spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

Teatro Nacional, 100 años de historias

Un solo de flauta sirvió para probar la acústica de su salón principal y entre sus directores se encuentra un ganador de los premios Oscar

spot_img

El 1 marzo el Teatro Nacional cumplió 100 años de fundación. Personajes históricos como Juan José Cañas, Francisco Castaneda, Rubén Darí­o, la “voz de oro” de Marí­a Guerrero, Antonio Arévalo, Francisco Sánchez de León y Francisco Gavidia han sido algunas de figuras que han visitado sus instalaciones llenas de arte e historia.

 El 3 de noviembre de 1911 el presidente Manuel Enrique Araujo colocó la primera piedra del Teatro Nacional. El edificio diseñado por el arquitecto francés Daniel Beylard y construido con el sistema conocido como hennebique (hormigón armado) fue inaugurado el 1 de marzo de 1917, por el entonces presidente Carlos Meléndez.

“Al estilo del Teatro Nacional se le ha denominado renacentista francés, pero realmente es neorrenacentista y ecléctico. Esto debido a que posee varios estilos combinados en algunos elementos constructivos y arquitectónicos”, detalla Bahamond.

 Una publicación impresa del 2 de marzo de 1917, narra como para probar las propiedades acústicas del teatro un flautista de la Banda de Santa Tecla tocó una melodí­a alabada y deleitada por los “dilettantis” de entonces (persona apasionada por un arte, especialmente el de la música).

Desde su creación, el Teatro Nacional, ha sido escenario de óperas italianas, zarzuelas, dramas, conferencias cientí­ficas, conciertos de caridad y filmes cinematográficos importantes. Posee 650 asientos distribuidos en tres niveles entre los que destaca el exclusivo palco presidencial.

 Sin embargo, hubo una época en que el monumento estuvo en ruinas debido al mal uso que se le dio a sus espacios, ya que eran utilizados como oficinas de los Juzgados de Paz, alcaldí­a, Policí­a Municipal, biblioteca, Radio Nacional y sala de cine.

 En 1975, cuando el director del Teatro era Roberto Salomón, se decidió que habí­a que “salvar” el lugar de la ruina en la que se encontraba.

Los encargados de llevar nuevamente vida al lugar fueron: Ricardo Jiménez Castillo (obra arquitectónica), Simón Magaña (decoración), Carlos Cañas (elaboración de murales y pinturas), Negra Álvarez (acabados en repujado de cobre) y a Roberto Salomón (escenario contemporáneo).

 El edificio, reinaugurado en 1978, cuenta con una cúpula elipsoidal que contiene un impresionante mural del pintor Carlos Cañas, combinado con una lámpara de cristal.

En 1979 el Teatro fue nombrado Monumento Nacional en por la Asamblea Legislativa.

Tras años de calma y esplendor el edificio volvió a sufrir daños con los dos terremotos de enero y febrero en 2001. Su reparación tardo más cuatro años pero en 2008 el espacio fue reabierto al público.

Y entre sus directores destacan importantes figuras del ámbito artí­stico como el compositor Manuel Carcache, la directora de teatro Tatiana de la Ossa, el dramaturgo Álvaro Menéndez Leal y el cineasta y ganador del premio Oscar, André Guttfreund.

 En la actualidad el espacio recibe alrededor de cuatro mil personas por mes. Y su director, Tito Murcia, afirma que “el Teatro Nacional no le pertenece a ningún gobernante, a ningún funcionarios sino que le pertenece principalmente al público, que es la razón de ser de este espacio histórico y emblemático”.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias