spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

Sociedad civil demanda participación en discusión de Ley General de Aguas

La Iglesia Católica y la academia demandan ser parte del equipo técnico para que puedan evacuar dudas y ampliar sobre sus respectivas propuestas en la Asamblea Legislativa

spot_img

Diversas organizaciones de mujeres, jóvenes, ambientalistas, juntas administradoras de agua potable, defensores de derechos humanos, universidades, iglesias, ADESCOS, comités comunitarios de salud y sindicatos se han unido para conforman la denominada Alianza Nacional contra la Privatización del Agua, rechazando la propuesta de privatización del vital lí­quido en El Salvador.

“Más de las 30 actividades de protesta desarrolladas en todo el paí­s, hemos demostrado nuestro rotundo rechazo a la propuesta de Ley Integral del Agua presentada por los partidos ARENA, GANA PCN y PDC, diciendo en una sola voz “˜no a la privatización del agua en El Salvador”™”, manifestó Karen Ramí­rez, representante de dicha Alianza.

La expresión espontanea del movimiento social salvadoreño demandó la necesidad urgente que El Salvador cuente con una Ley General de Aguas que brinde las herramientas necesarias para revertir la crisis actual, frenar los abusos y violaciones al derecho humano de la población más vulnerables.

Por su parte, la iglesia católica y la academia demandan ser parte del equipo técnico para que puedan evacuar dudas y ampliar sobre sus respectivas propuestas en el seno de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa, explicó el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

“Que aprueben de una vez lo que venimos discutiendo desde 2006 hasta la fecha.  Doce años de discutirla. El pueblo se cansa y lo estamos viendo en las protestas. Lo que hizo la Asamblea anterior la actual debe validarla. Así­ se trabaja eso, es parte de la jurisprudencia y que se deje la administración en manos del Estado. Esta situación debe resolverse lo antes posible, de lo contrario se caerá en una descompensación social”, advirtió el jerarca católico.

Presionados por las generalizadas expresiones de rechazo social por el intento de privatizar el agua, la derecha salvadoreña se retractó públicamente de su cometido de entregar a la empresa privada el control del ente rector de las polí­ticas hí­dricas. Sin embargo, para los ambientalistas, esta maniobra es una farsa, denunció Carlos Flores, representante del Foro del Agua.

“Lo que están lanzando es una campaña para confundir a la gente diciendo que no van a privatizar el agua, pero lo que están haciendo es entregar la gestión del agua a la empresa privada, pero a todas luces lo que ellos intentan es controlar las decisiones que tienen que ver con el agua y eso es privatización aquí­ y en la China”, aseguró Flores.

Ante la oleada de protestas y expresiones de rechazo, el partido ARENA y la empresa privada (ANEP) niegan su intención privatizadora; pero también se niegan a abrir la discusión al debate de una Ley General de Aguas que garantiza la gestión del agua como bien público, el derecho humano al agua y al saneamiento de la población, la gestión sustentable de cuencas hidrográficas y un régimen económico justo y equitativo para el agua y el saneamiento del paí­s, denunciaron las manifestantes.

spot_img

También te puede interesar

Alfredo Carías
Comunicador y periodista ambiental, productor audiovisual y fotógrafo. Colaborador de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias