spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 03 de agosto del 2021

Sobre mensajes “clavo”: breve reflexión sobre comunicación polí­tica

spot_img

En una parvularia privada de San Salvador, 5 niños/as estaban en sus mesitas de trabajo coloreando. Uno de ellos le preguntó a los demás: "¿por quién vas a votar?". Dos dijeron que votarí­an por "el trabajo, por ARENA" y dos por "Nayic". Uno dijo que por el FMLN.

Pasando por un vecindario de la capital de ingresos medios a altos, una niña de 6 años me preguntó por quién iba a votar, sin dejarme responder me compartió que:"nosotros (su familia) votaremos por el trabajo"(en alusión al mensaje clavo de la campaña del ultra derechista partido ARENA). Su hermano mayor de 11 años vio mi cara de extrañeza: "mi hermana no sabe lo que dice", intentó excusarse. Su familia es miembro de una iglesia protestante. Se me ocurrió decirles que Jesús, el buen mensajero, siempre estuvo al lado de los pobres. El niño sonrió y se fue con sus cachetes enrojecidos en su tez muy blanca.

En las afueras de un centro de restaurantes, encontré dos niños, de 12 y 13 años, uno estudiaba cuarto grado en escuela pública, donde recibe zapatos, uniformes y alimento gratuito del gobierno salvadoreño. El otro, el menor y más gordito, pagaba $30 en un colegio privado. Al respecto me dijo: "…en mi colegio, son unos sangrones, cada año le aumentan", lamentó. Ambos trabajan de acarrear clientes para restaurantes. A uno, el mayor, le pagan $5 diarios. Al otro le pagan $8. Ambos comenzaron contándome que "ARENA y el Frente" se pusieron de acuerdo para bloquear a Nayic". Dejé que me contaran espontáneamente qué pensaban, dejé que se explayaran. Querí­a explorar su pensamiento y cuáles fueron sus estí­mulos para crear sus narraciones. Entonces les pregunté: ¿ustedes votarí­an por Nayic?, ambos se vieron a las caras. No me contestaron. Intuí­ que fue resultado de mi cara de extrañeza. MI error. Lo admito. En el tono más neutro que pude, seguí­ preguntándoles: ¿podrí­an decirme cuáles son las nuevas ideas? Se vieron a la cara de nuevo. En su astucia infantil, el gordito, el menor, detectó que yo no iba a votar o no simpatizaba con "Nayic" (de lo contrario hubiera seguido alegremente la interacción y no con una pregunta) y siendo que su máximo interés era que le diera una moneda o fuera a su establecimiento me dijo, "mire los de ARENA sí­ son maliyas. Y yo me equivoque de camisa porque lleva esos colores", dijo intentando convencerme que fuera a su restaurante.

La intensidad y frecuencias de los mensajes "clavo" de campaña electoral bien elaborados, pueden influir y mucho en la percepción del individuo sobre la realidad, independientemente su edad. Siendo que el público infantil es "influenciador" por excelencia, el ciclo de la comunicación se consuma cuando los niños/as repiten mensajes que escuchan en el hogar de los medios virtuales y tradicionales, de sus padres/madres o tutores y en las escuelas de compañeritos y compañeritas.

Los medios virtuales y tradicionales han demostrado su efectividad en el moldeamiento de la percepción sobre la realidad. Por ejemplo, al niño de 13 años, estudiante de escuela pública que recibe zapatos, uniformes, alimento gratuito, nadie le explicó que ese avance es resultado de un proceso polí­tico, ni sus padres, ni sus maestros/as ni sus pares. Algunos dirán que no tiene por qué discernir realidades polí­ticas, que no está en edad. Eso serí­a al menos subestimar la capacidad cognitiva de la niñez, sin embargo, las opiniones de todos estos niños/as con quienes platiqué, de varios estratos socio económicos, son resultado de estí­mulos de comunicación que influyen en cómo perciben la realidad (más allá de la exposición a los medios virtuales y tradicionales).

No es casualidad que la pista musical de un spot de la campaña de GANA orientando cómo votar haya sido infantil. Ni casualidad es que ese candidato haya manipulado el sistema electoral para hacer prevalecer su "pantone" (color). Todos son factores de posicionamiento de marca. No es casualidad cada exabrupto, berrinche o autoflagelación mediática del personaje ahora presidente. Todo es parte de su estrategia, que cabrí­a en un paquete de neurobranding, o programación neurolinguistica, que no es más que la manipulación emocional del receptor de mensajes "clavo".

Tampoco es casualidad que nadie de quienes votaron por el presidente electo, sepa responder cuáles son las tales "nuevas ideas" o por qué si se supone no son "los mismos de siempre", su presidente electo se rodea por "los mismos de siempre". Tampoco responden cómo se supone que el resultado electoral es "voto castigo a los partidos", habiendo votado por uno. Las campañas electorales no apelan al "logos" (raciocinio lógico), o al "ethos" (ética y moral), sino a las emociones.

El partido del presidente electo gastó en propaganda USD $9,466,137.50, de acuerdo con el cuarto informe del monitoreo al gasto de campaña electoral que elaboró el Centro de Monitoreo Electoral de Acción Ciudadana, sin contar el gasto en propaganda en redes sociales y por tanto el monto puede ser mucho mayor. Gastó mucho más que el también derechista partido ARENA, tradicional campeón en este rubro a razón de sus poderosos financistas.

Pondero sobre todo la efectividad de la campaña electoral celeste que, aprovechando los yerros de sus adversarios, supo posicionar sus mensajes "clavo". Al final del dí­a, quienes denostan a "los mismos de siempre", resultan ser…"los mismos de siempre".

spot_img

También te puede interesar

Herbert Vargas
Colaborador
spot_img

Últimas noticias