sábado, 29 de enero del 2022

Seguridad se retracta al descartar que hermanos Toledo no fueron asesinados por consumo de drogas

Ministro de Seguridad dice que todos los medios de comunicación tergiversaron sus palabras, respecto a la postura de "una relación directa entre jóvenes-droga-pandilla".

spot_img

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, tuvo que corregirse públicamente al descartar que los hermanos Guerrero Toledo no fueron asesinados por un problema de compra de estupefacientes a pandilleros.

Semanas atrás, Villatoro adelantó criterio producto a las investigaciones que realizaban las autoridades de este caso de los jóvenes que desaparecieron el pasado 18 de septiembre en Santa Tecla y luego fueron encontrados sin vida el 23 de diciembre en una fosa ubicada en la hacienda Suiza, del municipio de Nuevo Cuscatlán.

El caso que impactó al país y al mismo gabinete, según declaró el mismo ministro de Seguridad, fue “una guerra sin cuartel” que llevó a las autoridades a crear una “fuerza de tarea especial” para investigar.

Esta investigación empezó a hacerse pública el pasado 8 de noviembre, a casi dos meses de la desaparición de los jóvenes. En esa ocasión, Villatoro declaró a la prensa que había “una relación por el consumo o venta de droga en este caso”, y agregó: “aquí quiero hacer un vehemente llamado a los padres de familia, que por favor veamos en qué actividades andan nuestros hijos”.

También dijo que hay “una relación directa entre jóvenes-droga-pandilla”. Esto ocasionó que la madre de los jóvenes desaparecidos, Ivette Toledo, tuviera que dar una conferencia al día siguiente, en la que desmintió al ministro de Seguridad y exigió justicia.

Este jueves, Villatoro se retractó al afirmar que los hermanos Guerrero fueron desaparecidos y luego asesinados por la clica Teclas Locos Salvatruchos, de la MS-13, que tiene control de la venta de drogas en la zona.

“Estaba todo esto relacionado a la venta de drogas que tienen ellos (pandilleros). Tienen en su territorio, lo que hablábamos del impacto del narcotráfico internacional en las ciudades, que hay mucha violencia efectivamente (…) Digamos que es parte de ese accionar de estos grupos irregulares, de esta clica en específico, que estaba desapareciendo personas”, indicó el funcionario.

Además, el ministro de Seguridad justificó sus anteriores declaraciones diciendo que fueron tergiversadas por los medios de comunicación.

“Ellos (los hermanos Guerrero) interactuaban en esa zona donde ellos (los pandilleros) tenían cierto control de actividades ilícitas. En ningún momento estamos estableciendo una relación de los hermanos con ellos. Eso fue parte de algo que se tergiversó, simplemente hubo una acción criminal en contra de ellos”, destacó.

El ministro de Seguridad aseguró, además, que mientras buscaban los cuerpos de los hermanos Guerrero Toledo en Nuevo Cuscatlán, las autoridades se encontraron con los restos de Jimena Ramírez, la joven futbolista que desapareció en octubre pasado en el mismo lugar: la colonia Quezaltepec, de Santa Tecla.

Los tres asesinatos fueron cometidos por la clica Tecla Locos Salvatruchos, estructura delincuencial que opera en la zona, y luego fueron sepultados en distintas fosas clandestinas de Nuevo Cuscatlán, según mencionó el ministro.

“Naturalmente era un área que hemos encontrado, no es ningún secreto, ahí también, en este mismo esfuerzo de búsqueda de los cuerpos de los hermanos, encontramos también el cuerpo de la futbolista, que también en un hecho de similares circunstancias, en la Quezaltepec, realizado por la misma estructura”, acotó.

Ante la pregunta sobre si habrá un refuerzo de seguridad en la referida colonia, Villatoro dijo que no es necesario.

“No es una zona donde haya que llevar más seguridad, ya la tenemos controlada”, afirmó.

Además, Villatoro minimizó el resto de desapariciones reportadas en todo el territorio, que, según dijo, son en su mayoría “ausencias voluntarias”.

“¿Cuántos casos de desaparecidos hemos tenido? No son situaciones que atañen 100 % a la seguridad pública, porque la mayoría de casos han sido ausencias voluntarias”, afirmó.

Agregó que “por primera vez hay una reducción de los hechos delictivos. Estamos a las puertas de cerrar el mejor año en materia de seguridad en la historia de este país”.

El funcionario explicó que “no ha sido fácil revertir lo que se dejó en 40 años”, pero el trabajo articulado entre instituciones ha permitido frenar el accionar delincuencial y capturar a aquellos que roben la paz de los salvadoreños.

La estrategia interinstitucional también ha tenido en cuenta la implementación de nuevos efectivo en el Plan Control Territorial, que para su fase 4 ya se han sumado más de 3 mil elementos entre la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil.

“El Plan Control Territorial al ser un plan holístico, parte de uno de los componentes esenciales como es el trabajo del Gabinete de Seguridad ampliado de la mano con la Fiscalía y nuestras unidades de investigación territoriales de la Policía”, apuntó.

El ministro dijo que gracias a estas acciones se han capturado más de 2,250 sujetos vinculados a homicidios en el año, entre órdenes administrativas, judiciales y casos en flagrancia. Esto ha logrado que la cartera de Seguridad en el 2021 pueda bajar un 30% la tasa de la impunidad que se tenía en el país, la cual en gobiernos anteriores se mantenía en 97%.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias