spot_img
spot_img
martes, 26 de octubre del 2021

Reserva moral: Oxígeno social

Vivimos una pandemia con una fuerte turbulencia política, estamos a las puertas de una tormenta perfecta, la confrontación entre los Órganos de gobierno sacude dramáticamente al país, la clase política se revuelca en un pantano de intereses político-electorales, se siguen desgastando y perdiendo credibilidad y no logran encontrar el norte que los legitime políticamente. La situación económico-social es aterradora: la pobreza aumentará del 28 al 39%, se incrementará el desempleo, la informalidad y el subempleo, las remesas tendrán una disminución muy fuerte. Estamos a las puertas de una recesión peor que la de 2009.

Frente a la conducta de la clase política. Se debe de acudir a la Reserva Moral de la Sociedad. Hoy les corresponde a las organizaciones de la sociedad civil la tarea de aportar con la lucidez de sus conocimientos y los principios éticos, propuestas para contribuir a la reconstrucción de una sociedad mejor. Es necesario contar con un sujeto político-social que se involucre en la comprensión y transformación de la sociedad. Un grupo de notables, representantes de universidades, tanques de pensamiento, organizaciones sociales, iglesias, que actúe con principios humanistas y democráticos.

Necesitamos de la Reserva Moral de la sociedad para que elabore propuestas para enfrentar al menos tres aspectos con urgencia: el impacto en la salud que provoca el Coronavirus, que busque en segundo lugar, soluciones en lo económico, para enfrentar el quiebre de empresas, el desempleo, garantizar un ingreso mínimo universal, propuestas para que las PYMES puedan salir adelante, diseñar un plan de soberanía alimentaria y en lo político medidas que promueva la gobernabilidad democrática y el respeto a la Constitución. Los fondos para enfrentar la emergencia y la reconstrucción del país se conseguirán a partir de un mayor endeudamiento externo es necesario que un equipo de economistas se plantee opciones para la condonación de deuda con los organismos financieros internacionales A la Reserva Moral le toca convertir esta adversidad en una oportunidad para reivindicar, que todos los salvadoreños, gocen de los derechos económicos, sociales y culturales: Como la universalización de la salud y la educación, el derecho al agua, al saneamiento ambiental, a la vivienda, a la seguridad social y que implemente un ingreso mínimo garantizado. Las distintas fuerzas sociales del país deben presentar una serie de propuestas que permitan consensos básicos de país.

No se puede obviar la necesidad de plantear un Pacto Fiscal de carácter progresivo. Ya el ICEFI propone nuevos impuestos al consumo de lujo, al patrimonio e impuestos ambientales. Además de un impuesto extraordinario de solidaridad y responsabilidad social y empresarial

Es necesario que el Gobierno se deje ayudar. Es indiscutible que al principio el Órgano Ejecutivo tomo tempranamente medidas para enfrentar la pandemia que fueron adecuadas. Hoy quien puede sumarse y contribuir a la solución de los graves problemas del país es un comité multidisciplinario de la sociedad civil. Todavía estamos a tiempo. No es difícil hacer lo correcto. Lo difícil es saber que es lo correcto. Pero cuando se sabe que es lo correcto, es imposible no hacer lo correcto.

spot_img

Últimas entradas