spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

“Sí­ hay empresariado interesado en invertir en El Salvador”

FOMILENIO II lanza este miércoles la tercera convocatoria para que potenciales inversionistas nacionales y extranjeros puedan invertir en el paí­s

spot_imgspot_img

La encargada del Fondo de Apuesta por Inversiones (API), Claudia Dubón, manifestó este miércoles que hay empresariado nacional y extranjero interesado en invertir en El Salvador, muestra de ello es que  en la segunda convocatoria del fondo se recibieron unos 127 interesados de diversos rubros, de estos ya se han seleccionado 23 proyectos.

“Si hay un empresario fuera y dentro del paí­s interesado en invertir en El Salvador,  $196 millones en proyectos privados de inversión sometidos al fondo”, explicó.

Dubón aclaró que API no aplica únicamente para franja costero marina, y financiará proyectos que se localicen en otras partes del territorio nacional.  En el departamento de Chalatenango algunas cooperativas, incluso, han presentado sus propuestas.

El Fondo de Atracción de Inversión estará compuesto de $50 millones que aporta el Gobierno salvadoreño y $25 millones por parte de Fomilenio; este miércoles se lanza la convocatoria para que potenciales inversionistas puedan invertir y estará abierta hasta agotar el Fondo.

Dubón mencionó que ya hay proyectos contemplados en Sonsonate, San Vicente, Chalatenango y Santa Ana, en este último hay interés por desarrollar proyectos energéticos de fuente solar y eólica. Asimismo mencionó el apoyo al proyecto se Aeroman que emplearí­a a unos 900 técnicos.

William Pleitez, director ejecutivo de Fomilenio II apuntó, que esta segunda etapa del fondo, “mejorará de manera importante las perspectivas económicas del paí­s”, añadió que tiene una fuerte apuesta por los asocios público ““privados.

"Para tener éxito este paí­s necesita aumentar las tasas de ahorro, crecimiento y empleo", acotó durante una entrevista matutina.

Según Pleitez: El éxito de API no será agotar los $75 millones, sino que se institucionalice la herramienta y que se siga utilizando para atraer inversión.

Los fondos serán orientados para la construcción de bienes públicos como caminos de acceso, suministro de aguas y saneamiento, iluminación, entre otros, que permitan dar mayor competitividad a la iniciativa de inversión privada.

La inversión mí­nima privada para aplicar a API es de $100,000 y pueden presentar sus proyectos personas naturales, empresas, cooperativas. 

Autoridades coinciden en que la ejecución de este segundo compacto será clave para el crecimiento económico y entre más se fortalezca el clima de inversión, habrá menos pobreza. Esta segunda etapa llega justo en el momento en que El Salvador se enfrenta a serios problemas de inseguridad y altos í­ndices de homicidios, no obstante, las partes involucradas coinciden en que el impacto del programa incluso contribuirá a la prevención de violencia.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias