llamó a los líderes del Grupo de los 20 (G-20) a una "guerra global total" contra el COVID-19.

Negociaciones entre Trump y GM

"Nuestras negociaciones con GM sobre su capacidad de proporcionar ventiladores han sido productivas, pero nuestra pelea contra el virus es demasiado urgente como para permitir que continúe por su curso normal el toma y daca del proceso de contratación. GM estaba perdiendo tiempo”.

De su actividad en Twitter se deducía que el presidente podía acabar tomando esta medida de emergencia que finalmente ha tomado este viernes por la tarde, poco antes de firmar el paquete de rescate a la economía aprobado en el Congreso. 

EL PAÍS apunta que “como es habitual con ‘este’ General Motors, las cosas sencillamente parecen no funcionar nunca”, escribía el presidente en la red social. “Decían que nos iban a dar 40.000 de los tan necesitados respiradores muy rápidamente. Ahora dicen que solo serán 6.000, a finales de abril, y quieren un precio alto”. "Siempre es una chapuza con Mary B”, añadía, en referencia a Mary Barra, la consejera delegada de la compañía de automóviles.

El diario español agregó que no terminaban ahí las advertencias. “Invocar la P”, decía en otro tuit misterioso, para aclarar en el siguiente: “Invocar la P significa la ley de Producción de Defensa”. “¡General Motors debe abrir inmediatamente su estúpidamente abandonada planta de Lordstown en Ohio, u otra fábrica, y empezar a fabricar respiradores ya!”, insistía, aludiendo a una enorme planta que la compañía ha cerrado en el Estado del Medio Oeste del país. Pero, como le ha recordado el senador demócrata por Ohio Sherrod Brown, GM ha vendido la planta de Lordstown a una compañía de camiones eléctricos, algo que “el presidente debería saber si le importaran los trabajadores”.

El desabastecimiento de respiradores, necesarios para atender las afecciones pulmonares más graves producidas por el coronavirus, ha disparado la tensión entre el presidente y los gobernadores de los Estados más afectados por la crisis sanitaria. Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, Estado que concentra la mitad de los casos confirmados en el país y se ha convertido en uno de los epicentros mundiales de la pandemia, ha dicho públicamente que necesita 30.000 respiradores para atender el previsible flujo de pacientes que llegará a los hospitales en las próximas semanas, de acuerdo a medios internacionales.

Situación de Nueva York

La crisis del coronavirus en New York alcanzará su punto más alto en un periodo de unos 15 días momento en el cual se necesitarán 140 mil camas de hospital y unos 30 mil respiradores artificiales por lo que el gobernador Andrew Cuomo hizo un dramático llamado al gobierno federal para que tome el control de la fabricación de los respiradores y los envíe a New York.

Es tal la crisis en New York que el ritmo de crecimiento de los casos de coronavirus ha ido en aumento cada día, ahora doblándose el número de casos cada tres días.

El mandatario de EEUU venía resistiendo a invocar la ley de Producción de Defensa. “No somos un país que nacionaliza sus empresas”, dijo el domingo. “Llamen a alguien en Venezuela y pregúntenle como ha funcionado la nacionalización de sus empresas”. Pero la presión sobre Trump para que invocara la ley, que no implica en realidad necesariamente nacionalizar las compañías, crecía cada día. Son muchos los demócratas, incluidos Cuomo y la propia Nancy Pelosi, líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, que reprochaban a Trump no haber utilizado la legislación de manera más agresiva.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias